viernes, 2 de octubre de 2015

Rock’n’roll - Motörhead (1987)


Amigos, el viernes pasado hablé en ZRS de uno de los mejores álbumes de la discografía de Motörhead, al menos de su época contemporánea. Hoy, en este espacio, escojo de nuevo a los de Londres para comentar mi vinilo de esta quincena, un Rock’n’roll que a mi me gusta mucho pero al que nadie, ni la propia banda, tiene en consideración. Y es que este álbum que supuso el regreso de Philty Animal Taylor a la banda ha sido vilipendiado ampliamente tanto por la prensa como por el mismísimo Lemmy. Sin embargo, Dogs, Traitor o Stone deaf forever son temas que los Motörhead han acostumbrado a tocar en directo y otros como el propio tema título, The wolf o Blackheart me encantan. 


Y es que las guitarras de este disco –pese a que, en general, el sonido del álbum es bastante penoso– son estupendas, supongo que gracias a Phil porque por esa época, el pobre Würzel estaba totalmente ido la mayor parte del tiempo. También es cierto que cosas como All for you no es lo que uno espera de un disco de Lemmy y sus colegas, pero le tengo mucha simpatía a la cancioncilla porque precisamente es la que me hizo descubrir el álbum, cuando la escuché una noche de hace 28 años en una emisora de Mónaco que capté en onda larga con mi recordado radio-cassette-tocadiscos Philips stereo music centre 1131 que tantas alegrías me dio en la adolescencia. 


Pero dejemos a un lado las anécdotas del abuelo cebolleta. Con una estupenda portada de Joe Petagno y producido por Motörhead y Guy Bidmead para GWR en los Redwood studios y los Master rock studios, el elepé supuso un punto de inflexión en la historia del grupo que vio como en los Estados Unidos comenzaban a sonar en las radios mientras que en su país de origen eran criticados, como también había pasado con Def Leppard


Así pues, con Lemmy al bajo, voces y guitarra ocasional, Phil Campbell y Würzel a las guitarras y Phil Taylor a la batería –y la participación de Michael Palin de los Monty Python en un monólogo en el que pide al Señor la bendición para Motörhead y que la edición de Victoria Edicones Musicales, en un ejemplo más de la falta de respeto a los compradores españoles que algunas de nuestras discográficas tenían, no incluía– los Motör nos regalaron un álbum cuyo track list fue: 

A 
Rock’n’roll 
Eat the rich 
Blackheart 
Stone deaf in the U.S.A. 

B 
The wolf 
Traitor 
Dogs 
All for you 
Boogeyman 


Total, que pese a no ser el preferido de nadie, considero sinceramente a este Rock’n’roll como un clásico imprescindible de la discografía de la banda. Y como muestra, os acompaño una selección de los que –para mi gusto– son sus mejores canciones, incluyendo ese speech de Michael Palin







¡Feliz viernes! 
@KingPiltrafilla

7 comentarios:

  1. Cierto que este álbum no se encuentra entre los mejores de la banda ni para ellos mismos, pero yo también lo escuché mucho en su momento y hasta tuve una camiseta con esa portada que me encantaba. Lo estoy escuchando ahora mismo y recuerdo aquellos años... los cebolletas somos así, ja, ja. Buen recuerdo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al final, uno debe decidirse por lo que le emociona, sin pensar en si la crítica o los autores han quedado satisfechos. Y a mi, esta colección de canciones me gusta mucho. Saludos, amigo.

      Eliminar
    2. Eso es cierto. La música, sobre todo, es emoción: por eso me engancha tanto.

      Eliminar
  2. Una verdadera obra maestra como siempre de Lemmy y sus muchachos. Se disfruta mucho en sonido análogo éste trabajo el cual también tengo en vinilo
    Gran entrada King

    ResponderEliminar
  3. Uno de mis primeros vinilos de Motor y, por supuesto, de mis preferidos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya somos dos, aunque ni Campbell ni Lemmy estén demasiado de acuerdo jajaja

      Eliminar