Ir al contenido principal

Entradas

Zucchero Fornaciari - Blue's (Polydor, 1987)

    Siguiendo la aventura por idiomas menos transitados en este blog, llegamos al italiano, después de haber pasado por el portugués , el alemán y el francés . Tranquilos que me quedan sólo un par de discos para terminar esta travesía. Bueno, quizás tres si decido hacer un poco de trampas. Aunque el título del disco esté en inglés y sea un poco equívoco:   Blue’s . Algunos dirán que Zucchero es un sinvergüenza, que no entiende ni una pizca de blues. Pero yo creo que este álbum es un homenaje a los grandes padres del blues y del soul pero sin copiarlos. Más como reescribiéndolo (aparte de los robos tradicionales en el italiano a la figura inconmensurable de Joe Cocker) para llevarlo a otro terreno, usando los mismos instrumentos y esquemas, pero a su manera: por ejemplo, los versos parecen encaminados a adaptarse a la música, con el sonido más americano posible, con juegos de palabras que hacen referencia. a la jerga americana o dialecto. Me estoy dando cuenta que me he metido ya

Doctor Divago - "La Tierra Prometida" (2023)

...la filosofía del grupo en cuanto a textos incide en la tradición Divago, si cabe con el añadido aportado por la madurez y enjundia adquirida durante los más de treinta años de andadura musical. Por  Jorge García . Que el año, en materia discográfica, dé el pistoletazo de salida con el nuevo disco de la banda valenciana  Doctor Divago  perfectamente podría suponer un buen augurio y un más que ilusionante punto de partida para alcanzar un buen 2023. En esta casa y por parte de un servidor, que como ya saben es un fiel seguidor del grupo, hacía semanas que predecíamos lo que finalmente ha llegado a rebufo de las fiestas navideñas: que  "La Tierra Prometida" , que es el título de esta nueva tanda de canciones, estaba llamado a ser un nuevo logro musical y lírico de los valencianos capitaneados por  Manolo Bertrán  que ensancha su ya de por sí inapelable trayectoria musical. Los temas que iban presentando el disco entero y que se sucedieron durante el último tercio de 2022 así

Vamp - The rich don't rock (Atlantic, 1989)

  ¿Qué hacía falta para triunfar en el rock a finales de los ochenta? Exacto: unos chicos guapos con mucha peluquería, un productor de renombre y una compañía poniendo dinero. Aquí tenemos a los melenudos: Dicki Filszer a la batería, Oliver Scholz al bajo, Ricolf Cross a las guitarras y Tom Bellini a la voz. Tres alemanes (de Bonn para más señas) y un cantante yanqui. El productor: Tony Platt, quien había trabajado a la sombra de «Mutt» Lange para AC/DC y Foreigner y se había curtido en singles y discos de Iron Maiden, Saxon, Motorhead o Gary Moore, entre otros. ¿Y la compañía? No podía ser más grande: Atlantic.  Además, estos muchachos parieron una joyita de hard rock que puede rivalizar con cualquiera. La voz de Bellini, sin destacar del conglomerado de cantantes de la época, resulta fantástica, muy bien trabajada en el estudio y con unas interpretaciones de altura. Cross juega con el shredding, claro, pero sin abandonar la melodía y dejando unos riff estupendos. La pareja rítmica su

Megadeth – So far, so good... so what! (Capitol records –1988)

Amiguitos, os traigo hoy un disco que está un poco como en tierra de nadie –el eslabón (no) perdido entre el icónico Peace sells... but who’s buying? y el megapelotazo Rust in peace –, una obra de transición que poca gente acostumbra a mencionar en su lista de preferidos de esta banda y un álbum del que al parecer ni el propio Mustaine quedó contento. Nunca he entendido la razón porque (atención, spoiler ) a mi me encanta. Por esa época, Megadeth era cualquier cosa menos un ejemplo de sobriedad. El alcohol y la heroína campaban por sus anchas en el seno de la banda, pero por lo menos el núcleo duro de la misma –los dos Dave , Mustaine y el bajista Ellefson – tenía algo más claras sus prioridades, lo contrario que el batería Gar Samuelson y el guitarrista Chris Poland . Se cuenta que este último incluso empeñaba material e instrumentos del grupo para pagarse la droga.    Así las

Topo – Marea negra (1982 – CBS)

Estaba viendo el primer capítulo en una conocida plataforma la serie  El apagón   y al instante me vino a la mente un temazo de los ochenta de una banda española. Total, para qué continuar con la serie si me podía pinchar uno de mis discos y bandas preferidas, una de esas que me han acompañado desde guacho, que hacía tiempo que no ponía en el plato. Hay prioridades. Conforme iban sonado cada uno de los temas en el tocadiscos y escuchando detenidamente las letras, joder como qué tenemos los mismos problemas que hace cuarenta y un años: la vida perra de los músicos, la guerra fría, los que se creen o realmente están por encima del bien y del mal, el paro juvenil, la contaminación en general y de los mares en particular, el sometimiento tecnológica o el despertar de la masa ante las injusticias. Menos mal que siempre queda ese mensaje de que  todo se puede arreglar.  Ya, pero ¿cuándo? Si no habéis imaginado ya a qué álbum me estaba refiriendo, se trata del  Marea Negra  de los madrileños