viernes, 15 de junio de 2012

S.A.D.O. – Dirty Fantasy (1988)


Esta vez no os enseñaré vinilos de colección –aunque ya tengo algo en mente para la semana que viene-, hoy os traigo uno de esos álbumes en los que la carencia de conocimientos sobre sus autores vino suplida por la portada o mejor dicho la contraportada de la obra, que era sin duda una cubierta que llamaba la atención desde el cajón de los vinilos. En realidad el grupo no era un completo desconocido para mi ya que había leído algo sobre ellos en críticas en Metal Hammer o alguna revista de esas sobre su anterior álbum Circle of Friends, sin embargo a esas alturas no tenía ni idea de que anteriormente los alemanes ya habían sacado Shout!. Por eso , aunque en la era preinternet no había manera de escuchar música si no era pillando alguna emisora extranjera en onda larga o escuchando algunos programas en horas intempestivas o emisoras piratas, me arriesgué –obnubilado por esa maestra de aspecto tan simpático- presto a descubrir qué era lo que habían hecho S.A.D.O. en ese Dirty Fantasy. Por suerte, el contenido resultó ser notable para mi gusto y me proporcionó una buena banda sonora en diversos momentos de mi día a día a partir de entonces.



Con producción del grupo y Harris Johns –habitual de un buen monton de bandas como Tankard, Sodom, Helloween, Kreator o Voivod- los alemanes hicieron un álbum caracterizado por la voz algo udodirkscheideriana de Andrè Cook –por cierto, el único que permaneció en los cuatro discos de la banda, que variaba de line up con cada uno de ellos- y sobre todo las guitarras de Jorg Powileit y Andy Malecek. El listado de canciones era el siguiente...



Cara A

The door
Dirty charms
Riches makes enemies
I’m never ever blue
Strike back

Cara B

Cities on flame
On the races
Gamblin’ fool
Dancing in the dark
Homicide

... entre las que en mi opinión destacaban I’m never ever blue, Riches makes enemies, On the races –que quizás no era la mejor, pero me encantaba- y Gamblin’ fool. De esta última os traigo un clip que no había visto nunca y me he encontrado ahora buscando material para mostraros.


Además de este Dirty Fantasy y los dos álbumes anteriores que os he mencionado, S.A.D.O. –o Andre Cook and friends- editaron en 1990 un nuevo vinilo titulado Sensitive, que –además de recuperar temas de su primer Shout!- no estaba mal del todo pero no llegaba al nivel de su predecesor y tras el cual la banda desapareció. Feliz fin de semana.

@KingPiltrafilla

7 comentarios:

  1. ¿Quién no ha pillado un disco por su carpeta intuyendo lo que nos podríamos encontrar dentro? Una veces hemos acertado y otras pues cagada. Me alegro que acertaras con este King. Tomo nota de la banda que no conocía. Por cierto, nunca tuve una profesora como esa ;D jajaja. Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Recuerdo esta portada, que tiempos, todo aquello que traia Noise era de obligada adquisicion, todo el speed metal de la epoca, vaya pasta me deje en discos de helloween, coroner....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Metalheads -entonces nos llamábamos jebis- de los 80/90, ¡uníos!

      Eliminar
  3. Os voy a contar una anecdota. No conseguia de ninguna manera el "Into the pandemoniun" de Celtic Frost en vinilo (os estoy hablando de hace ni me acuerdo de años), y aprovechando un viaje a Barna, me apunte la direccion de noise records y me planté allì, pero ya habian cerrado

    ResponderEliminar
  4. Pues yo sí tuve una profesora como esa, y en un colegio de curas. No os quiero ni contar, recuerdo a los más golfos de la clase tirando los lápices al suelo para verle las piernas y más arriba.

    Yo siempre lo he tenido claro, si hubiese triunfado en el mundo del rock (cosa casi imposible en este país), haría discos con portadas como estas, y videoclips con muchas chicas, pero muchas muchas.

    En cuanto a lo que comentáis de las casas de discos, ayer pasé por la calle Tallers de Barcelona, de los pocos sitios que quedan donde hay tiendas físicas de discos, y Castelló (la de música clásica) ha cerrado.
    Estuve en Revolver Records para cambiar un disco que me regalaron y la verdad, es que visto lo visto, cada vez les veo menos futuro. No se lo que durarán. Una pena.

    ResponderEliminar
  5. La calle Tallers era la Meca a la que cada semana peregrinaba yo hace años. Desde las Ramblas hasta la Plaça Universitat había tropecientas tiendas de discos. Y ahora ¿cuantas sobreviven?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues yo creo que si entras por un extremo de la calle hasta el otro, igual hay cinco tiendas, no creo equivocarme por mucho.
      En las calles colindantes también puedes encontrar alguna tienda despistada, pero como bien dices, no es lo que era.
      Además, se le ha plantado cerca Fnac y eso les ha hecho mucho daño, porque no pueden competir con ese monstruo ni de coña, y ya no hablemos de la tienda por internet.
      En fin, los tiempos han cambiado.

      Eliminar