viernes, 27 de marzo de 2020

Yes "Close To The Edge" Atlantic Records (1972)




"Close to the Edge" es el quinto álbum del grupo británico de rock progresivo Yes. En junio de 1972, poco después de terminar las grabaciones, el baterista Bill Bruford abandonó la banda obligando a los demás integrantes a encontrar un suplente antes de comenzar su nueva gira en los Estados Unidos. Fue publicado el 13 de septiembre de 1972, se sabe que fue grabado entre abril y junio de 1972 y tiene una duración de 37:47. Y es considerado por muchos fans y especialistas como una de las obras maestras del Rock Progresivo.


Lista de canciones.

Lado A
1.- "Close to the Edge" (Jon Anderson/Steve Howe) - 18:41
"The Solid Time of Change"
"Total Mass Retain"
"I Get Up I Get Down"
"Seasons of Man"




Lado B
2.- "And You and I" (Jon Anderson; algunos temas por Bill Bruford/Steve Howe/Chris Squire) - 10:08
"Cord of Life"
"Eclipse" (Jon Anderson/Bill Bruford/Steve Howe)
"The Preacher the Teacher"
"Apocalypse"
3.- "Siberian Khatru" (Jon Anderson; algunos temas por Jon Anderson/Steve Howe/Rick Wakeman)




"Close To The Edge"

La canción de apertura Close to the Edge representa lo que es Progressive Rock, la banda lo ha dividido en varias partes, pero realmente encuentro tres divisiones claras. La primera parte es caótica y dramática, los instrumentos parecen pelear uno con el otro, la guitarra y el teclado parecen atravesar diferentes caminos y ahí es exactamente donde reside la belleza de la canción, alrededor del tercer minuto la canción comienza a mostrar una estructura perfecta. eso a menudo se ve interrumpido por otro pasaje confuso y brillante.

Alrededor del décimo minuto, la música comienza a desvanecerse y con delicadeza prepara al oyente para el clímax, que es lo que considero que la banda quería dar a entender, la segunda parte clara de la pista. Me refiero al famoso solo de teclado Rick Wakeman que nos transporta a otra dimensión usando un sonido creado. por Johan Sebastian Bach hace 300 años, un bello conflicto entre la modernidad y el barroco clásico, simplemente extraordinario, la perfección absoluta.

La tercera parte de la canción es más estructurada, el teclado, la guitarra y el bajo se complementan perfectamente y Wakeman toma el papel principal por momentos que se unen a la melodía central. Bill Bruford merece una mención especial porque combina estilos que utilizan por momentos ritmos de jazz que cambian el tiempo de la pista.

Sé que probablemente estoy equivocado, pero veo estas tres partes como una epopeya casi religiosa totalmente diferente a lo que dicen las letras, el comienzo confuso es como un mundo o sociedad caótica, el solo de teclado es como una intervención divina que transforma ese caos en Un mundo o sociedad más estructurado y organizado.




"And You and I"

Después de una gran epopeya como Close to the Edge, la banda tuvo una tarea difícil: componer una canción que no suene fuera de lugar después de la primera, por lo que en lugar de comenzar una competencia para ver cuál es más compleja, crearon pista más melódica y más suave con una estructura y orden perfectos.

And You And I comienza con una introducción suave con todos los instrumentos tomando exactamente el mismo camino y un ritmo muy definido marcado claramente por Steve Howe y Bill Bruford, sin caos ni confusión, todo encaja perfectamente en su lugar, especialmente cuando la voz de Jon se une a complementarlos

Después de esta introducción viene un trabajo vocal hermoso y complejo perfectamente hecho por Jon y muy bien complementado por Steve Howe (lo creas o no) y Chris Squire, que es un experto en coros.

Luego viene la explosión de poder donde Jon y Rick toman la delantera nuevamente complementando perfectamente el bajo de Chris Squire, hasta que un pasaje de guitarra suave conduce a una sección muy hermosa donde el teclado suave se mezcla nuevamente con la voz de Jon.

Por supuesto, necesitaba un solo de teclado, pero el enfoque de Rick es totalmente diferente, en lugar del barroco de Close to the Edge, hace un sonido más suave y melódico, de alguna manera más moderno que en la canción anterior, pero no exento del drama que conduce a la final sección donde Jon y Steve cierran la pista. Tan suave como empezó.



Katru Siberiano.-

Una cosa que me encanta de este álbum es el equilibrio perfecto, Close to the Edge es complejo, barroco y claramente progresivo, And You And I es melódico, por lo que necesitaban algo más duro o más pesado para cerrar el álbum, y este es Siberian Khatru, que comienza como una canción de rock potente y dinámico, pero progresivamente la dureza se convierte en una pista más melódica donde las voces son deliciosas.

Nuevamente, el trabajo de Rick con los teclados es sobresaliente al usar pasajes semi barrocos que de repente cambian a secciones explosivas donde Steve How toma la delantera y nuevamente a partes melódicas donde Jon suena más cómodo que nunca.

Estos cambios repentinos se repiten varias veces para mantener la dinámica de la canción, y me gusta especialmente las voces duras y complejas al final de la pista que conducen a un final poderoso.

Una vez más, Chris Squire hace un trabajo perfecto con su bajo y la excelente voz de acompañamiento, un gran cerrador para un gran álbum.

Esta es una de las pocas ocasiones en que no tengo problemas para calificar un álbum, no hay forma de que le otorgue a Close to the Edge menos de 5 estrellas, una obra maestra absoluta esencial para cualquier colección.



Como decía casi al principio de ésta entrada, "Close to the Edge" es una pieza maestra del rock progresivo y del rock en general, a lo largo de la historia éste disco es una referencia de cómo debe tratar una banda de rock sus instrumentos para sacarles la mayor calidad posible. Si a Yes.




The Cars - Door to door (1987) Elektra

En estos días en que la puerta está más fría que nunca por este aislamiento, os traigo este Door to door de la banda de New Wave americana, The Cars.

Ya quise escribir sobre este disco hace unos cuantos meses cuando falleció el cantante Ric Ocasek pero este es un buen momento también para que podáis escuchar este LP.

Door to door es el sexto y último disco de estudio del grupo antes de la disolución como quinteto, la formación original. Publicado en 1987, este vinilo es una edición americana del sello Elektra Records, discográfica con la que la banda firmó contrato para su primer single y con la que continuó hasta esta publicación.


Portada

Contraportada

Fotos funda interior

Letras funda interior

Door to door es un larga duración sencillo con un total de 11 temas. No estamos hablando de uno de los disco de más éxito del grupo de Boston pero tiene muchos temas para no dejar en el olvido.



SIDE ONE   
 Leave or stay
 You are the girl
 Double trouble

·         Fine line
·         Everthing you say
·         Ta ta wayo wayo
·        



·         
De esta primera cara el disco comienza con Leave or stay es un tema que habla de los rollos pasajeros de una noche donde no importa que te quedes o te vayas porque no hay nada más que hacer ni qué decir.

Le sigue You are the girl, un tema muy pop, primer y único single lanzado de este álbum. Es una bonita canción con esa frescura tan de los 80 que me gusta mucho, nos habla de ese enamoramiento que tod@s hemos sentido alguna vez por alguien, que nos parece que nunca se va a terminar pero que de alguna manera se va perdiendo con el tiempo.

Double Trouble el tercer corte del disco con un punto más rockero muy acorde con la temática de esta canción, una oda a la mujer fatal…como dirían Burning “siempre con problemas”.

El cuarto tema es para una preciosa balada Fine line que a mí incluso me recuerda un poco a Leonard Cohen. Es una canción sobre sensaciones tan poco tangibles como  apenas imperceptibles pero que sabes que es algo que está ahí y que no deberías dejar escapar…

Este Everything you say es mi tema favorito del disco y creo que hubiese sido un fantástico single. Otro tema que habla de amor, de una noche que conoces a alguien con quien todo encaja por una vez; la jodida y maravillosa serendipia.

Terminando esta primera cara, lo hacen con Ta Ta Wayo Wayo, un tema buenrollista y con guitarreo, de momentos álgidos, la ciudad puede ser tuya, disfrútala.




 

 SIDE TWO    
·         Strap me in
·         Coming up you
·         
            Wound up on you
·         Go away
·         Door to door




x  
    
     La vuelta del disco comienza con Strap me in, un tema pop/rock también con un sonido muy 80´s con un estribillo pegadizo. Canción que nos habla de momentos en que pierdes algo el norte y necesitas a alguien que te sujete en la caída.

Continúan con Coming up to you, una medio balada donde nos cuentan las visicitudes de abandonar las etiquetas, ser más realista y encontrarse a uno mismo.

Wound up on you, el tercer corte del álbum y otra balada, con una letra estupenda sobre el amor, el deseo y la pérdida del mismo que te deja hech@ polvo, con heridas difíciles de cicatrizar.

La cuarta canción de esta cara se pone algo más marchosa y mucho más rollo New Wave,  Go Away. Este sería (si pudiéramos)  un buen momento para huir, coger el coche y volar con alguien especial, ese es el rollo de esta canción.

Finalizan con Door to door, tema que da título al disco y el más rockero de todos ellos, tiene un rollo muy punk, candados y cadenas que nos mantienen atados a la locura del este mundo cada vez más loco. Este tema me mola mucho…habrá que abrir los candados y romper varias cadenas….




…pero eso no será este fin de semana ni en unos cuantos…aún así disfrutad lo mejor que podáis de estos días. Este no es de los discos más famosos de The Cars pero en líneas generales me parece un buen trabajo.

Neil Young - After The Gold Rush (Reprise Records, 1970)

Un viernes más, aquí seguimos con el obligado confinamiento por el bien de la especie humana. Inevitablemente, hay días donde cunde más el pesimismo, pero por suerte conversaciones con mi abuela por teléfono o una nueva canción del viejo Bob son, al menos para mí, motivos suficientes para no dejar de creer en el futuro para el género humano y, como bien se dice en La Vida de Brian, observar a la vida por el lado donde más brilla. (Mensaje bien de moñas ahí, di que sí, Alberto.)
En fin, que me voy del tema. Yo solo pasaba por aquí para reivindicar esta absoluta obra maestra de uno de los tipos esenciales del rock and roll, de la música y, por lo tanto, de la vida. Además, el último LP que me compré cuando podíamos salir de casa, en ese templo llamado Escridiscos. Con Dylan, Springsteen, Leonard Cohen, Lucinda Williams, Beatles, Kinks... me suele suceder una cosa: cada x tiempo cambio de disco favorito. Dependiendo de la época, voy cambiando de LP predilecto. Y con Neil Young, pues tres cuartos de lo mismo. Últimamente, el After the Gold Rush me tiene enamorado. Quiero decir, más que de costumbre, porque ¿hace falta volver a repetir que este disco es una puta maravilla como 347343984 catedrales? Pues eso.



La edición que traigo es alemana, de esas de año indefinido (literalmente, no aparece por ninguna parte de la carpeta el año de prensado), por eso en el título de la entrada pone el año en el que salió el disco, no porque esto sea una primera edición ni movidas similares. El tema de comprar primeras ediciones a cambio de un riñón y medio no lo termino de ver, al menos mientras no sea millonario. En fin, al lío: el delicioso e irresistible listado de temas es este:
 A1 Tell Me Why
A2 After The Gold Rush
A3 Only Love Can Break Your Heart
A4 Southern Man
A5 Till The Morning Comes
B1 Oh Lonesome Me
B2 Don't Let It Bring You Down
B3 Birds
B4 When You Dance I Can Really Love
B5 I Believe In You
B6 Cripple Creek Ferry

Me encantan muchísimas cosas de este LP. La letra de Tell Me Why es una de mis favoritas no solo ya del canadiense, sino del rock and roll en general, en especial cuando llega ese momento del "when you're old enough to repay, but young enough to sell". El tema homónimo es una de las baladas más bonitas jamás escritas de todos los tiempos, aunque no tenga miles de millones de reproducciones en YouTube. Como si le hiciera falta. Y si hace un momento hablaba de la letra de Tell Me Why, la de Only Love Can Break Your Heart no se queda tampoco atrás: "when you were young and on your own, how did it feel to be alone?" Pues eso, una letra de tantas que han formado parte de mí durante algunos momentos adolescentes donde no siempre se ganaba. Por ende, se quedó ya para siempre a vivir conmigo. Como dice una de las canciones del último discazo de Quique González, no tiene llaves de mi casa, pero forma parte de mí. Southern Man es una bestialidad cósmica en forma de himno, pero es que luego encima llega la cara B con los temasos que todos sabemos, y ya a ver quién es el guapo que encuentra su cabeza. Error 404, not found: todas las cabezas están volando. Don't Let it Bring You Down es un TEMÓN con mayúsculas, con una buena filosofía ante la adversidad: "It's only castles burning, find someone who's turning and you will come around".
Quizá esté un poco pesado con las letras, pero es que me parecen una parte fundamental para entender por qué este discazo es tan grande.
Se ha echado por tierra, en no pocas ocasiones, When You Dance I Can Really Love por ser demasiado simple o, en esencia, hablar de un tema "simple" como el amor. Como si hablar de amor fuese algo malo. Desde esta enciclopedia de vinilos, aprovecho para reivindicar la canción, que me encanta demasiado.
En fin, un discazo más para este maravilloso sitio. Que se os haga leve la estancia en casa, la música siempre va a estar ahí. RnR!




The Magpie Salute - High water II (Provogue, 2019)


Reconozco cierta emoción agridulce con esa anunciada vuelta de los hermanos Robinson en su nueva encarnación de The Black Crowes; dulce por lo que podría significar: nueva música, verles de nuevo en directo; agria por que, en realidad, es probable que vuelvan para hacer caja, aguanten un año de gira y se acabó: en el camino no habrá más The Magpie Salute, un excelente experimento sonoro.

La banda está comandada por Rich Robinson, quien compone todos los temas y se encarga de la producción. Junto a él (una de mis debilidades) Marc Ford a las guitarras, el también cuervo Sven Pipien al bajo, John Hogg a la voz (excelente), Matt Slocum a los teclados y Joe Magistro a la batería.


Para este álbum recogieron las canciones que no entraron en su anterior High water I, compusieron unas cuantas más y se metieron a grabar este fantástico elepé. Hay de todo en sus surcos, con mucho southern, grandes influencias de Dylan o Young y mucha emotividad. Son unos músicos que, en lo suyo, arriesgan, no solo en estudio, si no también en directo, modificando cada día sus repertorios y sus actuaciones.

Hay composiciones guitarreras: Doesn`t really matter te pondrá las plumas de cuervo de punta con su ritmo entrecortado y la fantástica guitarra de Ford; Leave it all behind de roquero estribillo; Gimme something muy rítmico con un toque soul; Sooner or later de rabiosa interpretación por parte de Hogg, gran estribillo y un solo con fuzz; Turn it around viaja por el blues de toques psicodélicos; adoro Life is a landslide, me recuerda a los Crazy Horse; el cierre con Where is this place ahonda en el blues eléctrico con un toque moderno.

Y hay composicones más tranquilas. Emotivo You and I con preciosas armonías; Mother storm delicado y con un buen piano southern (de mis favoritas); un medio tiempo como In here destaca en el conjunto por su línea melódica y el aporte de la sección de viento; A mirror trae un slide bárbaro y otro pianazo; en Lost boy suenan a trovadores del medio oeste con el acompañamiento de Alison Krauss.


La edición en doble vinilo está muy cuidada, tanto en los acabados como en el diseño. La portada doble incluye numerosas fotos, los créditos y la información básica del álbum. Además, en esta edición los vinilos son de color marrón; no especialmente bonitos, para mi gusto, pero originales, cuando menos.

Pasad un buen fin de semana, con mucha música y la mejor compañía que hayáis podido conseguir en vuestra vida. 







Y un par de regalos...




viernes, 20 de marzo de 2020

Y&T - Earthshaker (A&M records, 1981)



Earthshaker es el tercer largo del grupo, primero en el que acortan su nombre (Yesterday And Today, Y&T), primero con la compañía A&M Records, primero de sus años dorados, de sus grandes clásicos (Black tiger, en 1982, Meanstrick, en 1983). Un disco imprescindible para cualquier amante del rock. Y si nunca has oído hablar de estos tipos, el mejor modo de entrar en su mundo sonoro.

La banda estaba formada por Dave Meniketti a la guitarra y la voz principal, Joey Alves como segundo guitarra, Phil Kennemore al bajo y las voces (canta como solista en un corte) y Leonard Haze a la batería. Entre los cuatro firman la autoría de los diez temas del álbum, ayudados MI0001343798en ocasiones por la pareja de productores, Bob Shulman y David Sieff.
Para mi gusto, hay tres canciones que destacan por encima del resto: Rescue me, I believe in you y Hurricane.
Rescue me comienza con unas acústicas tranquilas, un punteo que anticipa la eléctrica, sigue la voz, un momento de silencio y estalla el grupo, manejando el tempo a la perfección; excelente balada donde la melodía vocal, el estribillo y la guitarra son de diez. Qué fuerza, qué energía. No menos emocionante I believe in you nos desgarra con una de las mejores interpretaciones de la discografía de Y&T. Meneketti está metido en su papel cuando canta y presenta unos punteos extraordinarios; otro gran estribillo, sencillo pero con gancho, buenas armonías. Un tema atemporal: si no te emociona háztelo mirar (y qué final). La tercera, Hurricane, podría ponerse de modelo de heavy rock “a la americana”, tanto por esas rápidas y potentes guitarras como por lo acertado de la composición, un himno metálico de los primeros ochenta.

A lo largo de los poco más de cuarenta minutos la banda se mueve entre el hard más rápido y los ritmos (casi) bailables. En Squeeze, donde Kennemore hace la voz principal, las guitarras se vuelven locas, infernal, hermano loco de Knock you out, otro ejemplo de cómo hacer un rápido rocanrol sin perder un ápice de emotividad. Hungry for rock y Shake it loose (esa intro guapa) juegan más bien con un ritmo pegajoso, riffs de guitarra cortantes y estribillos comerciales, unos machacapistas, vaya.
Y un pequeño aparte para otro de mis temas favoritos, Dirty girl: Meniketti desnuda sus
influencias bluseras en cinco minutos, tanto en las melodías, como en la interpretación a la guitarra: un metal del Delta, un cantante sufriente, una guitarra arrastrada, un punteo sentido, una genial canción.
Quizá sea el mejor, quizá no, de toda su discografía, pero, en cualquier caso, un álbum imprescindible en una época de grandes grupos y grandes discos.

El artwork lo dirigió Chuck Beeson con la portada y el diseño a cargo de Norman Moore. Las fotografías de la banda son de auténtica nostalgia de principios de los ochenta. No me digáis que esa camiseta de bananas y comida no da un poco de grima. Y solo en aquellos años podía combinarse con unas muñequeras de "tachas" y una chupa baquera. Benditos heavies.

Pasa el mejor fin de semana que puedas, pero, eso sí, no salgas de casa y escucha muy y mucha buena música.









Led Zeppelin - Houses Of The Holy (2014 - Atlantic) 🇬🇧 [1973]

Hoy traigo a FFvinilo el ''Led Zeppelin V'' y también mi historia personal con el disco que dadas las actuales circunstancias es interesante. Primero empezaré hablando del album, fue grabado en verano de 1972 pero por labores de mastering y comeduras de cabeza algo maniáticas no vió la luz hasta Marzo de 1973, el album fué el primero en romper la línea clásica de Led Zeppelin (I,II, III, IV) y diversificarse más hacia la experimentación con el Funk, el reggae, el country y demás.. lo cual no gustó demasiado a los seguidores más acérrimos del Zeppelin ni a mi tampoco, lo que convierte en este album en el peor de los mejores albunes de Led Zeppelin (I, II, III, IV y Graffitti) el album es bueno y además los últimos 3 temas son más bien progresivos, psicodelicos y hard rockqueros (para que los fieles se callasen la boca y no pudiesen decir que es un mal album jaja) pero el album en general no es nada nada conceptual pese a lo que nos pueda hacer creer su caratula. La caratula en principio iba a ser una raqueta pero cuando los miembros vieron la decisión del ilustrador lo despidieron inmeditamente y eligieron ellos la suya por su cuenta, así que decidieron ir al Giant Rock causeway de Irlanda del norte y hacer una serie de fotos que luego se editarían y darían lugar a una de las mejores portadas de la historia del rock tanto externa como la interior plegable. Hay peña que esta muy mal de la flapa y ha llegado a catalogar este album como funk metal.. yo creo que es mucho menos heavy que sus anteriores, si bien esta dentro del ámbito de la first wave of heavy metal no es para nada metal ni siquiera heavy psych, tiene ciertos matices sí y hard rock pero.. se queda ahí, es un album distinto. 


Mi experiencia personal: El follón del virus me pilló en Irlanda donde al principio no le hicieron ni caso y de un día para otro tomaron medidas extremas que hicieron que cundiese el pánico, a los pocos días todo se normalizo y allí están mejor que en España pero me tuve que volver en el ultimo vuelo a España porque mi situación alli como estudiante en una familia de acogida era un poco comprometida, creo que volveré allí cuando todo esto acabe. Si no he pillado el virus ha sido un milagro, incluso estuve de visita en Irlanda del norte donde no están tomando ningún tipo de medidas, estuve de visita en los distintos escenarios de juego de tronos donde se rodó la serie y uno de ellos, las islas del hierro corresponde con las portadas delantera e interior del Houses of the Holy. En los 70s debió ser una pasada visitar el Giant Rock porque no estaba tan asfaltado ni había tantos turistas y era más bien una ruta de senderismo.

Mi tema favorito es No Quarter y Dancing Days,
los cuales pese a mi breve visita al Giant Rock me siguen recordando 
más a Sierra Nevada en Granada y a sus parajes salvajes que visité
en 2014 cuando escuché por primera vez este disco completo. Estos
metrajes los grabé durante mi estacia allí. 
made in FFvinilo!!! 





Si bien la portada ha tenido connotaciones pedófilas en círculos elitistas, no es más que una niña actriz de la época que viene representando la leyenda del gigante que forjó esas rocas con forma de tuerca que son reales, son así y se formaron en la época de los dinosaurios más o menos un poco más tarde. Led Zeppelin es una banda que se volvió ''muy comercial'' e ídolo totalmente de masas por eso muchos la detestan pero estamos a principios los 70s y en esta época que algo sea un éxito de masas no quiere decir que sea malo, de hecho con muy buenos haciendo lo que hacen, solo que el rock de estadio se encargó de enterrar a muchos otros grupos y rockliquias de las que nos gusta traer en mi blog buffalo roam. 


esa especie de cinta es por si se la quieres poner al cerrar el disco y que quede así como el titulo.. mola; se me olvidó fotografiar los nombres de los temas que vienen en la funda de plástico.. eso no me termino de convencer pero es igual porque también vienen en el cartón ese amarillo junto con las letras. 

Mi edición es una re-edición de 2014 que se oye bastante bien para la que creo que usaron los máster originales, me ha costado 31€ (en Irlanda donde todo es un poco  más caro que aquí y no venden segunda mano) pero mereció la pena porque es un doble LP que conserva las portadas plegables y encima 180 gram los dos, el segundo LP es un rough mix de 1972 de los mismos temas que nunca llegó a ver la luz, interesante; Lo puedo ripear de vinilo si alguien esta interesado pero por ahora solo dejare un enlace al album normal  ↯↯↯↯↯↯

Mucho mejor las tiendas de discos en España la verdad, y de lo que más he echado de menos el sol, el sol. Y los pubs en general y tal también los de aquí por lo menos los de mi ciudad Granada, en ''pedro antonio'' esta todo más concentrado y hay algunos que son muy buenos, en Irlanda le rinden mejor homenaje a la cultura rock de su tierra con un par de estatuas y calles pero ya está, lo demás aquí hay más ambiente, de hecho ni siquiera tienen un rock fm en Irlanda que pese a lo casposo que es rock fm se echa de menos allí. Allí es como que no hay tanto cani como en España pero hay mas hipsters y normies hipsters con pelos y ropa de mierda. Muy poco rock allí la verdad. 


Salurocks!!

A1 The Song Remains The Same
A2 The Rain Song
Mellotron – John Paul Jones
A3 Over The Hills And Far Away
A4 The Crunge
Synthesizer – John Paul Jones
B1 Dancing Days
Organ – John Paul Jones
B2 D'yer Mak'er
Piano – John Paul Jones
B3 No Quarter
Grand Piano, Synthesizer, Bass [Synthesised] – John Paul Jones
B4 The Ocean
Backing Vocals – John*, John Paul*, Robert*

me jode que la caratula principal trasera hayan puesto la misma que la delantera pero invertida en negativo, cuando en el LP original se veía el paisaje completo:




Shout – In your face (Music for nations – 1989)


Amigos, ni por asomo imaginaba hace quince días que la situación llegase a este punto, con una cuarentena casi general que nadie tiene claro cuanto durará, aunque parece que será más larga que corta. En un momento como este, se hace mucho más importante para mi algo como la música. Mientras trabajo, mientras intento evadirme de todo hablando con vosotros en las redes sociales de cualquier tontería que nos ponga una sonrisa en la boca... incluso a la hora de comer, todo momento es bueno para disfrutar de la música. Así pues, tenedla siempre presente en vuestras vidas y cuidaos mucho. En unos años hablaremos de esto como de la crisis de las vacas locas, algo lejano y superado. Lo que temo son las consecuencias económicas de esta debacle mundial. En fin, a lo nuestro. 

Este viernes os traigo el vinilo de otro grupo que aún no había pasado por este espacio, In your face de los norteamericanos Shout, una banda que pretendía ser la respuesta a Stryper dentro del Hard Rock cristiano y cuyo sello ubicaba entre Whitesnake, Def Leppard y Foreigner, ahí es nada. El grupo había sido formado por Ken Tamplin junto a Chuck King, quienes grabaron con músicos de sesión un primer elepé moderadamente exitoso que les llevó incluso a actuar en el Marquee londinense antes de fichar a los exbajista y exbatería de Joshua, con quienes Tamplin había coincidido en su paso por dicha banda, y con los que daría forma al álbum que hoy os comento. 


Producido en The Mixing lab por Ken Tamplin –vocalista y guitarrista–, contó también con el antes mencionado Chuck King a la guitarra y coros junto a Loren Robinson al bajo y coros, Joseph Galletta a la batería y Mark Hugonberger a los teclados, además de con unas colaboraciones especiales de postín. Y con portada de Nigel Skeet que hoy en día da un poquito de vergüenza ajena, el disco –del que poseo la edición británica fabricada en Francia– tuvo el siguiente track list

A 
Borderline 
When the love is gone 
Give me an answer 
Faith, hope and love 
Getting ready 

B 
In your face 
Getting on with life 
Waiting on you 
Moonlight sonata 
It’s all I need 
Ain’t givin’ up 


El álbum se inicia con Tamplin cantando a capella –su voz es una mezcla de Coverdale y Gramm– antes de que una Borderline que es puro hard rock americano guitarrero y adornado con coros nos anuncie lo que estos tipos nos ofrecen. De hecho, es lo que vamos a encontrar en todo el disco, unos temas cantados e interpretados notablemente, con mucha calidad pero sin personalidad, al igual que la imagen de la banda. Podríamos estar escuchando a mil grupos de la época. Así pues, When the love is gone es agradable de escuchar y tiene un buen solo de guitarra pero le sigue una Give me an answer que se parece a un puñado de temas de la época, toda una lástima porque Tamplin y compañía seguramente eran más solventes que los miembros de otras bandas que quizás lograron mayor éxito. Faith, hope and love es más de lo mismo, otro temazo de hard rock melódico con buen desempeño instrumental que sin embargo nos suena a radiofórmula. En ese sentido, los Shout serían como una bolsa de patatas fritas que devoras con fruición pero sin ningún interés en conocer la marca porque en realidad saben a otras que ya disfrutas desde hace tiempo. Y Getting ready finaliza la cara siguiendo la misma tónica. 

Guitarristas invitados (falta Alex Masi) y el timeline de cada uno

La segunda cara comienza con el trallazo titulado In your face en el que tocan Marty Friedman, Michel Angelo Batio, Alex Masi, Joey Price, Lanny Cordola y Randy Hansen. Dejando a un lado el Stars de la Hear’n Aid Band, es el tema con más guitarristas involucrados que recuerde ahora. Y tras ese destello de originalidad, regresamos a terrenos trillados con Getting on with life, un hard rock rapidito con coros y un buen trabajo de guitarras, vamos, lo de todo el elepé. Waiting on you es la balada del disco, en donde la voz de Tamplin –que en su momento estudió ópera– se parece bastante a Lou Gramm. Moonlight sonata es un solo de guitarra –en realidad, una de esas intros de onanismo a rapidez estratosférica– que abre It’s all I need, otro temazo de los muchos que aparecen en el disco. Y Ain’t givin’ up pone el punto final sin que su sonido sirva para diferenciar a Shout de otras bandas de la época. 


Total, que estamos ante un álbum seguramente poco conocido en nuestro país, tan bueno y reivindicable como insustancial y del montón, lo que pese a parecer una incongruencia no lo es en absoluto. De hecho, parecía que MFN tenía grandes esperanzas en ellos... pero Shout se separaron tras este disco por diversos factores. Y aunque Tamplin quiso reformar la banda una década más tarde, el tren había pasado. Descubridlos porque valen la pena, pero no son nada nuevo bajo el sol. 

¡Feliz viernes de cuarentena! 
@KingPiltrafilla