Ir al contenido principal

Deep Purple – Perfect strangers (Polydor, 1984)


Se dice rápido –y con cierto vértigo para algunos de nosotros– pero sí, el Perfect strangers es otro de esos discos que este año cumplen su cuadragésimo aniversario. Casi nada. En esa época yo ya conocía a Blackmore y sus Rainbow pero de Deep Purple sólo me había comprado un recopilatorio (comentado aquí), aunque un compañero de clase me había dejado tiempo atrás el Made in Japan. Ah amigos, pero entonces cayó este disco en mis manos, el que suponía la reunión de la formación más clásica de la banda, la mítica Mark II. Recuerdo que me sonó a unos Rainbow más épicos y me alucinó tanto que cuando pasaron por Barcelona en su gira de presentación y regreso a los escenarios no paré hasta que en casa me dejaron ir al concierto. Fue mi primer concierto por lo que, además de considerar al disco una pasada, le tengo especial cariño a ese lanzamiento. 
 

El origen del reencuentro se ubica en la primavera de 1984. Ritchie Blackmore y Roger Glover habían grabado con Rainbow el exitoso Bent out of shape (aquí), Ian Gillan estaba en Black Sabbath tras editar el controvertido Born again (aquí), mientras que Ian Paice había tocado en el Victims of the future (aquí) de Gary Moore tras grabar junto a Jon Lord el Saints and sinners de Whitesnake. Precisamente el teclista estaba de gira con David Coverdale por Escandinavia cuando recibió una llamada de Blackmore para preguntarle qué opinaba de reunir nuevamente al Mark II. A Lord le debió parecer bien la idea (y la enorme cantidad de dinero puesta sobre la mesa) porque el grupo en pleno formalizó por escrito su compromiso en las oficinas neoyorquinas de Thames Talent y el mes siguiente se hospedaron en el Von Trapp Lodge, al norte de Vermont, donde tuvieron lugar unas fructíferas sesiones de ensayos de riffs e ideas diversas. Inicialmente se había pensado grabar el disco en el mismo lugar, pero al final hubo un problema con los permisos y hasta el mes de julio no encontraron una nueva ubicación. Así es como, con el tráiler Le Mobile de Guy Charbonneau –ya os he hablado varias veces en este espacio de ese camión/estudio– la banda se alojó en la mansión Horizons y durante seis semanas dió forma a las bases de lo que sería un nuevo disco de Deep Purple en casi una década. 
 

En septiembre viajaron hasta Hamburgo y en el Tennessee Tonstudio –un estudio fundado por Michael Wagener–, con Roger Glover a los controles, se procedió a añadir coros, solos y realizar las mezclas de Perfect strangers. El álbum, con una portada de Glenn Dean ilustrando el ya icónico logo diseñado por Craig Sprovach, tenía el siguiente track list
 
A 
Knocking at your back door 
Under the gun 
Nobody’s home 
Mean streak 
 
B 
Perfect strangers 
A gypsy’s kiss 
Wasted sunsets 
Hungry daze 
 

El inicio del disco es de campeonato, una Knocking at your back door que comienza con el Hammond de Lord in crescendo, luego el bajo de Glover y la batería de Paice entrando escalonadamente y finalmente el riff de Blackmore y la voz de Gillan. Las dulces Lucy y Nancy no sé quienes eran, pero ellas y la historia que explica cómo dejaban abierta la puerta de atrás al amor –ya me entendéis– se convirtieron en las protagonistas del primer temazo del disco. Qué estribillo, qué teclados, qué solos... QUÉ TODO. Under the gun es otro temazo –¿qué canción de este disco no lo es?–, con un solo en el que Blackmore se vuelve a lucir. Por cierto, siempre me ha parecido muy original la inclusión de unas notas de Pompa y circunstancia de Elgar en el solo. Y planeando por toda la canción, el sonido del Hammond de Lord. Sublime. Unas notas de sintetizador presentan la rockera Nobody’s home, con un sonido más clásico y setentero, menos moderno... no sé, más purpleniano que rainbowiano para entendernos. El tema está caracterizado por un solo de Lord y es el único compuesto por todo el grupo. Quizas por eso no tiene tanta presencia de Blackmore. Y finaliza la cara con Mean streak, con una gran interpretación vocal de Gillan, que me vuelve a recordar unos Rainbow con esteroides y tiene un largo solo de Blackmore
 

Damos la vuelta al vinilo y nos encontramos con Perfect strangers, el tema titulo, ligado para siempre en mi memoria a su video clip, con esas imágenes de los miembros de la banda reunidos en armonía, departiendo y ensayando, tomando copas y compartiendo momentos distendidos en un ambiente al parecer con buen rollito. Tiene algunas partes que siempre me han recordado un poco al riff de la zeppeliniana Kashmir. A gypsy’s kiss me parece también muy rainbowiana, aunque creo que el toque del solo compartido de Blackmore y Lord la purpleliza. Un momento inolvidable de la canción es ese ¡Geronimoooo! gritado por Gillan. Toca estremecerse con Wasted sunsets, un temazo cargado de emoción, ejecutado por Blackmore a la guitarra de manera excepcional y con una interpretación vocal muy sentida a cargo de Gillan. Es otro de los highlights del disco y quizás mi tema preferido de todo el álbum, que me sigue poniendo el vello de punta después de tantos años. El álbum se cierra con una extraña Hungry daze, con una especie de solo de Paice incluido, que pese a ser fantástica como todas las del disco, me desentona bastante después de la anterior, que es con la que yo hubiese cerrado el álbum por todo lo alto. Pero ¿acaso voy a saber yo más que Roger Glover?, pues eso. 
 








En fin, eso es todo cuanto puedo decir de este vinilo imprescindible en cualquier colección dedicada al hard rock del último tercio del siglo pasado. Pasadlo bien y tened cuidado ahí fuera. 
 
@Kingpiltrafilla

Comentarios

  1. Este lo tenía en mi lista para traerlo al blog. Y me alegra que lo hayas hecho tú. Yo no le hubiera puesto tanta pasión. Me parece un DISCARRAL, ojito, pero no tengo la afinidad personal tuya por él. Coincido en ese toque Rainbow no ya de este disco, si no de los que aguantó Blackmore en esta etapa dentro de la banda. Un momento top, desde luego, con Lord en plenitud y Gillan siendo todavía Gillan. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo5/7/24 20:01

      Tú siempre tan amable. Quizás es cierto que el ser mi puerta de entrada a los conciertos en directo de mis héroes musicales le aporta un plus, pero me extraña que como el DISCARRAL que es no lo hubieses defendido con igual pasión. Como digo, imprescindible. Un abrazo y feliz fin de semana. KING

      Eliminar
  2. Anónimo5/7/24 22:54

    Que buena entrada 👏👏👏 para mi, este está en el top 5 de Purple, no le sobra ni una nota y la banda estaba que se salía. Grandísimo disco y grandísimos los Purple. Raul L.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo6/7/24 09:15

      Gracias Raúl. Y respecto al álbum, no puedo estar más de acuerdo contigo. Saludos. KING

      Eliminar
  3. Has resumido en este post una parte fundamental de la historia del hard rock. Tambien yo le tengo un especial cariño a este disco, sobre todo por la canción "Knocking...", que es une de mis favoritas de toda su carrera, igual que el disco. Yo era un crio cuando sucedió esta reunión. Pero ya estaba enganchado al "Made in Japan", así que recuerdo vivir el acontecimiento como un suceso histórico (y realmente lo fue). Y ese video de "Knocking..." que tenía grabado en una cinta VHS (supongo que lo echarían en "Tocata") lo vi hasta desgastar la cinta. Me trae muy buenos recuerdos, y esa melodía la tengo grabada a fuego.... También recuerdo el video de "Perfect Strangers", con ese "buen rollo" que explicas. Aunque con el tiempo supe que el reencuentro fue más producto del pastón que alguien les puso sobre la mesa para juntarse, que el verdadero buen rollo que había entre ellos... ja, ja.
    Buenísimo el post, con la historia explicada de manera excelente. Y un discazo, si señor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo6/7/24 10:47

      Gracias. Sí, yo también tengo los dos vídeos grabados en algunas de las VHS que tengo en el fondo del armario. La verdad es que con estos clásicos imprescindibles, uno siempre acierta. Saludos.

      Eliminar
  4. Gran entrada, de una gran trabajo. Mira por donde yo lo tengo y lo pongo mucho, pero .... en cd, mira que no lo tengo en vinilo... lo tendré que remediar. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo6/7/24 13:29

      Yo creo que en eso hay consenso, es un DISCARRAL sin mácula. Un abrazo Paco. Se te echa de menos últimamente. Gracias por tus amables palabras. KING

      Eliminar
  5. Buah!, me has tocado el corazón con esta pedazo de entrada. Además estoy de acuerdo en todo, muy bien vistas esas referencias musicales, sobre todo el aire zeppeliano en 'Perfect Strangers', un tema que a los baterías nos gusta mucho por esos desplazamientos que lleva, y es que Paice es un DIOS, así de claro. En esta época estaban en plena forma y aprovechando las herramientas que te otorga la madurez musical para sacarte la chorra en un disco inmenso, muy bueno. Me encanta que pudieras verlos en directo por aquel entonces. Envidia y de la chunga jajajajajaja. Un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo6/7/24 13:59

      En efecto, disco inmenso. Es extraño, porque en los ochenta, PAICE aparecía en todas las listas de baterías a respetar pero con los años parece que se le ha ido dejando un poco de lado. Y lo de la envidia chunga está muy bien, pero no olvides que el que los viese en directo en esa gira sólo indica que soy viejuno jejeje. Abrazo de vuelta. KING

      Eliminar
  6. Con buena polla bien se fo... Grupazo y discazo. La entrada, como siempre, buenísima.
    Este fin de semana por fin te has portado, ya era hora. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo7/7/24 10:01

      ¿Cómo que por fin te has portado?, menudo estás hecho. Que yo sé que no eres tan blandenguer, pero a veces... En fin, que me parece perfecto que te haya encantado, pero otras veces también he acertado contigo, eh. Claro que también tienen buena polla KISS y sigues enfurruñado, con los brazos cruzados y diciendo "no me guttan, no me guttan". En fin, hay que quererte como eres jajajaja. Un abrazo y feliz semana. KING

      Eliminar
  7. Buenísimo!!!! Me ha encantado tu escrito, con toda la información, pero (y lo más importante) cargado de emotividad. Envidia sana de que les hubieras visto en directo en esa gira y además en tu primer concierto!! Eso es algo que no se olvida en la vida.
    "Perfect Strangers" es uno de mis discos favoritos de los Deep Purple. Elegante, melódico y épico (como comentas). Cuando Rainbow encontró a Deep Purple.
    Todo el disco es una Obra Maestra, yo también lo tengo en vinilo y casi lo he gastado de tanto ponerlo, jejejejjeee. Los 7 minutos de "Knocking at your Back Door" me hipnotizan, igual que a Diskobox, puedo escuchar ese tema en bucle, que nunca me canso. Es un tema PERFECTO.
    En una de las bandas en las que toqué, hacíamos una versión del tema "Perfect Strangers" y recuerdo que era complicado que la banda cuadráramos la parte de los golpes, sobre todo la parte final con diferentes compases, era totalmente progresiva!! El disco está lleno de matices. Y qué decir de "Wasted Sunsets", a mí también me pone los pelos de punta. Una de las mejores baladas de Rainbow pero en un disco de Deep Purple (compartían materia prima, claro!). Realmente, da igual en qué surco caiga la aguja, siempre acertaremos porque todo el disco es sublime. Igual que tu entrada.

    Buena semana King!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Otros crímenes...

Only Child - Only Child (Rampage, 1988)

  Y tras unas semanas de entregas más o menos conocidas y vistosas, hoy vuelvo a compartir uno de esos discos de mi basurilla musical hardroquera. Aunque, quizá, este sea uno de los más populares de todos (no lo conoce nadie, Rocko, calla, cómo no lo van a conocer). Only Child es el nombre de una efímera banda que formó el cantante, guitarrista, compositor, productor y, según su página web, “one of the top AOR musicians of all time” Paul Sabu. Cómo te quedas. Paul nació en una familia de artistas del celuloide: su padre, Sabu Dastagir, un (casi) famoso actor de origen indio que forma parte del Hollywood Walk of Fame, falleció cuando Paul tenía apenas tres años; su madre fue una (semi) desconocida actriz llamada Marilyn Cooper que desarrolló su carrera en el cine y en Broadway, siendo su mayor éxito el papel de Rosalia en la performance original de West Side Story (1959).  Quizá este mundillo le animó a tocar el piano, la guitarra y cantar con una precocidad sorprendente. Aún siendo un

Yunque – Coge a tu Chica/Carne de Cañón (Discos Cada – 2022)

Unreleased 7” from 1988 Spanish heavy metal With the roars of the mighcy Atila singer (Pegatina portada) YUNQUE , mítica banda valenciana de Ribarroja del Turia, que hay que distinguir de otras que funcionaban en la misma época con el mismo nombre por otros lares del país, registró un single promocional en 1988, grabado en el estudio Sonodisc de Valen Guillot, teclista de los también valencianos  Tarántula , que no vio la luz debido a un incendio que acabó con las copias producidas, solo se salvaron cinco, y a la separación de la banda lo que malogró una nueva edición.  Hace un par de años se rescataron definitivamente del olvido los dos temas que lo componen para disfrute de todo tipo de heavies, los ochenteros, el resto y los coleccionistas, gracias a Discos Cada y a Larry Martí cantante de la banda, que también lo fue de la no menos mítica  Atila , quién ha aportado el material sonoro, que ha sido remasterizado para la ocasión, y gráfico, incluida la portada, obra del recordado peri

Maniac "Maniac" (Hot Blood Records 1985)

Maniac fue una banda que tocando en vivo expresaba todo el sentimiento metalero de los años '80s, lo que demuestra que las canciones están diseñadas con canciones veloces desde el principio. Incluso prepararon letras irónicas y charlas teatrales. Por otra parte, este fue un lanzamiento de los años ochenta, cuando el metal prácticamente vivía en escenarios y en los autobuses turísticos. El álbum homónimo es corto y lo suficientemente variado para mantener los oídos e interés del oyente a lo largo del álbum, y lo suficientemente bueno como para atraerlo desde el principio. Aquí tenemos a los austriacos Maniac con su álbum homónimo "Maniac" en el año de 1985. Aquí ponen en la portada del disco a un emblemático actor de cine que lleva en la expresión lo que la agrupación quería transmitir con sus composiciones. El rostro de Jack Nicholson de una memorable escena de la cinta "El Resplandor" ha servido para hacer la tapa del disco.  Aquí hay mucho speed

Los Rodríguez - Buena suerte (Pasión, 1991 - Polydor, 2022)

  Una de las bandas más importantes en universo rock-en-español de los años 90 (quizá de cualquier década) faltaba aún en nuestra particular vinilopedia. Los Rodríguez se formaron en algún lugar entre Argentina y España y se afincaron en Madrid con la ferviente intención de conquistar el mundo. Iniciaron esta andadura como quinteto. Ariel Rot y Julián Infante, compañeros en los famosos Tequila, andaban dando tumbos y buscando un proyecto firme desde que se disolviera la banda. En Buenos Aires consiguieron engañar a Andrés Calamaro, por entonces girando con Los Abuelos de la Nada y probando suerte en solitario. Estos tres calaveras reclutaron a Guille Martín para ocuparse del bajo, amiguete de Infante, y a Germán Vilella para darle a la batería. Martín había formado parte de Desperados (junto a Rafa Hernández, fundador de La Frontera) y Vilella tenía un sonado currículum al lado de gente como Luz Casal o Antonio Flores, entre otros.  Decidieron tomárselo como una hoja en blanco y pone