viernes, 13 de marzo de 2015

Deep Purple – Concerto for Group and Orchestra (1971)


Amigos, ya estoy aquí un viernes más para dedicar unas líneas a alguno de mis amados vinilos. Y lo cierto es que no es tarea fácil, la verdad. ¿Me creeréis si os digo que he estado a punto de publicar una reseña de un álbum de Rainbow que yo mismo había traído a este espacio tiempo atrás? En fin, que cuando me he dado cuenta he cambiado de álbum inmediatamente, aunque escogiendo otro en el que se pueden encontrar dos de sus protagonistas. Me refiero, como ya habéis visto, al que Deep Purple editó con la Royal Philharmonic Orchestra del Concerto for Group and Orchestra compuesto por el genio Jon Lord. Y es que, antes que Metallica, Scorpions, Kiss o Yngwie Malmsteen –por citar algunas bandas–, los Deep Purple ya tocaron con una orquesta, con el añadido de que, en lugar de que esta hiciese arreglos sobre sus temas, en este caso era la composición original la que estaba orientada a integrar orquesta y grupo. Por cierto, antes de que me corrijáis: el disco se editó en 1969 en los Estados Unidos y un año más tarde en el Reino Unido. Si he puesto en el título 1971 como año de edición es porque poseo la versión española de EMI-Odeón, y en nuestro país salió ese año. 

Total, que este retoño obra de Jon Lord –solo hay que leer los textos de la contraportada– sirvió de puente entre el tercer disco de la banda, el homónimo Deep Purple, y su cuarta y aclamada obra In Rock y supuso un rodaje perfecto para Ian Gillan y Roger Glover, que acababan de reemplazar respectivamente a Rod Evans y Nick Simper. Así, con una funda diseñada por Castle, Chappel & Partners Ltd. con fotografías del Daily Express y British Lion Films, Harvest editó en la Gran Bretaña –Tetragrammaton Records lo hizo en los Estados Unidos– parte del concierto que tuvo lugar la noche del miércoles 24 de septiembre de 1969 en el Royal Albert Hall de Londres, con la Royal Philharmonic Orchestra dirigida por Malcolm Arnold, Ian Gillan a las voces, Ian Paice a la batería, Ritchie Blackmore a la guitarra, Roger Glover al bajo y Jon Lord al Hammond. 


Grabado por Dave Siddle y Martin Birch con la unidad móvil de los De Lane Lea recording studios, la edición en vinilo contenía un extracto del concierto ofrecido esa noche al recoger únicamente los tres movimientos de la pieza de Lord, Concerto for Group and Orchestra, dejando fuera la sinfonía número 6 Op.95 de Malcolm Arnold, y los temas Hush –del primer álbum de Deep Purple, Shades of Deep Purple de 1968–, Wring that neck –del segundo disco de los británicos, The book of Taliesyn– y Child in time, un adelanto de un tema que acabaría incluído en el siguiente vinilo de la banda, In rock

El track list fue: 

A 
First movement (Moderato-Allegro) 
Second movement (Andante) Part I 

B 
Second movement (Andante) Part II 
Third movement (Vivace-Presto) 

A mi, el movimiento que más me gusta y que considero una fusión genial de orquesta y banda de rock es el primero, con ese regusto sixties en su transición a lo que sería el sonido setentero de los Purple que inaugurarían con su posterior obra, In rock. Del segundo movimiento prefiero las partes vocales de Gillan a las puramente orquestales. En cuanto al tercero, también me parece muy lograda la integración de todos los instrumentos clásicos y eléctricos aunque –pese a ser lo más famoso del movimiento– la parte del solo de Paice es la que menos me gusta. Como siempre, técnicamente el batería es impresionante, pero en mi opinión me parece que rompe el tempo del conjunto de la pieza. Claro que no soy ningún entendido, así que lo dejo a vuestro juicio. 


La verdad, no creo que muchos de vosotros hay escuchado esta obra –yo, sin ir más lejos, tengo el elepé y no debo haberlo hecho más de cinco o seis veces en mi vida– pero os aseguro que supone toda una experiencia. Si os gusta el hard rock sesentero, la música clásica o los experimentos arriesgados, no podéis dejar de darle al menos una escucha a este Concerto. Se lo debéis al genial Lord, esté donde esté. 

¡Feliz viernes! 
@KingPiltrafilla


4 comentarios:

  1. Pues tendré que aplicarme, porque lo habré oído una o dos veces y sin demasiada atención. Le tengo un poco de gato a la mezcla de grupo de rock y orquesta... Pero vaya, que al play le doy ya mismo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. A mi me pasa lo mismo, esas mezclas son atractivas, suenan bien, para pasar un rato, pero personalmente nunca me han llevado a nada. Buen intento, saludos King

    ResponderEliminar
  3. En lo personal disfruto mucho con algunas bandas que mezclan su sonido con la orquesta cabe mencionar que no todas logran buen resultado, pero una de ellas que si lo ha logrado han sido los maestros de Deep Purple. Así que éste álbum ésta bien logrado para mí. Gran entrada King

    ResponderEliminar