viernes, 15 de noviembre de 2013

UFO – Phenomenon (1974)


Al fabuloso Michael Schenker ya le conocía de sus The Michael Schenker Group cuando me decidí por hacerme con la discografía de UFO. No recordaba haber escuchado nada de ellos por lo que si comencé por este Phenomenon no fue por nada más que por esa maravillosa portada, esa fotografía coloreada inconfundible en la que se puede advertir un pegote que la afea y que se corresponde con el polvo acumulado en los restos de adhesivo de una de esas pegatinas en las que ponía Oferta o Precio rebajado o cualquier cosa por el estilo. Quedaba tan mal que uno siempre pretendía quitarlas con sumo cuidado hasta que aprendió que, o se llevaba la primera capa de pintura de la portada o se dejaba al aire una engorrosa mancha de goma que atraía a la suciedad como un imán. Batallitas del abuelo aparte, el trabajo de los británicos –que justo resultó ser el primero con Schenker en sus filas, así que di en el clavo- me impactó. Acostumbrado al hard’n’heavy y al thrash ochentero, ese hard rock elegante setentero –más tarde me pasó lo mismo con Thin Lizzy- me aportó el conocimiento de nuevos e interesantes sonidos, melodías que me enamoraron desde el primer momento y que no tenían mucho que ver con lo que estaba acostumbrado a escuchar. 

Con Phil Mogg al frente –otro de esos vocalistas de timbre inconfundible y característico-, Pete Way al bajo –a quien recientemente han diagnosticado un cáncer de próstata-, Andy Parker a la batería y un jovencísimo Michael Schenker a las guitarras que con solo diecinueve años compuso la práctica totalidad de los temas junto a Mogg, la banda se encerró –es una manera de hablar- en los londinenses Morgan studios con Leo Lyons a los controles. Unos meses después, Chrysalis sacaba al mercado esta joya con portada de Maurice Tate diseñada por Hipgnosis

El track list era: 

A 
Oh my 
Crystal light 
Doctor doctor 
Space child 
Rock bottom 

B 
Too young to know 
Time on my hands 
Built for comfort 
Lipstick traces 
Queen of the deep 

Oh my es una canción impresionante con regusto a blues rock –de hecho, todo el álbum está impregnado de ese tipo de atmósfera, responsabilidad sin duda de Lyons-, y podría parecerlo incluso de no ser por que está tocado a mayor velocidad de la que sería de esperar. Schenker está inmenso, como en todo el disco y como en la siguiente Crystal light, que se inicia con acústica y la preciosa voz de Mogg. El solo es sencillamente genial. Entonces llega Doctor doctor. ¿Qué decir de ese tema a estas alturas?, se trata de una porción de la historia del rock, una canción mítica. Space child es otro de esos temas que le hipnotizan a uno y que podría haber estado perfectamente en un álbum de Scorpions. Contiene otra magistral interpretación del guitarrista ¡qué no tenía ni veinte años! Y si antes os decía que Doctor doctor es mítica, llega la no menos imprescindible y hard rockera Rock bottom, con ese inconfundible riff y –me repito, lo sé- otra lección de cómo tocar una guitarra a cargo del tormentoso Michael
La cara B se inicia con Too young to know, quizás el tema más repetitivo del disco y el que menos me emociona. Time on my hands es otro medio tiempo con acústicas, tranquilito, para degustar relajado dejándose llevar, en el que –como es habitual- destacan la voz de Mogg y el buen gusto de Schenker a las seis cuerdas. Le sigue Built for comfort, el pedazo de tema de Willie Dixon que ya no deja dudas de cual es la línea musical que discurre bajo la superfície de Phenomenon. Tras el blues puro de la canción anterior, Schenker nos regala una pequeña instrumental antes de despedirnos un maravilloso Queen of the deep que le convierte a uno irremisiblemente en adorador de UFO con solo tener un mínimo de sensibilidad musical (un tema que sin tener relación, me recuerda mucho al Caviar and meths de los Priest). 


En resumen, que este álbum es un compendio de verdaderos himnos del hard blues rock melódico –que no AOR- de todos los tiempos, pasajes de extraordinaria belleza, una sólida base rítmica sin grietas, la carismatica voz de Mogg y la excelsa guitarra de Schenker

Sí amigos, mi copia de Phenomenon tiene un pegote en la portada... pero no la cambio por nada. 


¡Feliz viernes! 
@KingPiltrafilla

6 comentarios:

  1. UFO son inprescindibles..PHENOMENON es un discazo..SCHENKER es el puto amo de la Flying..y ROCK BOTTOM..lo peta, de mis temas preferidos..Saludos!!

    ResponderEliminar
  2. Un gran disco, como prácticamente toda la discografia de UFO con Schenker. La voz de Phil Mogg es otra de esas voces exquisitas del rock, una voz melancólica y especial que siempre he relacionado con la de Lynott. Enigmática y genial portada...respecto a lo del pegote, quizás si le da con un trapito de algodón con un poco de alcohol logre deshacerse de ello. Claro que, a estas alturas, ya forma parte del encanto del artwork.

    ResponderEliminar
  3. A mí me tiene Schenker en su nómina de fans cerrados. Un crack. Rock bottom, Doctor doctor, Queen of the deep... Un grande.

    ResponderEliminar
  4. Gracias a los tres por los comentarios. Definitivamente, no se puede hacer otra cosa que alabar y amar este álbum. Probaré lo del alcohol, Rafel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que no acabe destrozandote del todo la portada!! Si es así...yo no se nada!! XD

      Eliminar
  5. Discazo! Yo los conocí gracias a Doctor Doctor, un auténtico temazo! De sus comentarios, que decir, de 10 como siempre!
    Saludos

    ResponderEliminar