Ir al contenido principal

Deep Purple – Deepest Purple (The very best of Deep Purple) (Harvest-1980)


Si hace unos meses os hablaba de un recopilatorio de Led Zeppelin –tres vinilos nada más y nada menos– y admitía que se trataba de una entrada no de relleno pero sí de vagancia y gandulería, hoy hago lo propio con los Deep Purple –mi ingreso hospitalario de hace unas semanas me trastocó un poco el calendario– y este disco de sus mejores temazos titulado Deepest Purple y subtitulado The very best of Deep Purple. En esta ocasión sólo nos encontramos con un humilde vinilo y una funda simple que nada tiene que ver con la edición cuidada de los Zeppelin, pero lo que aquí hay es cremita, amigos. Porque, si Encarnita se preguntaba aquello de “¿A quién no le va a gustar un baptisterio romano del siglo primero?” –cada vez dudo más que los jóvenes lean este blog, así que la parroquia de asiduos viejunos supongo que pillarán la referencia–, yo me siento libre para parafrasearla y preguntarme de igual forma a quién no le va a gustar un recopilatorio de Deep Purple. Pues eso.
 

Mi primer contacto con la banda fue a través de su Made in Japan gracias a un amigo, pero el día que iba a comprármelo... me llevé el Speak of the devil de Ozzy Osbourne. Cuestión de prioridades. Luego me hice fan de Rainbow antes que de los Purple por lo que mientras iba completando la discografía del grupo de Blackmore, me compré este recopilatorio del que me llamó la atención su portada, de la que aún hoy desconozco su autor. En el aspecto musical, tenemos canciones tanto de la época del Mk.II como del Mk.III (¿hace falta que os nombre a los intérpretes?) y –como ya os he dicho que la entrada es más de compromiso que de otra cosa– no voy a comentároslas una por una. Tan solo decir que se trata de temazos imprescindibles de la historia de la música del siglo XX que no podéis dejar de disfrutar. 
 
Para quien le interese, el track list es: 
 
A 
Black night 
Speed king 
Fireball 
Strange kind of woman 
Child in time 
Woman from Tokyo 
 
B 
Highway star 
Space truckin’ 
Burn 
Stormbringer 
Demons eye 
Smoke on the water 
 

Por cierto, que en la cubierta y las galletas nos encontramos con una cosa que a mi me daba mucha rabia –los títulos traducidos al español, algo que me parecía de catetos– y que en la actualidad gusta a los coleccionistas extranjeros. 
 












Total, que aquí tenéis el grandes éxitos que debe tener cualquier persona que no conozca (o sí) a los Purple y quiera hacerse de una tacada con una selección inmejorable de sus temas setenteros. 
 
¡Feliz viernes! 
@KingPiltrafilla

Comentarios

  1. En fin, nada mas que añadir. Un disco lleno de clásicos absolutos. Yo también me metí en los Purple gracias al "Made in Japan" (una de mis primeras cintas grabadas). Y viví la época de la vuelta en los 80 del MkII con el "Perfect Strangers". Reconozco que tardé muchos anos en escuchar la época con Hughes y Coverdale. Sabia de la existencia de este disco, pero no conocía exactamente su contenido. Como ya he dicho alguna vez por este foro, no hay nada de malo en los discos recopilatorios, aunque luchas veces están algo menospreciados. Me parece una selección perfecta para conocer de una tacada su época de los 70. Buena entrada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario. Mi primer concierto fue el de la gira de Purple con Perfect Strangers, en el campo de fútbol del Sant Andreu en Barcelona. Ha llovido. Saludos y a disfrutar del fin de semana con música.

      Eliminar
  2. Apuesta sobre seguro. Gran recopilación. Me la compraría. Creía que tenía una en cd pero, o la he perdido o era una copia y la tiré. Buen finde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En efecto, a no ser que tengas la discografía de los Purple, este álbum es apostar sobre seguro. La mejor manera de conocer la historia de una banda con sus temas imprescindibles. Saludos y buen finde igualmente.

      Eliminar
  3. La portada completamente olvidable, lo de dentro exquisito, hay muy poco que acotar ante la inmensidad de los Purple aún hoy.
    Una gran colección Mister, un saludazo y que la salud te acompañe siempre!.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿En serio?, a mi la portada me gusta, la strato icónica y esas tonalidades purpúreas, todo muy purpleliano jejeje. Y sí, es una enorme colección de temazos. Saludos y gracias por comentar.

      Eliminar
  4. La verdad es que la entrada se comenta sola. Cualquiera viene aquí y dice que no le gustan "los parpel". Creo recordar que descubrí a la banda directamente con el "In rock", pero ya no lo tengo claro. En cualquier caso, mi disco favorito sigue siendo Burn. Ahí lo dejo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, ya he dicho que era entrada facilona y de pereza. Como dices, no creo que haya demasiado discusión en decir que a uno no le gusta, no sólo los parpel sino su Grandes Éxitos. Y el Burn es estupendo, claro... pero yo soy MkII a muerte. Me pasa como con Van Halen. Me encanta Hagar, lo sabes, pero VH es DLR. Pues aquí igual, Whitesnake fueron enormes, pero DP es Gillan, en mi humilde opinión, of course. Abrazo de vuelta y a ver que se trae la gente por aquí el próximo viernes.

      Eliminar

Publicar un comentario

Otros crímenes...

Only Child - Only Child (Rampage, 1988)

  Y tras unas semanas de entregas más o menos conocidas y vistosas, hoy vuelvo a compartir uno de esos discos de mi basurilla musical hardroquera. Aunque, quizá, este sea uno de los más populares de todos (no lo conoce nadie, Rocko, calla, cómo no lo van a conocer). Only Child es el nombre de una efímera banda que formó el cantante, guitarrista, compositor, productor y, según su página web, “one of the top AOR musicians of all time” Paul Sabu. Cómo te quedas. Paul nació en una familia de artistas del celuloide: su padre, Sabu Dastagir, un (casi) famoso actor de origen indio que forma parte del Hollywood Walk of Fame, falleció cuando Paul tenía apenas tres años; su madre fue una (semi) desconocida actriz llamada Marilyn Cooper que desarrolló su carrera en el cine y en Broadway, siendo su mayor éxito el papel de Rosalia en la performance original de West Side Story (1959).  Quizá este mundillo le animó a tocar el piano, la guitarra y cantar con una precocidad sorprendente. Aún siendo un

Yunque – Coge a tu Chica/Carne de Cañón (Discos Cada – 2022)

Unreleased 7” from 1988 Spanish heavy metal With the roars of the mighcy Atila singer (Pegatina portada) YUNQUE , mítica banda valenciana de Ribarroja del Turia, que hay que distinguir de otras que funcionaban en la misma época con el mismo nombre por otros lares del país, registró un single promocional en 1988, grabado en el estudio Sonodisc de Valen Guillot, teclista de los también valencianos  Tarántula , que no vio la luz debido a un incendio que acabó con las copias producidas, solo se salvaron cinco, y a la separación de la banda lo que malogró una nueva edición.  Hace un par de años se rescataron definitivamente del olvido los dos temas que lo componen para disfrute de todo tipo de heavies, los ochenteros, el resto y los coleccionistas, gracias a Discos Cada y a Larry Martí cantante de la banda, que también lo fue de la no menos mítica  Atila , quién ha aportado el material sonoro, que ha sido remasterizado para la ocasión, y gráfico, incluida la portada, obra del recordado peri

Deep Purple – Perfect strangers (Polydor, 1984)

Se dice rápido –y con cierto vértigo para algunos de nosotros– pero sí, el Perfect strangers es otro de esos discos que este año cumplen su cuadragésimo aniversario. Casi nada. En esa época yo ya conocía a Blackmore y sus Rainbow pero de Deep Purple sólo me había comprado un recopilatorio (comentado aquí ), aunque un compañero de clase me había dejado tiempo atrás el Made in Japan . Ah amigos, pero entonces cayó este disco en mis manos, el que suponía la reunión de la formación más clásica de la banda, la mítica Mark II . Recuerdo que me sonó a unos Rainbow más épicos y me alucinó tanto que cuando pasaron por Barcelona en su gira de presentación y regreso a los escenarios no paré hasta que en casa me dejaron ir al concierto. Fue mi primer concierto por lo que, además de considerar al disco una pasada, le tengo especial cariño a ese lanzamiento.    El origen del reencuentro se ubica en

Maniac "Maniac" (Hot Blood Records 1985)

Maniac fue una banda que tocando en vivo expresaba todo el sentimiento metalero de los años '80s, lo que demuestra que las canciones están diseñadas con canciones veloces desde el principio. Incluso prepararon letras irónicas y charlas teatrales. Por otra parte, este fue un lanzamiento de los años ochenta, cuando el metal prácticamente vivía en escenarios y en los autobuses turísticos. El álbum homónimo es corto y lo suficientemente variado para mantener los oídos e interés del oyente a lo largo del álbum, y lo suficientemente bueno como para atraerlo desde el principio. Aquí tenemos a los austriacos Maniac con su álbum homónimo "Maniac" en el año de 1985. Aquí ponen en la portada del disco a un emblemático actor de cine que lleva en la expresión lo que la agrupación quería transmitir con sus composiciones. El rostro de Jack Nicholson de una memorable escena de la cinta "El Resplandor" ha servido para hacer la tapa del disco.  Aquí hay mucho speed

Los Rodríguez - Buena suerte (Pasión, 1991 - Polydor, 2022)

  Una de las bandas más importantes en universo rock-en-español de los años 90 (quizá de cualquier década) faltaba aún en nuestra particular vinilopedia. Los Rodríguez se formaron en algún lugar entre Argentina y España y se afincaron en Madrid con la ferviente intención de conquistar el mundo. Iniciaron esta andadura como quinteto. Ariel Rot y Julián Infante, compañeros en los famosos Tequila, andaban dando tumbos y buscando un proyecto firme desde que se disolviera la banda. En Buenos Aires consiguieron engañar a Andrés Calamaro, por entonces girando con Los Abuelos de la Nada y probando suerte en solitario. Estos tres calaveras reclutaron a Guille Martín para ocuparse del bajo, amiguete de Infante, y a Germán Vilella para darle a la batería. Martín había formado parte de Desperados (junto a Rafa Hernández, fundador de La Frontera) y Vilella tenía un sonado currículum al lado de gente como Luz Casal o Antonio Flores, entre otros.  Decidieron tomárselo como una hoja en blanco y pone