viernes, 30 de septiembre de 2016

Tango – ¡¡Quiéreme o mátame!! (1991 - Espectacular)




Al coger la carpeta del álbum ¡¡Quiéreme o mátame!! de los madrileños TANGO, lo primero que me viene a la cabeza son las portadas del Sticky Fingers de los Stones, para mí la mejor de la historia, en la que Jose Dallesandro o Mick Jagger muestra paquete -aún no tengo claro quién-, y la del Too Fast For Love de los Mötley Crüe en la que Vice Neil hace lo propio enfundado en un ceñido pantalón de cuero.

Un poco más de curro en la portada y contraportada no hubiera venido nada mal. Lo de la rosita tiene tela…




A principios de los años 90, tras finiquitar ZERO, José Ángel Asensio forma TANGO con el objetivo de hacer hard rock al más puro estilo americano, aproximándose –volviendo a la portada-  más a la línea marcada por los angelinos, salvando las distancias, que al de sus satánicas majestades. Para ello invita al batería Luís García (Sobredosis, King Kong), al bajista Javier Rocaberti (Hamlet) y al cantante Agustín Fernández.

Con el currículum de esta gente la banda no podía sonar nada mal y, efectivamente, ¡¡Quiéreme o mátame!!, grabado en los estudios Talkback, se deja oír. Lástima que tras el lanzamiento al mercado del trabajo la banda se separa y a cada uno se enrolla en proyectos musicales dispares.

El vinilo comienza con un solo de batería con “Chicos malos”. Tras él,  ocho temas de manual. Rápidos riff y solos de guitarra, batería con enorme pegada que se dejan notar en todos los cortes y melodías pegadizas con estribillos, en los que corren a raudales sexo, alcohol y ruido de motor, para ser cantados en grupo de la manera más lúdica posible. Destacar también la excelente voz que Agustín moldea a su antojo al ritmo de cada composición.






“Quiéreme o mátame” o “Ginebra fría” son dos temas que dan buena muestra del estilo de los madrileños. Sólo en la ejecución del medio tiempo “Entre rosas y alcohol”, en el que aparecen esos toques bluseros que tanto gustan a José Ángel y cuya simpleza de letra y estribillo son de esos que corea todo el personal de pe a pa en los conciertos,  y de “Besando piedras” nos dan un respiro con algo de tranquilidad.

Otro disco y grupo desconocidos para el gran público, que merece ser aireados de vez en cuando para que no caigan en el olvido.

Buen fin de semana peña, es una orden.

@paco_delatorre
Revolution Rock N' Roll









2 comentarios:

  1. A los Zero ya los conocía pero a los TANGO no. La verdad es que, después de escucharlos me pregunto si esto es un álbum producido o una demo. Vaya sonido. Los coros de Entre rosas y alcohol son pueriles y la batería en general está al nivel de grandes hitos de la percusión como lo de Ulrich en St. Anger jajajaja
    En fin, que no digo que algunos grupos no deban ser aireados de tanto en tanto -y tu labor es encomiable en ese sentido, lo sabes-, pero a veces es mejor que algunos caigan en el olvido.
    Gato negro, gato negro. Glups. :)

    ResponderEliminar
  2. Pero cómo sois de exigentes los rockeros de las grandes ciudades jajajaja los de sitios más chiquititos somos bastante menos ;D Tienes toda la razón King en cuanto a la producción, lo hemos hablado muchas veces, pero tuvieron su oportunidad y lo intentaron. Por mi parte un trabajo digno que debe ser conocido para bien o para mal. Saludos man

    ResponderEliminar