Ir al contenido principal

Manolo Tena – Sangre Española (1992-Sony)

El paso de ser miembro de banda o bandas más o menos de éxito a intentar llevar con el mismo éxito una carrera en solitario no siempre lleva acarreado el éxito anterior.

No es el caso del añorado Manolo Tena.


Como sabéis Manolo pasó por Cucharada y por los míticos Alarma!!!, banda esta última que a pesar de su corta existencia es uno de mis grupos preferidos. Entre sus méritos, marcarse una de las mejores canciones del rock español, “Frio”, que pertenecía a un disco no menos importante, El lado oscuro (1985), que, por su puesto, ya habéis degustado por el barrio un par de años antes de fallecer Manolo, el 4 de abril de 2016.

Aunque en 1988 inició su carrera en solitario de la mano de Joaquín Sabina con su álbum “Tan raro”, el ÉXITO, así con mayúsculas y negrita, le llegó en 1992, aparcando su faceta más roquera -sin olvidarse en su totalidad- y edulcorando su sonido con Sangre Española, mi sugerencia vinílica para esta semana que me hace salir de mi zona de confort. En un principio lo compré en cd ya que, por aquella época andaba currando por el Foro -el equipo estaba en Cuenca-, para, posteriormente, ante lo mucho que me hacía disfrutar, aún hoy lo hace, conseguirlo en vinilo, ni me acuerdo ni dónde, ni cuándo, ni a cuánto.



Tras un tiempo por México y Nueva York, Manolo recala en Miami donde se fraguó y grabó, con el respaldo de Sony, y un grupo de músicos muy curtidos, Sangre Española. A base de mezclar de ritmos latinos y anglosajones, letras de autor (¿cantautor?) muy trabajadas e íntimas, cantadas con esa voz melancólica característica, consiguió un trabajo sobresaliente, divertido y bailable, en el que es muy difícil escoger una canción que supere al resto.

Las enumero. En la cara A, la mediática ‘Sangre Española’, el temazo ‘Quiero beber y no olvidar’, ‘Fuego en la piel’, ‘Qué te pasa’ , muy divertida, y ‘Sal y limón’.


Le damos la vuelta al vinilo y la cara B empieza con otro el tema más roquero ‘Tocar madera’, ‘Loco por verte’ nos enchufa para disfrutar a tope de dos joyas más ‘Desnudo bajo las lluvias’ ‘Llévame hasta el mar’ intimista y para mi la top, para finalizar con ‘Por derecho’, quizás el tema más flojo.

Aún nos va a hacer buen tiempo peña, así que aprovechadlo con buena música y compañía. Sed felices, es una orden.

paco_delatorre

Revolution Rock Ñ' Roll





Comentarios

  1. Joder qué recuerdos me trae este disco. Fuera de mis habituales escuchas hard&metal, gente como El Último de la Fila, Radio Futura, Los Ronaldos, Los Rodríguez o Alarma!! ocupaban mi tiempo en aquellos últimos ochenta y primeros noventa. Recibí con sorpresa este disco, cuyos sencillos sonaban todas las noches de fiesta en un garito y en otro, hasta casi cogerle manía. Quizá su obra más completa, con influencias diversas, buenos vientos y un combo percusivo pegajoso. Gran letrista, Tena. A pincharlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Menos al calamaro te compro al resto, puede que tenga la discografía del todos ellos. En los garitos de día o de noche había una mezcla musical aceptable, temas que tenemos todos en nuestro inconsciente musical sin que nos gusten los grupos o los artistas. No es el caso de Manolo, un crack con unas letras cojonudas. Saludos.

      Eliminar
  2. Pues mi zona de confort como bien dices, se salta con Manolo Tena. Pero el que no haya tarareado alguna de sus canciones : que tire la primera piedra.
    Por cierto ¿Alarma? No lo había oído.
    PacoRock siempre ilustrando. 🤘🏼larga vida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estas tardando en ponerte "El lado oscuro" seguro que te gustará. Hay vida, aunque poca fuera del hard, heavy y en general el rock, pero eso nos da una zona de confort muy amplia. Saludos primo

      Eliminar
  3. Buff... ¿tú también, Bruto? Vaya vinilo nos has traído este viernes, seguro que del gusto de la mayoría de los habituales del club, pero bastante anodino para este jebi de mierda, parafraseando al maestro de Petrolina. Entiéndeme, no me ha resultado tan indigesto como temía pero –como tú mismo has dicho– tampoco está en mi zona de confort. Eso sí, he de reconocer la carga poética que he encontrado en la mayoría de sus letras y reconocer que muchas de ellas ya las conocía, a mi pesar. Por cierto, sin que tenga relación, Llévame hasta el mar me ha recordado –a saber por qué– a Antonio Flores. Podría haberla cantado él perfectamente, en mi opinión. En fin, regresa pronto al metal patrio, aunque sea con malas producciones jejeje. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En una entrada anterior decías que tu señora te miraba mal cuando estabas escuchando black.... haberle puesto a Manolo y arrimado cebolleta... ;D El Tena era muy buen letrista y Antonio también, lo mismo un día de estos lo traigo por el barrio. Saludos.

      Eliminar
  4. Qué cabrón el Paco. Para que el King no se venga demasiado arriba con tres discos de lo suyo, le pones esto del Tena. Buen disco que, en mi opinión, ha mejorado con los años, principalmente porque era fácil cogerle manía por el éxito que tuvo.
    Una anécdota que creo que se lo oí al Mariskal cuando se murió Tena: en todos los periódicos decían que se había muerto un superviviente de las movida y bla. Y el Mariskal dijo que ni movida no hostia, que la vida del Tena era de puro rockero. Contaba incluso como tuvieron que irle a sacar del calabozo una día por una pelea porque tenía que actuar o grabar.
    En fin, buen finde a todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por bajarles los humos a los del black, que se estaban viniendo arriba ))))) Tenía mucho carácter el Tena y de la movida nada, rockero de los pies a la cabeza. No conocía la anécdota, me la apunto. Saludos.

      Eliminar

Publicar un comentario

Otros crímenes...

Zarpa (Rock) – Los 4 Jinetes del Apocalipsis (2021 – Sommor)

Hace un par de semanas  El Confidencial  publicaba un artículo, cuya lectura os recomiendo, con el siguiente titular:  Antes que Barón Rojo u Obús, el primer grupo de heavy metal de España surgió en la Valencia de 1978, pero nadie se enteró . Hilando fino yo hubiera añadido al título “ exclusivamente ”, ya que había bandas como  The Storm, Bloque, Asfalto, Ñu, Leño, Topo  o  Coz  que   ya habían facturado temas de este corte o muy parecido al heavy, pero en este mundillo parece importante que siempre haya que indicar un inicio o quién o quienes fueron los pioneros en algo en concreto. Ya os traje al blog el tercer álbum de  Zarpa ,  Herederos de un imperio , con lo cual pasamos de las presentaciones directamente a hablar de su primer trabajo.  Los 4 jinetes del Apocalipsis  fue grabado de un tirón en 1978 en los estudios Tabalet de Alboraya. Hay versiones que dicen que el trabajo se editó en vinilo, nunca nadie lo ha visto, otras que solo en cassette, parece ser que alguien vio que se

Nazareth - Malice in Wonderland (A&M Records, 1980)

  Hace unos días falleció uno de mis cantantes fetiche, Dan McCafferty, escocés que puso cara y voz a Nazareth desde sus inicios a finales de los sesenta hasta el año 2013, cuando aquejado de problemas crónicos de salud dio un paso al lado, retirándose de escenarios, giras y eventos varios. Veintidos discos en estudio nada menos, entre los que hoy rescato este Malice in Wonderland (1980) a modo de homenaje. Las enciclopedias dicen que este fue su undécimo esfuerzo en estudio. Tras cinco producciones a cargo del guitarrista Manny Charlton deciden acudir a un colega para que haga las labores de mando: Jeff Baster, músico que había formado parte de algunos de los mejores momentos de The Doobie Brothers . Tras unos discos de carácter duro deciden apostar por sonidos más "comerciales". Volver a los riffs de sus primeros años mezclado con un toque AOR, con voces más trabajadas en el estudio y arreglos de percusión, sintetizadores y capas de guitarras. Un sonido más blandengue, vaya

Últimos de Cuba – Un millón de ratas (1988 – Justine Records)

El otro día el @KingPiltrafilla se lamentaba, sin mucha convicción por su parte, de haber dejado pasar la oportunidad de pillar, en la última edición celebrada en Barcelona de una de las ferias internacionales del disco que pululan por todo el territorio patrio, un vinilo de una banda local de los años ochenta por 20 euros. Error, en buen estado y con el inserto, yo lo hubiera pillado. Esa misma sensación, con más o menos remordimiento, la hemos tenido tod@s al llegar a casa y comernos el coco por haber dejado allí una buena pieza o por haber comprado otra que lo mismo no teníamos planeado y aún teniéndolo por la pasta que nos ha costado, c'est la vie. Ese vinilo que el King dejó en la cubeta fue Un millón de ratas de los Últimos de Cuba, que hoy os sugiero escuchar. Algún/a colega lo pillará en otra feria. Este grupo de ¿hardcore? o ¿crossover? o ¿punk? o ¿speed? o ¿rock urbano? o ¿thrash?, yo qué sé, no sabría definir su sonido, ni me importa, elígelo tú, eso sí con unas letras,

Bonnie Raitt - Nick of Time (Capital Records, 1989)

      Sigo buceando en los vinilos que me compré a finales de los 80 y principios de los 90 de mujeres con voces personales. Alguna también en CD, claro. Ya os he traido por aquí a Alannah Myles , Cher , Melissa Etheridge , Belinda Carlisle , Bonnie Tyler . No sé por qué, pero durante unos años sentía predilección por ese tipo de voces. Quizás Bonnie Raitt sea la poseedora de la voz menos marcada entre todas las que os he ido contando. Pero recuerdo que el Lp de Nick of Time fue bastante promocionado, ganando diversos premios y creo que eso pesó casi más en la compra del vinilo que la atracción de su voz.   En absoluto quiero insinuar que el disco es malo. Sólo que podría ser mejor. Raitt comenzó en esto de la música a principios de los 70, con una mezcla de folk, blues y rock muy típica en aquellos lares americanos que llevó su disco de 1972 Give it Up al número uno. Durante esa década mantuvo un relativo éxito, pero en los ochenta casi desapareció del mapa. Terminó abandonando

Magnum - Goodnight L. A. (Polydor, 1990)

  Si hace unas semanas compartía por aquí el estupendo Chase the dragon  (1982) de los británicos Magnum , hoy traigo este Goodnight L.A. de 1990 con toda la intención, la de cerrar un círculo musical que llevó al quinteto de Birmingham desde el abandono de su compañía y la vida en una furgoneta hasta el éxito de ventas y público en pocos años. Sin embargo, esta historia, que alguna vez será contada como debe, estuvo tan llena de sinsabores como de éxitos. De hecho, Tony Clarkin, guitarrista y principal compositor, afirmó en una entrevista reciente: "los años ochenta fueron muy difíciles para un compositor; las compañías querían un tipo concreto de canción, una que pudieran vender fácil, una sin complicaciones y con unas características concretas". Y ese fue uno de los peajes que pagó Clarkin para alcanzar el ansiado éxito. Otro peaje vino de la mano: el sonido de los discos fue cambiando al mismo tiempo que los compositores que se encargaban de ellos. Tras alcanzar el puest