viernes, 9 de septiembre de 2016

Roy Buchanan - Second album (Polydor, 1973)




Es curiosa la vida artística de este guitarrista estadounidense. Nunca tuvo realmente un éxito (aunque cuenta con dos discos de oro), nunca participó en un grupo famoso (aunque le tentaron los Rolling Stones), nunca llenó un gran recinto, pero se le considera uno de los guitarristas más influyentes del blues de los años setenta y gente tan dispar como Gary Moore, Billy Gibbons (ZZ Top), Joe Bonamassa, Jeff Beck o el mismo Keith Richards le reconocen entre sus influencias.
Nacido en 1939, se crió en una familia muy religiosa que trabajaba en una zona rural de California. Buchanan comenzó a afinar su oído en una mezcla de canciones de iglesia llenas de gospel y viejo blues de granja, todo mezclado con el R&B de moda en su adolescencia. Con quince ya se enroló en su primera banda y a los diecinueve grababa su primer disco con Dale Hawkins. Durante los años sesenta fue cambiando constantemente de grupo y  trabajó como músico de estudio. Pero sin éxito. Al final de la década desistió y montó un negocio, lejos del mundanal ruido de la industria musical, aunque siguió tocando por el área de Washington DC hasta convertirse en un habitual (y recibir las visitas frecuentes de Eric Clapton y John Lennon, entre otros). En 1972, y por casualidad, consiguió un contrato con Polydor y grabó su debut. Un año
más tarde publicó este Second album.
En las ocho canciones de esta obra nos deleita con un estilo clarividente y poco ortodoxo para las escalas, con difíciles armónicos y una depurada técnica en la digitación, combinando el uso de sus dedos con la púa. Cinco composiciones suyas y tres versiones. En la cover de After hours el modo en que mantiene el tempo, digita las notas, lleva la melodía en los solos es excelente, igual que en la inicial Filthy Teddy, breve muestra de su arte, con el lucimiento al órgano de Dick Heintze, quien, de nuevo, pero esta vez con el piano, apoya genialmente a Roy en Five string blues, una favorita, de largo desarrollo y juego de vibrato, guitarra llorosa, expresividad máxima. En realidad, aunque las partes cantadas tratan de mostrar el sentimiento, las guitarras se llevan el Rprimer premio. Mención merecen, también, I won't tell you no lies y Tribute a Elmore James.
Junto a Buchanan y Heintze, participan Teddy Irwin como segundo guitarrista, Jerry Mercer a la batería, Don Payne al bajo. Lo produjo Peter Kieve Siegel en los Record Plant de Nueva York. Las fotos son de Bob Gruen y el diseño general Paula Bisacca.
La edición que traigo hoy es la alemana de 1973. Bien conservada y que aún suena estupendamente.
Un saludo y buen fin de semana.
Roy Buchanan - After hours

Roy Buchanan - Five string blues

Roy Buchanan - Tribute to Elmore James

Roy Buchanan - Treat her right


2 comentarios:

  1. Mira que no es la música que más me emocione... y me he quedado ensimismado con After Hours. No he podido hacer otra cosa que dedicarme a escuchar el resto de las que has posteado. Grande el tal Buchanan.

    Yo ya conocía a su hermano Mitch JAJAJAJAJA. Perdón.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por la entrada, que ganas le tenía a Buchanan de verlo en FFvinilo, he escuchado poco de él pero leí su historia hace tiempo y me gusto mucho, buena entrada y buen aporte, saludos!

    ResponderEliminar