viernes, 27 de noviembre de 2015

Vio-lence "Eternal Nightmare" MCA Records (1988)



El Área de la Bahía de San Francisco fue un semillero de excelentes bandas del legendario sonido Thrash Metal en los años '80s, surgieron agrupaciones de las primera oleada y también de la segunda generación del estilo que dominaba en la década de los '80s. Entre ellas surgiría una de las bandas poco reconocidas pero que dejaron su trascendencia en su música elaborada durante sus maquetas y por supuesto su disco debut. Hablamos de la banda Vio-lence con su primer álbum titulado como "Eternal Nightmare" que vio la luz en la segunda mitad del año 1988 a través de la label MCA records una sublabel de Mechanix que sin duda nos ofrecieron una excelsa producción para todos los fans de la velocidad en los riffs de las canciones.

Éste quinteto se integraba en su tiempo por Sean Killian en la voz; Perry Strickland en la batería; Robb Flynn y Phil Demmel en las guitarras, así como Dean Dell en el bajo. Como dato para recordar el guitarrista principal Flynn es hoy en día reconocido por seguir su carrera con su propia banda, la agrupación numetalera Machine Head donde llevó cierta parte del sonido de su banda primigenia a la vez que obtener reconocimiento hasta nuestros días donde ha recorrido el mundo con su banda en diversos festivales para gusto de sus seguidores. Así producidos por John Cuniberti (Dead Kennedys, Tracy Chapman, Kevin Gilbert, PJ Harvey,  entre otros) tenemos una noche de "Eterna pesadilla" con el disco es cada una de las piezas que integran su debut.


El lado A viene con:
"Eternal Nightmare" – 6:10
"Serial Killer" – 2:58
"Phobophobia" – 6:31
"Calling in the Coroner" – 3:55

Lado B:
"T.D.S. (Take It as You Will)" – 5:04
"Bodies on Bodies" – 5:47
"Kill on Command" - 4:56 


El álbum careció de promoción pero como todo disco de culto fue promocionado de boca en boca por los metalheads de aquellos años donde la juventud tenía como grandes referentes a Venom, Metallica, Slayer, Megadeth, Anthrax o los Testament por nombrar algunos, sin duda que vinieron a contribuir con una colección de excelentes piezas para el ´headbanging´ hasta nuestros días. 


Inicia el disco con la velocidad de las guitarras de Flynn y Demmel donde nos introducen a una auténtica pesadilla, la voz desgarradora y aguda de Sean Killian nos va llevando a lo que se llama "Eternal Nightmare" una composición que sin duda te invitará al ´mosh pit´si no la haz escuchado y si ya la escuchaste seguro volverás a alucinar con éste poderoso clásico del thrash metal. Nos acaban de enganchar con sus poderosos guitarreos a la senda de Vio-lence.



Otra de las piezas que personalmente disfruto junto a muchos otros metalheads de la vieja y nueva guardia es el titulado como "Serial Killer" que sin lugar a dudas nos recuerda a las primeras obras de los grandes de los años '80s en el thrash metal pero que la particularidad vuelve a ser la voz inimitable de Killian que no se parece a los timbres de Hetfield, Mustaine, Araya o Billy, así que su voz nos vuelve a insertar en ésta espiral de violencia musical, por lo que nos adentramos a la música de la joven banda del Área de la Bahía en San Francisco. 

Por último la pieza final de éste disco debut es el titulado "Kill On Command" una pieza 100% de thrash metal y un auténtico himno de la banda así como del subgénero, así el doble bombo de la batería nos introduce de lleno a una pieza de las más rápidas del estilo rozando con la velocidad de los maestros Slayer, pero con la destreza de los primeros Sodom un buen híbrido de la metralla thrashera que poseían como grupo. Un verdadero cierre de pesadilla ésta canción. 




Una verdadera obra maestra del underground del metal extremo de los años '80s que todavía de vez en cuando hay que desempolvar para que escuchemos el sonido que nos proponían en aquellos años cuando la creatividad estaba a flote en las noveles bandas que salían a finales de esa gloriosa década, la banda por su parte dos años más tarde sacarían a la luz un nuevo material y en 1993 sacarían su última grabación antes de su primera separación de donde partiría a formar Machine Head su guitarrista Robb Flynn, dejando un buen legado en el sonido de las guitarras como podemos escuchar en éste estupendo disco que a 27 años de distancia sigue en pie de guerra.


"Kill On Command" 


"Eternal Nightmare" 


"Serial Killer"

Buen fin de semana amigos y amigas del blog.

1 comentario: