Ir al contenido principal

Entradas

Red Hot Chili Peppers - Unlimited Love (Warner Records, 2022)

  Lo que me ha ocurrido con este disco sigue sin tener ningún sentido, o al menos yo continúo aferrado a la incapacidad de ver más allá de mis narices para poder explicarlo con lógica. Pongamos a punto el DeLorean para volver a esas navidades donde la pandemia todavía podía definirse como un disco malo de R.E.M.: inexistente. En diciembre de 2019 todo eran planes de conciertos para el año siguiente, iban a venir los Black Crowes, Graham Nash, parecía que Lucinda Williams también... y en medio de todo el meollo, se anuncia la noticia que me hizo vibrar, por decirlo suave, cuando me enteré en la estación de Aluche: John Frusciante volvía a los Red Hot Chili Peppers. Joder, la felicidad era eso. En lo que vamos preparando el condensador de fluzo (glorioso error entre errores) para la vuelta, démosle al César lo que es del César: Josh Klinghoffer hizo una labor cojonuda a las seis cuerdas de la banda, labor nada sencilla, desde que sustituyera a John tras la gira de Stadium Arcadium hasta
Entradas recientes

House of Lords - Sahara (Simmons Records/BMG, 1990)

  Los que habitualmente seguís este blog conocéis mi (cierto) eclectismo musical. Disfruto alternando vinilos de distintos estilos, por salud mental y por dar variedad a los contenidos de por aquí. Sin embargo, nada hay que me haga gozar más que un buen disco de hard rock. Y hoy, después de un par de meses, tocaba rescatar una de esas joyas olvidadas en el Universo, un disco que nunca suena en Rock FM ni aparece en ningún "Best of...". De esos tengo muchos en mi colección. Al fin y al cabo, soy un tipo de gustos refinados. Sí, es verdad, me encanta la basura. Pero eso no viene a cuento. He decidido compartir hoy con vosotro/as el segundo largo de House of Lords. Del primero, ya se dio buena cuenta por aquí  y os recomiendo este especial (de 3 horas) que dedicamos en El Fantasma de la Ópera Radio y que podéis escuchar en este enlace  con un par de cervezas fresquitas. La conclusión de ambas fuentes es similar: el debut de House of Lords fue una puta obra maestra del género, un

Belinda Carlisle – Runaway Horses (1989, Virgin Records)

    A pesar de lo pop que suena en sus discos, la voz fuerte de Belinda es la que me hizo adicto a sus primeros trabajos, de finales de 80 y primeros de los 90. No sé, debilidad por este timbre de voz: Cher, Bonnie Tyler, Alannah Myles, Melissa Etheridge … Como todos sabéis y si no os lo cuento ahora, Belinda comenzó a circular por la carretera del estrellato con su grupo de new wave, The Go-Go’s , primera banda íntegramente femenina que tocaban y componían sus temas, que llegó al número uno en USA. Aquello fue entre 1978 y 1985. Antes había sido la batera de otro grupeto punk llamado The Germs . Simultáneamente por aquellas épocas conducía por la autovía del alcohol y las drogas. Ella mismo reconoció en más de una ocasión que fue un milagro que su adicción a la cocaína no hubiese terminado con su nariz y sus huesos en la cárcel por haber atropellado a alguien con su coche. Cuando se embarcó en su carrera en solitario una de las cosas que siempre decían los locutores musical

Scorpions - Lonesome crow (EMI-1982)

Amiguitos, de los Scorpions adoro sin paliativos desde el Lovedrive hasta el Savage amusement , el World wide live porque los vi en directo en esa gira, sin duda la de su mejor momento, y el Tokyo tapes porque es una puta pasada y uno de los mejores directos de la historia. Pero eso no impide que sienta atracción –por raro que parezca– por el álbum que hoy os presento, el menos Scorpions de los discos de Scorpions , un bicho raro. Y es que, aunque la copia que poseo es una reedición francesa de 1982, Lonesome crow se grabó diez años antes a lo largo de una semana en los Star studios de Hamburgo con Konrad 'Conny' Plank a los mandos.    Es el único lanzamiento con el batería Wolfgang Dziony y el bajista Lothar Heimberg en la formación –unos buenos músicos, no obstante– y el único también con el genial Michael Schenker como miembro de la banda, aunque como muchos sabéis el guitarrista estuvo a punto de regresar años despu

Buenas Noches Rose - Buenas noches Rose (Madison, 1995/Sony, 2019).

  La portada del álbum ya anticipa qué hay dentro. Porque Buenas Noches Rose es, ante todo, un disco directo, revuelto y sudoroso, dominado por las guitarras expresivas de Alfredo Fernández «Alfa» (Le Punk) y Rubén Pozo (Pereza): buenos riffs, cambios de ritmo y algunos solos brillantes, sucias cuando la canción lo pide, limpias y emocionadas en otras ocasiones, sin virtuosismos innecesarios. Suma lo que cualquier disco de rock necesita: una pareja rítmica que meta fuerza y relleno, con Juan Pablo Otero «Juanpa» al bajo percutor y Roberto Aracil «Robe» manejando el tempo de la batería como si llevara cincuenta años en ello. Pero un álbum bueno necesita también mezclar esta inspiración instrumental con unas letras que cuajen y una interpretación vocal entregada. Y de ambas anda sobrado Jordi Skywalker. Parece nada del otro mundo, pero difícil de conseguir. Aquí encuentras mezcladas influencias nacionales, como Extremoduro, Rosendo y sus Leño o Burning, con otras sajonas, por ejemplo T

Varias - Ellas son eléctricas (2021 – Beat Generation)

11 hidden treasures compilation cronicling women’s presence in the underground Spanish Heavy Metal and Hard Rock scene from 1982 to 1991. No os preocupéis que no voy a escribir nada en inglés ni en ningún otro idioma ya que todas mis dotes de políglota empiezan y acaban en pedir una birra y dar las gracias por ello. Hoy os recomiendo un recopilatorio muy especial con una historia detrás de esas que a mí me encantan de  paleontoheavylogía  pura y dura.  Ellas son eléctricas , con el subtítulo de  Mujeres en el underground metálico español (82-91) , es el proyecto consistente en la edición de un vinilo y un documental, iniciado en 2018 por  Leo Cebrián , periodista, y  Paco Manjón , coleccionista compulsivo y militante metálico .  El objetivo, poner en valor el papel de la mujer en el rock nacional más duro.  El documental  se centra en las pioneras y sus bandas que sí consiguieron sacar sus trabajos al mercado, entre finales de los 70 y mediados de los 90, en forma de LP, cassette, EP,