Ir al contenido principal

Zarpa (Rock) – Los 4 Jinetes del Apocalipsis (2021 – Sommor)

Hace un par de semanas El Confidencial publicaba un artículo, cuya lectura os recomiendo, con el siguiente titular: Antes que Barón Rojo u Obús, el primer grupo de heavy metal de España surgió en la Valencia de 1978, pero nadie se enteró.

Hilando fino yo hubiera añadido al título “exclusivamente”, ya que había bandas como The Storm, Bloque, Asfalto, Ñu, Leño, Topo Coz que ya habían facturado temas de este corte o muy parecido al heavy, pero en este mundillo parece importante que siempre haya que indicar un inicio o quién o quienes fueron los pioneros en algo en concreto.

Ya os traje al blog el tercer álbum de ZarpaHerederos de un imperio, con lo cual pasamos de las presentaciones directamente a hablar de su primer trabajo. Los 4 jinetes del Apocalipsis fue grabado de un tirón en 1978 en los estudios Tabalet de Alboraya. Hay versiones que dicen que el trabajo se editó en vinilo, nunca nadie lo ha visto, otras que solo en cassette, parece ser que alguien vio que se vendían en algunos conciertos de la banda por aquel entonces, el caso que con la grabación se le perdió la pista. 

Aunque editado en el pasado 2022 por Sommor en formato vinilo, lo cierto es que realmente fue rescatado del olvido en 2007 por Vicente Feijóo e Iberian Record en formato cedé por medio de una copia muy deteriorada, que se restauró y remasterizó al efecto, ya que, por lo visto, las cintas de 24 pistas originales se perdieron y el máster se pudrió.

El vinilo contiene cinco largos temas de un sonido doom-heavy primitivo y crudo muy recomendable, y que a la postre supone el germen del heavy que posteriormente hizo la banda y que nunca, después de 25 trabajos y 44 años después, han abandonado.


De esta cuidada edición, que cuenta con un inserto con la historia de la banda y del disco, tanto en castellano como en inglés, varias fotografías, las letras y una tira publicitaria que lacra la carpeta, se hicieron dos versiones, una con el vinilo rojo y otra con el típico color negro, que es la que yo tengo.

Y poco más tropa. Primero para tirarme el rollo aprovecho que esa tirilla de la que os he hablado hay unas coplas en inglés que voy a copiar aquí por si algún guiri curioso se pierde por este barrio y, para terminar, ordenaros que seáis felices este finde y durante todo el otoño que acabamos de inaugurar.





Los 4 Jinetes del Apocalipsis. 

Spanish proto-doom / Psychedelic hard-rock Monster from 1978!!

A conceptual album featuring five long tracks with raw in your fase sound and production, over charged fuzz & wah wah guitar, powerful vocals and studio effects.

This is must form any hard rock / metal / heavy psych aficionado, reissued form the first time on vinyl and remastered from original master tapes.

Including insert with loner notes and rare pictures from the archive of Vicente Feijóo, the original guitarist & vocalist from Zarpa.



Comentarios

  1. Leí ese artículo y con él me enteré de la existencia de la banda. Anda que no has tardado en desempolvar otra de tus joyas. Cómo dudar que tendrías una copia en vinilo de este álbum jajaja. Por cierto, no pueden negar que bebían de los Judas Priest. Ya en su primera canción hay un momento en que parece que el cantante va a decir eso de Once she was wonderful
    Once she was fine. Bueno, de los Priest y de Sabbath, por supuesto. Proto metal psicodélico y con pasajes progresivos. A saber lo que pensaríamos de este discazo tardosetentero si hubiese aparecido en Inglaterra o Alemania con una mejor producción. En fin, otra joyita para tu colección y desde ahora para el blog. Este sí me ha alegrado. Un abrazo y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando vi tu referencia en twitter, gracias, ya había leído el artículo. Zarpa es una de las bandas que sigo de siempre, muy discretamente siempre han estado ahí dando caña, sin mucho ruido pero con excelentes propuestas. No, no he tardado ni una semana en rescatar este trabajo de arqueología metalera. La propia banda dice que tienen como referente a los Judas y a los Sabbath, normal, quién no los tienen, con lo cual suenan muy parecidos... Me alegra que te haya gustado, cada día te sorprendo más con mis propuestas y eso quiere decir que aquí se hacía-hacen buen metal. Un fuerte abrazo amigo.

      Eliminar
  2. ¡Qué bueno traer por aquí a estos tipos! Desconocía esta reedición. Tiene muy buena pinta. La música, ya lo has dicho, muy metalera incluso para aquellos tiempos. Recuerdo tener alguna cinta de ellos. Aprovecho para apuntar la falta de atención que ha tenido la música menos popular de los setenta y los ochenta en este país, abandonada, en general, y apenas rescatada por locos (pongo de ejemplo a https://leyendarecords.com/). Menos mal que, poco a poco, van recuperándose algunos de aquellos discos perdidos, aunque no siempre con la suficiente calidad. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Reedición en sí no lo es, ya que en vinilo nunca llegó a publicarse. Estoy contigo en la recuperación de joyas perdidas y en la reedición de trabajos minoritarios que pasaron desapercibidos. Muchos de los que aquí os traigo en la edición original se están recuperando, ánimo para seguir hacerlo, pero si la producción fu horrible en su momento, sin las pistas originales el sonido no puede ser muy allá... Saludos

      Eliminar
  3. Pues me ha sorpredido y gustado bastante. Muy setentero, no me lo espera tan psicodélico. Un aplauso para ti y, sobre todo, para ellos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al final hacemos de tí una persona y todo ;D, intentaré sorprenderte en próximas propuestas. Un abrazo

      Eliminar

Publicar un comentario

Otros crímenes...

Nazareth - Malice in Wonderland (A&M Records, 1980)

  Hace unos días falleció uno de mis cantantes fetiche, Dan McCafferty, escocés que puso cara y voz a Nazareth desde sus inicios a finales de los sesenta hasta el año 2013, cuando aquejado de problemas crónicos de salud dio un paso al lado, retirándose de escenarios, giras y eventos varios. Veintidos discos en estudio nada menos, entre los que hoy rescato este Malice in Wonderland (1980) a modo de homenaje. Las enciclopedias dicen que este fue su undécimo esfuerzo en estudio. Tras cinco producciones a cargo del guitarrista Manny Charlton deciden acudir a un colega para que haga las labores de mando: Jeff Baster, músico que había formado parte de algunos de los mejores momentos de The Doobie Brothers . Tras unos discos de carácter duro deciden apostar por sonidos más "comerciales". Volver a los riffs de sus primeros años mezclado con un toque AOR, con voces más trabajadas en el estudio y arreglos de percusión, sintetizadores y capas de guitarras. Un sonido más blandengue, vaya

Bonnie Raitt - Nick of Time (Capital Records, 1989)

      Sigo buceando en los vinilos que me compré a finales de los 80 y principios de los 90 de mujeres con voces personales. Alguna también en CD, claro. Ya os he traido por aquí a Alannah Myles , Cher , Melissa Etheridge , Belinda Carlisle , Bonnie Tyler . No sé por qué, pero durante unos años sentía predilección por ese tipo de voces. Quizás Bonnie Raitt sea la poseedora de la voz menos marcada entre todas las que os he ido contando. Pero recuerdo que el Lp de Nick of Time fue bastante promocionado, ganando diversos premios y creo que eso pesó casi más en la compra del vinilo que la atracción de su voz.   En absoluto quiero insinuar que el disco es malo. Sólo que podría ser mejor. Raitt comenzó en esto de la música a principios de los 70, con una mezcla de folk, blues y rock muy típica en aquellos lares americanos que llevó su disco de 1972 Give it Up al número uno. Durante esa década mantuvo un relativo éxito, pero en los ochenta casi desapareció del mapa. Terminó abandonando

Últimos de Cuba – Un millón de ratas (1988 – Justine Records)

El otro día el @KingPiltrafilla se lamentaba, sin mucha convicción por su parte, de haber dejado pasar la oportunidad de pillar, en la última edición celebrada en Barcelona de una de las ferias internacionales del disco que pululan por todo el territorio patrio, un vinilo de una banda local de los años ochenta por 20 euros. Error, en buen estado y con el inserto, yo lo hubiera pillado. Esa misma sensación, con más o menos remordimiento, la hemos tenido tod@s al llegar a casa y comernos el coco por haber dejado allí una buena pieza o por haber comprado otra que lo mismo no teníamos planeado y aún teniéndolo por la pasta que nos ha costado, c'est la vie. Ese vinilo que el King dejó en la cubeta fue Un millón de ratas de los Últimos de Cuba, que hoy os sugiero escuchar. Algún/a colega lo pillará en otra feria. Este grupo de ¿hardcore? o ¿crossover? o ¿punk? o ¿speed? o ¿rock urbano? o ¿thrash?, yo qué sé, no sabría definir su sonido, ni me importa, elígelo tú, eso sí con unas letras,

Magnum - Goodnight L. A. (Polydor, 1990)

  Si hace unas semanas compartía por aquí el estupendo Chase the dragon  (1982) de los británicos Magnum , hoy traigo este Goodnight L.A. de 1990 con toda la intención, la de cerrar un círculo musical que llevó al quinteto de Birmingham desde el abandono de su compañía y la vida en una furgoneta hasta el éxito de ventas y público en pocos años. Sin embargo, esta historia, que alguna vez será contada como debe, estuvo tan llena de sinsabores como de éxitos. De hecho, Tony Clarkin, guitarrista y principal compositor, afirmó en una entrevista reciente: "los años ochenta fueron muy difíciles para un compositor; las compañías querían un tipo concreto de canción, una que pudieran vender fácil, una sin complicaciones y con unas características concretas". Y ese fue uno de los peajes que pagó Clarkin para alcanzar el ansiado éxito. Otro peaje vino de la mano: el sonido de los discos fue cambiando al mismo tiempo que los compositores que se encargaban de ellos. Tras alcanzar el puest