viernes, 12 de julio de 2013

Alphonse Mouzon - Mind Transplant (Blue Note, 1975)

¡Menuda portada, bro! ¿Ya es primavera en El Corte Inglés?



Hola de nuevo mis queridos y queridas vinileros y vinileras:

Esta semana vamos a por un vinilo encuadrado en lo que se ha dado en llamar jazz-fusion y nada menos que de la mano que del gran baterista (o batería) estadounidense Alphonse Mouzon.
Mouzon no es un músico que entra dentro de los cánones normales, no es lo que se conoce como un músico nacido por, para y con la música, sino un chico de posibles que abandonó su carrera de medicina para dedicarse de pleno a una incipiente carrera musical. Y es que Alphonse no sólo tuvo a los mejores profesores, sino que una vez consolidado su nombre dentro del mundillo del jazz se codeó, como suele pasar en estos casos, también con los mejores.

De lleno en 'Mind Transplant'
Una muestra de ello es este 'Mind Transplant', su tercer álbum en solitario. Es uno de esos discos que creo que hubiese merecido más la pena verlo que escucharlo. Si escucharlo ya es una gozada, haber visto esas grabaciones con esos solos interminables de parte de cada uno de los componentes de la banda hubiese sido increíble.
De hecho, Alphonse demuestra sólo empezar los primeros surcos que va a por todas, y justamente con el tema que da nombre al disco 'Mind Transplant' se abre de forma frenética el mismo, con unos solos de infarto.
Alphonse está dispuesto a que perdamos el aliento y no tengamos descanso, y los temas se van desgranando con imparable maestría.
La segunda cara se abre con una comercial 'Hapiness Is Loving You', siendo el único tema con voz (del propio Alphonse) de todo el plástico el que le sigue, 'Some Of The Things People Do'.
Como curiosidad, todos los temas están compuestos por la hermana de Alphonse, Elvena Mouzon. La discográfica es nada menos que la prestigiosa Blue Note.

Músicos de lujo: Tommy Bolin (Deep Purple)
Y como no podía ser menos, en este disco se rodea de lo más granadito de la escena musical. En la aventura de 'Mind Transplant' le acompañan nada menos que los guitarristas Tommy Bolin (Deep Purple) y Lee Ritenour.
Alphone Mouzon lleva casi todo el peso del disco, a la batería, voces, teclados. Jay Graydon a las guitarras y teclados juanto a Jerry Peters. Henry Davis se hace cargo de los bajos.
Tanto Tommy Bolin como Lee Ritenour merecen casi una entrada aparte, cada uno de ellos una propia.
Lee Ritenour es un prestigioso guitarrista que, aparte de tener una dilatada carrera en solitario, suele acompañar en las grabaciones a músicos de la talla de George Benson.
Pero centrémonos un poco más en un tal vez desconocido Tommy Bolin: Tommy entró en 1975 a 'sustituir' a Ritchie Blackmore en Deep Purple. ¿Es realmente Ritchie Blackmore sustiuible?, os preguntaréis. Por un músico como Tommy Bolín, realmente sí.


Abajo, a la derecha, todo el elenco de músicos


Tommy entró de la mano de David Coverdale en la banda, y sólo grabó un disco con ellos 'Come Taste The Band', que dio a lugar a una calamitosa gira que fue suspendida precipitadamente, no sólo por los malos hábitos del guitarrista, que al final le llevaron a una muerte prematura con tan sólo 25 años, sino porque los más incondicionales de Blackmore no soportaban ver a otro que no fuese éste sobre el escenario 'suplantándole'. Eso le llevó a constantes abucheos por  parte del público y malestar general.

Perdonad que me extienda con Bolin en un disco de otro músico, pero al fallecer tan joven, son pocas las ocasiones que hay de escucharlo.
Esos incondicionales de Blackmore, el mismo que dijo en su día que Purple 'se estaba alejando del sonido original', ahora se viste mallas, y hace de juglar venido a menos de mano de su mujer Candice Night, y es que como se suele decir, pueden más dos ….. que dos carretas.

Desde aquí os conmino, gentes de buena fe, que oigáis esos sólos frenéticos, repletos de una sensibilidad y gustos exquisitos que Bolin destila en algunos de los temas de este vinilo, como en 'Carbon Dioxide', 'Golden Rainbows' o 'Nytroglycerin'.

En definitiva, un álbum digno de escucha, y aunque no os guste el jazz fusion, sólo por los músicos que trabajan en él, merecen ese esfuerzo. 
Alphonse está que se sale, y el trabajo, aunque puede ser de un estilo algo difícil de digerir, es de gran talla. Altamente recomendable.

Hasta la próxima semana. ¡A rockear!



Una pequeña muestra de lo que Alphonse es capaz de hacer

3 comentarios:

  1. Usted siempre con pequeñas joyitas semidesconocidas o desconocidas para mi.
    Pues portada y contraportada me encantan, en serio.
    Sin embargo, jazz fusion... buff.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Pues yo me apunto a escuchar el disco y a coger su recomendación. La portada y la contraportada se las regalo al King :D
    Saludos...

    ResponderEliminar
  3. Si señor siempre dando variedad al blog. Ni papa del menda pero parece un tío muy curtido en mil batallas.

    ResponderEliminar