viernes, 12 de abril de 2019

Lucinda Williams - Lucinda Williams (2014 Lucinda Williams Music)


Buenísimos días de viernes, día de por sí maravilloso que en función de la música y la compañía elegidas puede llegar a confirmar la existencia de la perfección. De momento, la música llega de la mano de una de las mejores artesanas de canciones de las últimas décadas. Bastante desconocida en términos generales en España, la música de Lucinda Williams no es compatible con la frialdad del alma. Estas canciones erizan cada rincón de tu cuerpo con una facilidad cuya sensación de sorpresa decrece a medida que profundizas en su obra.
Decía que Lucinda Williams no es especialmente conocida en España, y no deja de ser curioso que un año después de su lanzamiento este disco fuese editado en nuestro país, con más pena que gloria. El caso es que, ocho años después de su anterior álbum, este disco demostró con sólidos argumentos en forma de canciones que la espera valió la pena. Nunca ha sido muy amiga, de todas formas, del ritmo de lanzamiento de discos de los 60, pero es de justicia ponerse en pie ante una trayectoria como la suya, como comentaba antes una de las grandes cancionistas.
Volviendo a este disco, la edición que traigo por aquí hoy es de 2014, pero que originalmente salió en 1988 vía Rough Trade. Lo encontré en Escridiscos por menos de 20 euros, y al final la cabra tira al monte. La lista de cancionazas que lo componen os la dejo al final.


El arranque con I Just Wanted To See You So Bad es soberbio, con una canción que es brillante y que define a la perfección lo que nos vamos a encontrar en el disco. "I must have been crazy but it sure felt right". Abandoned es una mezcla de desengaño con la dosis exacta de realidad para equilibrar la balanza en el término medio de la crueldad, con una letra que provocará más de un déjà vu. Big Red Sun es una de esas canciones imprescindibles en los días malos, por esa creciente necesidad de aprender a distinguir entre lo que importa y lo que no. Passionate Kisses, otra de las joyas con mayúsculas que tiene este disco, va mucho más allá de lo que cabe esperar de una canción de amor, y varios pasos más adelantada en cuanto a lo predecible en una artista que nada principalmente en las aguas de la americana music: "I want a full house and a rock and roll band". Crescent City, por la historia que cuenta pero sobre todo por cómo la cuenta, tiene un aroma a Bruce Springsteen que la convierte en joya con inmediatez, y Side Of The Road es, simplemente, una canción redonda. Algo olvidada entre tanta joya que abunda en este disco, es un medio tiempo espectacular con una magia sobrecogedora. Difícil iluminar más que esta canción. Y con esto y una Judas, salud y que nunca nos falte la música.








A1 I Just Wanted To See You So Bad
A2 The Night's Too Long
A3 Abandoned
A4 Big Red Sun Blues
A5 Like A Rose
A6 Changed The Locks
 
B1 Passionate Kisses
B2 Am I Too Blue
B3 Crescent City
B4 Side Of The Road
B5 Price To Pay
B6I Asked For Water (He Gave Me Gasoline)    

6 comentarios:

  1. Discazo Alberto. Si tuviera alguna vez una guitarra la llamaría "Lucinda", si es que suena a guitarra. Como siempre gran entrada. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buena sugerencia, sí señor, lo del nombre. Agradecido por la parte que me toca Paco. Saludoss

      Eliminar
  2. ¡Muy chulo! Voy a escucharlo entero que sólo conozco dos temas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te vas a arrepentir. En realidad, prácticamente cualquier disco de Lucinda es un acierto, es muy muy top

      Eliminar
  3. No tengo el gusto de haber escuchado este disco, así que intentaré ponerle remedio. Bonita edición. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La edición es preciosa, sin duda. Ponle remedio, que no te arrepentirás. Saludoss

      Eliminar