viernes, 9 de noviembre de 2012

Pearl Jam - Live on Ten legs - 2010



De unos años a esta parte se ha puesto de moda el formato vinilo. Para los que crecimos con ellos y aún los compramos resultó una trampa: los precios se inflaron. Un vinilo de un grupo actual o una reedición de algún clásico comienza a venderse demasiado caro y en muchas tiendas de segunda mano aprovecharon también para clavarnos algunos euros de más. 
Sin embargo, también trajo cosas buenas. Algunas bandas se preocupan por ofrecer a los fans productos bien elaborados y que merecen la pena la inversión. Es el caso del vinilo de mi entrada de hoy.
Aprovechando el veinte aniversario de la banda, Pearl Jam editó el directo Live on ten legs, deudor del anterior Live on two legs del 98. Como aquel, no contiene temas de un único concierto, si no que está hecho a base de tomas de diversas actuaciones del año 2010. Lo publicaron en su propia compañía: Monkey Wrench Records.

La edición está muy cuidada. Doble vinilo de 180 gramos, encarpetado de lujo, fundas a todo color y en una caja que además contiene el cedé, fotografías y póster.


El sonido, como en todos los productos de la banda, se ha cuidado hasta el detalle. Suena limpio cuando hace falta, algo sucio cuando la canción lo requiere, pero siempre los instrumentos claros, cada guitarra por un canal, la batería omnipresente en el centro, la voz de Vedder destacando sin abrumar. En fin, una mezcla final muy buena.

La verdadera historia de Pearl Jam con los directos comenzó en el 2000 cuando editaron todos sus directos de aquel año y los pusieron a la venta a través de su web, en cedé y en descarga directa. Esto, entonces novedoso,  y que ahora hacen muchos otros artistas, se ha convertido en una constante. Cualquier concierto desde entonces está accesible en su página. Por eso, editar un directo con un formato clásico no tiene más valor que el mismo envoltorio, pero un envoltorio muy bien cuidado y con un sonido vinilero 100%.

A disfrutar el fin de semana.








1 comentario:

  1. Excelente aporte. De directos va la cosa... Y es que no hay nada como un buen concierto escuchado en vinilo. ¡Saludos! :)

    ResponderEliminar