Ir al contenido principal

Hades – Entre el fuego y la cruz (2021 - Leyenda Records)

Volvemos al Foro con una de las bandas más enigmáticas y uno de los vinilos con la historia más rara que se ha encargado de parir el heavy español. A ver como os lo cuento, por partes, como decía aquel…


Pues comenzando por el principio, y con cuestiones que se conocen a poco que te des una vuelta por la red, HADES nace en el barrio madrileño de Carabanchel del año 1984, de la mano de unos jovencísimos Gerardo López, guitarra, nuestro admirado Niko del Hierro, al bajo, quién como sabéis -o deberíais- ha pasado por la flor y nata de las bandas madrileñas de género, baste nombrar a Saratoga, King Kong, Ñu o Barón Rojo, Francisco Medina a la batería y Eduardo González, voz cantante.

La banda concursa en el VII (1984) y en el VIII (1985) TrofeoRock Duro Villa de Madrid, en su categoría de rock duro, y aunque van pasando rondas no logran llegar a semifinales. Por cierto, en esos años ganaron Alcaudón y Sangre Azul, respectivamente. Creo que ya os lo he recomendado en alguna que otra ocasión pero no está de más otra, aquí está disponible el libro 30 Años del Villa (1978-2008).

En 1985 grabaron en los estudios Trak de la capital, producido por Masa (Módulos Audio Visuales, S.A.) a través de la independiente Gloria Records, su primer y único vinilo titulado Entre el fuego y la cruz. Los seis temas que contiene el plástico, de puro y auténtico heavy metal, con música en la que participa toda la banda y letras de Nico, en el que da nombre al mini LP y que lo abre a un ritmo endiablado, el medio tiempo-balada cañera “Fantasía para el duende”', “Hades”, que se me antoja la más currada y guitarrera del álbum, y “La reina”; de Eduardo en “La magia del rock”, auténtico himno de la banda para levantar al personal en los conciertos, y de este último a pachas con Gerardo en “El camino de los dioses", el más speedico de todos los temas. Todos ellos influenciados por los sonidos preferidos de la banda como Bon Jovi, Rainbow o Vandenberg. Sus objetivos, como comentaron en su momento en la Heavy, ver como funciona el disco y tocar lo más posible, cosa que hicieron por locales de la capital.



Yo tuve conocimiento del disco en el mítico blog Hard RockManiacs, que me permitió grabar un cd que sonó en coche y casa durante más o menos una década.

Ni qué decir tiene que intenté buscar el vinilo, hasta que leí que se promocionó en prensa y radio, pero nunca llegó a salir a venta al público. Por cierto, hoy he mirado a ver si se publicitó o intento venderse en los famosos e imprescindibles boletines BID de Discoplay que están disponible en la en red y no he logrado encontrarlo, lo que indica que efectivamente nunca se puso a la venta.

Si, que, hace unos años, en el servicio de orientaprecios de todocoleccion, comprobé que habían vendido un ejemplar “promocional” del disco, pero solo el vinilo, sin carpeta, con D.L.: M-20749-1985.

Bueno pues hasta aquí os puedo leer hasta donde yo sabía o investigué.





En esto, me entero que Leyenda Records, como sabéis sello especializado en rescatar mediante reediciones mejoradas los discos más olvidados del heavy nacional, no por ello exentos de calidad, va a editar en 2020 el trabajo de Hades, primero en cassette (100 copias), en 2021 en cd (500 copias, con libreto), que por supuesto me pillé y ¡ohh, gracias chicos! en vinilo, primero, 100 copias de plástico color negro, y unos meses más tarde, 500 copias de un vinilo color rojo, que es el que hoy os traigo.

Gracias al libreto de la edición, de donde he sacado la información que a partir de aquí os narro a mi manera, Eduardo el cantante es llamado a hacer la mili y le sustituye Juan “Phil” Galicia, y poco después este por Adolfo Rubio.

Con nuevo cantante y con la expectación que seguía despertando el trabajo, se graba de nuevo todos los temas que estaban en el disco anterior, en los estudios Micro y con la misma compañía. De nuevo, no se supo nada de la venta al público de esta nueva grabación.

Pero aquí no acaba la historia. Cuentan desde Leyenda que, de esta última grabación se hicieron muy pocas copias en vinilo que fueron para la banda y para radios, no se sabe si hay más, pero, curiosamente, era Eduardo, su primer cantante, quién salía con el resto de la banda en la foto de portada.

Y lo mejor, unas semanas después, nos sigue contando Leyenda Records, aparecieron nuevas copias, pero ya en portada con la imagen de Adolfo, el cantante que participó en esta grabación. En la impagable e imprescindible Discogs está la prueba de ello:





Como era de esperar con tantas historias y decepciones, de nuevo una banda que prometía, solo hay que escuchar su trabajo, decidió disolverse.

Volviendo al vinilo de Leyenda, ha sido editado utilizando la primitiva grabación, realizada en agosto de 1985 en Trak por Juan Ignacio Cuadrado como técnico de sonido, que nunca llegó a editarse, y que ha sido restaurada digitalmente para la ocasión por Jose M. Navia (Audiorestauración Estudios) y masterizado por Yeray López (Th1rt3en Studios). La fotografía de portada, con la imagen de la banda que realizó esta primera grabación, Eduardo incluido, es de Néstor Chprintzer.

Termino ya, pero antes, agradecer de nuevo a toda esta gente que trabaja para sacar a la luz álbumes descatalogados u olvidados durante décadas en un cajón y que nunca llegaron a publicarse, vídeos nunca vistos o información nueva que aportar a la historia del rock y al heavy español, para el disfrute de todos los seguidores del género. 

Como siempre, os pido que seáis felices y escuchéis buena música, que fijo es la que a vosotrxs más os gusta.

 


Comentarios

  1. Como siempre, una entrada didáctica y reveladora. Hay que ver la de grupos que comenzaron ilusionados una carrera y los pocos que consiguieron mantenerse. Los encuentro interesantes aunque sin un sonido distintivo que los haga especiales. Y hablando del sonido, el de la batería es horrible, aunque no sé si es culpa del tal Cuadrado, el equipo del estudio o el paso a YouTube del álbum, eso ya lo dirás tú. Por otra parte, las guitarras suenan relativamente bien pero las melodías me recuerdan bastante a los primeros Maiden. En fin, este viernes ha quedado hard rockera la cosa. Un abrazo, amigo. KING

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En primer lugar, perdona por contestar después de un año ;D ... A mi me parece una banda que hubiera prosperado pero solo unas pocas superan ese primer trabajo. En el caso del sonido, creo que el lp está grabado no con los master originales sino con una copia de no sé qué. Y su paso a youtube como dices hace que se distorsione el sonido que en el plato suena aceptablemente bien. Un fuerte abrazo King y desearte lo mejor para este 2024. Un fuerte abrazo. P

      Eliminar
  2. Como King ya ha hablado del ilusionante comienzo de muchas bandas que acaba en la nada absoluta (como es el caso), yo me voy a centrar en rescatar la labor de Leyenda Records. Gracias a esta gente tenemos de manera más o menos decente en formato físico mucha música que estaba en cajones o en manos de especuladores a precios prohibitivos. De hecho, alguna edición en cedé tengo por aquí, casi siempre llena de extras. De eso del sonido, en fin, si el máster tiene una calidad, pues más no se puede hacer. Seguro que en vinilo suena un poco mejor que este enlace a youtube. Lo importante es tener el legado vivo. Y de eso aquí sabemos mucho. Anda que no traemos vinilos que no conoce ni la madre del artista en cuestión. ¡Hacemos una labor social y cultural de la hostia! Un abrazo, compañero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues con mis disculpas por contestarte un año después, poco que decir que no hayamos dicho ya. Hace tiempo que no sabemos nada de Leyenda pero hay alguna otra que ha cogido el relevo, más alguna iniciativa como "ellas son eléctricas" están haciendo eso labor de rescate de material inédito y de reeditar LPs que merecen la pena. Y si, lo que hacemos aquí, no creo que tenga algo parecido por la red, sobre todo en variedad. Un fuerte abrazo y desearte lo mejor para este 2024. P

      Eliminar

Publicar un comentario

Otros crímenes...

Only Child - Only Child (Rampage, 1988)

  Y tras unas semanas de entregas más o menos conocidas y vistosas, hoy vuelvo a compartir uno de esos discos de mi basurilla musical hardroquera. Aunque, quizá, este sea uno de los más populares de todos (no lo conoce nadie, Rocko, calla, cómo no lo van a conocer). Only Child es el nombre de una efímera banda que formó el cantante, guitarrista, compositor, productor y, según su página web, “one of the top AOR musicians of all time” Paul Sabu. Cómo te quedas. Paul nació en una familia de artistas del celuloide: su padre, Sabu Dastagir, un (casi) famoso actor de origen indio que forma parte del Hollywood Walk of Fame, falleció cuando Paul tenía apenas tres años; su madre fue una (semi) desconocida actriz llamada Marilyn Cooper que desarrolló su carrera en el cine y en Broadway, siendo su mayor éxito el papel de Rosalia en la performance original de West Side Story (1959).  Quizá este mundillo le animó a tocar el piano, la guitarra y cantar con una precocidad sorprendente. Aún siendo un

Yunque – Coge a tu Chica/Carne de Cañón (Discos Cada – 2022)

Unreleased 7” from 1988 Spanish heavy metal With the roars of the mighcy Atila singer (Pegatina portada) YUNQUE , mítica banda valenciana de Ribarroja del Turia, que hay que distinguir de otras que funcionaban en la misma época con el mismo nombre por otros lares del país, registró un single promocional en 1988, grabado en el estudio Sonodisc de Valen Guillot, teclista de los también valencianos  Tarántula , que no vio la luz debido a un incendio que acabó con las copias producidas, solo se salvaron cinco, y a la separación de la banda lo que malogró una nueva edición.  Hace un par de años se rescataron definitivamente del olvido los dos temas que lo componen para disfrute de todo tipo de heavies, los ochenteros, el resto y los coleccionistas, gracias a Discos Cada y a Larry Martí cantante de la banda, que también lo fue de la no menos mítica  Atila , quién ha aportado el material sonoro, que ha sido remasterizado para la ocasión, y gráfico, incluida la portada, obra del recordado peri

Deep Purple – Perfect strangers (Polydor, 1984)

Se dice rápido –y con cierto vértigo para algunos de nosotros– pero sí, el Perfect strangers es otro de esos discos que este año cumplen su cuadragésimo aniversario. Casi nada. En esa época yo ya conocía a Blackmore y sus Rainbow pero de Deep Purple sólo me había comprado un recopilatorio (comentado aquí ), aunque un compañero de clase me había dejado tiempo atrás el Made in Japan . Ah amigos, pero entonces cayó este disco en mis manos, el que suponía la reunión de la formación más clásica de la banda, la mítica Mark II . Recuerdo que me sonó a unos Rainbow más épicos y me alucinó tanto que cuando pasaron por Barcelona en su gira de presentación y regreso a los escenarios no paré hasta que en casa me dejaron ir al concierto. Fue mi primer concierto por lo que, además de considerar al disco una pasada, le tengo especial cariño a ese lanzamiento.    El origen del reencuentro se ubica en

Maniac "Maniac" (Hot Blood Records 1985)

Maniac fue una banda que tocando en vivo expresaba todo el sentimiento metalero de los años '80s, lo que demuestra que las canciones están diseñadas con canciones veloces desde el principio. Incluso prepararon letras irónicas y charlas teatrales. Por otra parte, este fue un lanzamiento de los años ochenta, cuando el metal prácticamente vivía en escenarios y en los autobuses turísticos. El álbum homónimo es corto y lo suficientemente variado para mantener los oídos e interés del oyente a lo largo del álbum, y lo suficientemente bueno como para atraerlo desde el principio. Aquí tenemos a los austriacos Maniac con su álbum homónimo "Maniac" en el año de 1985. Aquí ponen en la portada del disco a un emblemático actor de cine que lleva en la expresión lo que la agrupación quería transmitir con sus composiciones. El rostro de Jack Nicholson de una memorable escena de la cinta "El Resplandor" ha servido para hacer la tapa del disco.  Aquí hay mucho speed

Los Rodríguez - Buena suerte (Pasión, 1991 - Polydor, 2022)

  Una de las bandas más importantes en universo rock-en-español de los años 90 (quizá de cualquier década) faltaba aún en nuestra particular vinilopedia. Los Rodríguez se formaron en algún lugar entre Argentina y España y se afincaron en Madrid con la ferviente intención de conquistar el mundo. Iniciaron esta andadura como quinteto. Ariel Rot y Julián Infante, compañeros en los famosos Tequila, andaban dando tumbos y buscando un proyecto firme desde que se disolviera la banda. En Buenos Aires consiguieron engañar a Andrés Calamaro, por entonces girando con Los Abuelos de la Nada y probando suerte en solitario. Estos tres calaveras reclutaron a Guille Martín para ocuparse del bajo, amiguete de Infante, y a Germán Vilella para darle a la batería. Martín había formado parte de Desperados (junto a Rafa Hernández, fundador de La Frontera) y Vilella tenía un sonado currículum al lado de gente como Luz Casal o Antonio Flores, entre otros.  Decidieron tomárselo como una hoja en blanco y pone