viernes, 1 de abril de 2016

MACALPINE: “Eyes of the World” (1990)


Un proyecto que nunca más volvió a repetirse. Y no porque fuera malo, ni mucho menos.
Era una época en que el CD se estaba imponiendo aunque yo seguía aferrado al vinilo. En este caso concreto el sonido del disco no fue el apropiado para unas composiciones orientadas al rock melódico pero con un grado de sofisticación y arreglos fuera de lo que estábamos acostumbrados en este estilo.

Dentro del AOR y el Rock Melódico es común encontrarse con joyas solitarias. Podríamos decir que “Eyes of the World” es además una de esas gemas desaparecidas. Ni en CD y mucho menos en vinilo encontrarás una reedición. Única edición editada en España por Polygram Ibérica, tipo “espartana”, sin letras y con todos los créditos amontonados en la contraportada y que no son pocos como veréis. Tras los mandos, el propio genio de la guitarra Tony MacAlpine y el gran productor de la época dorada de Roadrunner y Shrapnell Records (Cacophony, Racer X, Vicious Rumors, Joey Tafolla, Michael Lee Firnkis y muchísimos más) Steve Fontano, crearon junto al sensacional y elegante vocalista y letrista Alan Sehorn, otro músico desparecido de la faz de internet, uno de los discos más personales dentro del Hard Rock Melódico. A veces el virtuosismo no está solo en lo rápido que toques un instrumento.

Desde los medios tiempos “The world we live in” y “Escape the hell”, a la rápida “Wild ride”, el descaro vacilón de “The hard way”, pasando por el desgarrador  Cry a tear” y los baladones de “Take me back” y “Wrong to love”, este disco es una experiencia y una rareza única.


3 comentarios:

  1. Estupendo álbum, sin duda. AOR melódico del bueno. Por cierto, lo tengo en cedé.

    Podéis leer mis impresiones en http://www.zeppelinrockon.com/2014/03/macalpine-eyes-of-world-1990-review.html

    ResponderEliminar
  2. De McAlpine es el único álbum que tengo, nada de sus demás historias, y llevaba sin echarle una oreja años. Ahora mismo le doy una vuelta.

    ResponderEliminar
  3. Me alegra saber que tuvo más repercusión de la que pensaba. Seguiré en la búsqueda de mis vinilos "extraños" aunque a King es dificil sorprenderlo! Un abrazo a los 2.

    ResponderEliminar