viernes, 29 de agosto de 2014

Thunder - Laughing on Judgement Day (EMI, 1992)


En este álbum de Thunder hay una inscripción que dice: para disfrutar este disco en auténtico estéreo nuestros ingenieros recomiendan que salgas y compres otra copia. Sin llegar a esta duplicidad, una gran colección de canciones como esta no puede faltar en ninguna estantería roquera, en vinilo, en cedé, en digital, en fin, cada uno como pueda o quiera.

La banda británica había debutado con exitazo a comienzas de la década tras años de dar botes por los garitos del Reino Unido. Llegaron a Donington en el verano del 90 como invitados y se lo comieron todo. Tras girar sin descanso, se metieron en el estudio con Andy Taylor (Duran Duran), quien había producido su debut, y tras varias semanas de duro trabajo eligieron catorce temas para conformar este artefacto de rock atemporal. Porque esto es Thunder en Laughing in Judgement Day, una mezcla de rock ochentero con una bestial base de blues y un conocimiento profundo de los clásicos del hard de décadas anteriores. Entre estos tres pivotes se mueven las canciones que estos cinco colegas se marcaron: Luke Morley y Ben Mathews a las guitarras, Danny Bowes a la voz, Harry James, batería, y Snake al bajo.



Los temas hard se llevan la palma. Everybody wants herLaughing on Judgement Day, por ejemplo, combinan un buen riff melódico con pasajes solistas interesantes, una buena batería y esa particular forma de Bowes para dejar su voz al borde de la rotura sin perder la melodía. Igual podríamos decir de Today the world stopped turning (algo más floja a pesar de un soberbio inicio y estribillo), Fire to ice (pedazo de riff) o Flawed to perfection (quizá la más americanizada de todas). Y enorme el cierre con Baby I'll be gone, hard rock blues de guitarras interpretado con cojones.

En cuanto a las baladas, sin duda Empty city gana por su ambición, por su profundo sentimiento, por su ejecución. No se quedan atrás A better man, quizá de mis favoritas, con una armónica muy bien metida y arreglos vocales de primera o Low life in high places.

La edición en vinilo es la original de EMI, editada en 1992. Álbum doble, con una carpeta muy bien trabajada a cargo del genio Storm Thorgerson: imágenes oníricas marca de la casa. Los dos vinilos vienen en fundas de papel con las letras correspondientes y los créditos y agradecimientos. Un buen paquete en una época en la que el cedé se comía el mercado del vinilo descaradamente y ya comenzaba a ser raro el cuidado por el formato grande. Una pequeña joya por fuera y por dentro.

Pasad buen fin de semana y disfrutad de este pedazo de banda.


Thunder - Everybody wants her



Thunder - Low life in high places



Thunder - Feeding the flame




4 comentarios:

  1. Genial segundo disco de Thunder, uno de esos grupos que han quedado relegados a un injusto segundo plano y que poseen una calidad fuera de toda duda. Precisamente estos dias estoy preparando un FFVinilo con su disco debut, que lo tengo en vinilo. Este Judegement lo tengo en Cd y, como bien dices, es un must off en cualquiera discoteca rockera que se precie. Buena entrada y , por primera vez, Thunder entran en el blog...ya era hora!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Pues que no tarde ese vinilo! Thunder, como tantos otros, deben estar en este blog. Los dos primeros discos fueron una pasada, el siguiente aguantó el tipo y luego altibajos. Este álbum lo adoro. Un saludo.

      Eliminar
  2. Nunca me dijeron nada los Thunder... excepto por este pedazo de disco. Sigo buscándolo en las ferias vinílicas a las que asisto. Quizás algún día... :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Suerte en la búsqueda, no es raro de encontrar aunque hay que regatear para tenerlo a buen precio si está en buen estado. Precioso, merece la pena tenerlo en este formato. Un saludo.

      Eliminar