viernes, 23 de enero de 2015

Cadena Perpetua – En el nombre de la Paz (1990 – Tropical)




Hoy os recomiendo la escucha de una de mis últimas adquisiciones.

En marzo del pasado año hacía lo propio con Agonía el segundo trabajo de los sevillanos CADENA PERPETUA, y me refería textualmente a su primer LP: “… En el nombre de la Paz es todo un clásico del metal español, convertido en un disco de culto muy buscado por aficionados y coleccionistas, entre ellos el menda, que lo buscó en su día sin éxito (cuando pillé el que hoy os comento) y que no está dispuesto a rascarse el bolsillo por las cantidades que piden hoy por él, y que no digo que no lo valga…

Lo que no dije en ese momento, quizás por miedo a equivocarme, es que tenía la intuición de que tarde o temprano caería a un precio razonable y en buen estado, como así ha sido.




Pese a que En el nombre de la Paz fue autoproducido, grabado (Estudios SONEX de Madrid) y editado con lo puesto, es decir sin un puto duro, deficiente sonido, escasa tirada, penosa distribución y ninguna publicidad, estamos ante un clásico del heavy español de nula repercusión, que con un mejor sonido y un cantante más contundente (que no ganas ni sentimiento) hubiera estado a la altura de los grandes trabajos de cualquier banda que ahora nos venga a la cabeza, pero que a lo largo de los años ha ido ganando enteros entre los metaleros. 

Como ya se dio cuenta de los avatares del grupo en la anterior entrada a la que arriba se ha hecho referencia, vamos directos al grano. Abre el vinilo “Dios de la destrucción” una potente composición que se va acelerando con su ejecución y en el que destacando su contundente batería. Sigue con la misma intensidad y una introducción muy a lo Sabbath el tema que da nombre al trabajo. “Van a por ti” es el tema más veloz del álbum, speed metal sin complejos con final operístico. Cierra la cara A “Fango y sudor”, todo un clásico con intro flamenca –una de las pocas concesiones a este estilo que hay en el disco- convertido en un himno de aliento a los jornaleros del campo, profesión que parece ser ejercía el padre de los hermanos Pipió fundadores de la banda. La guitarrera “Divagando” que abre la cara B da paso a “Encuentro con la muerte” a mi gusto el tema más conseguido y en el que brilla por igual toda la banda. Tras la antitaurina “Sangre en la arena” el punto y final lo pone “Hacia el fin de los tiempos” que aunque nace medio tiempo a golpe de solo de guitarra va incrementando su ritmo y potencia conforme avanza hacia su final apocalíptico.






Un muy buen álbum que aunque editado en 1990 tiene todos los ingredientes del heavy español de los primeros ochenta. Un trabajo hecho por unos auténticos currantes del rock que no contaron con los medios necesarios para triunfar pero que los suplieron a base de fuerza y de echarle ganas y muchas horas de carretera.

Felicidades a todos los toledanos en el día de su patrón y buen fin de semana a todos.


LAO C:
4. Fango y sudor

LAO P:
6. Encuentro con la muerte








2 comentarios:

  1. No tenía ni idea de ellos.
    He escuchado los dos temas que acompañas, y -tras ese inicio de acústica en Fango y Sudor- ha llegado a mi la vocecilla del tal Pipió (Pipiolo diría yo) provocando que me pasase a Encuentro con la muerte sin demora.
    El inicio es muy ochentero, una mezcla de los Maiden primerizos y sonido Bay Area de segunda fila. Interesante... hasta que el del micrófono aparece en el surco. Cadena Perpétua es a lo que condnaría yo a este pavo.
    En fin, una nueva entrada de tu completísima Enciclopedia Metalica Cañí con la que tanto aprendo y descubro. Feliz fin de semana, colega.

    ResponderEliminar
  2. Gracias de nuevo por comentar amigo. Pues nada que añadir, aún con todo un buen trabajo dentro del heavy patrio. Saludos.

    ResponderEliminar