viernes, 13 de junio de 2014

Deep Purple "Made In Europe" (1976)

La eterna y siempre entretenida discusión entre los fans de Deep Purple: “..y tú de que eres más, de MKII o de MKIII?”. Cuantas horas de disertaciones y conjeturas alrededor de este tema. La verdad es que la saga Purple es una de las más prolíficas del rock y de una calidad siempre fuera de toda duda. Personalmente nunca se por que formación decantarme, depende del día la verdad. Cuando suena Machine Head o In Rock afirmo rotundamente que la formación definitiva de Purple es la del MKII…pero el día que me da por pinchar Stormbringer Burn no puedo más que deshacerme en elogios ante los juegos vocales de Glenn Hughes y David Coverdale. Así pues, difícil elección, pero lo que esta claro es que somos los fans los que hemos salido ganando con tantas horas de buena música.

Tras la más que previsible separación definitiva del grupo en julio de 1976, con la formación MKIV (es decir con el malogrado Tommy Bolin a las guitarras), la discográfica EMI se puso en marcha rápidamente para sacar todo el rédito que pudiese del nombre Deep Purple.
Así pues, ese mismo año, EMI editó este Made In Europe de la formación MKIII, es decir: con Jon Lord a los teclados, David Coverdale a las voces, Glenn Hughes también a las voces y bajo, Ian Paice a la batería y Ritchie Blackmore a las guitarras.
Un directo grabado en tres fechas de la gira europea de 1975: Graz (Austria, 3 de abril de 1975), Saarbrucken (Alemania, 5 de abril de 1975) y Paris (Francia, 7 de abril de 1975) que incluye tan sólo 5 temas.

Burn es el tema que abre el disco. Tras el susurrante “rock’n’roll”  de CoverdaleBlackmore se lanza con uno de los riffs definitivos y más distintivos del MKIIIBurn es quizás el tema que mejor condensa toda la esencia de esta formación, donde las voces de Hughes Coverdale se complementan a la perfección. El solo clásico de Blackmore Lord es antológico. Mistreated es el momento estelar de Coverdale demostrando que, con su tono más sensual,  es el mejor de los interpretes para este exquisito tema. La guitarra de Blackmore suena aquí más mágica y sentida que nunca. Realmente el sonido Blackmore es único.
La rápida Lady Double Dealer cierra la primera cara.


Jon Lord se encarga de abrir la segunda cara del disco, con su mítica introducción a los teclados, intercalando fragmentos de música clásica y jugando con el público para dar paso a You Fool No One. Es en este tema donde Ian Paice aprovecha para lucirse con su solo de batería y Blackmore nos encandila con punteos elegantemente blusies. Una delicia.
El disco lo cierra otros de los temas emblema de esta formación: la poderosa Stormbringer.

Este Made In Europe es una buena muestra de lo que fueron Deep Purple con esta formación en directo, pero hubiesen merecido un doble disco con un concierto integro ya que cinco temas saben a muy poco. Cosas de las prisas de las discográficas para poder sacar el máximo de dinero posible de un grupo con un futuro incierto.
El nombre del disco además no ayuda mucho, ya que siempre se ha comparado injustamente este Made In Europe con el Made In Japan del MKII.


Afortunadamente para los fans de la saga Purple en 1996 se publicó el doble CD Made In Europe ( The Final Concerts)  donde se incluye el material casi completo de los tres directos de donde fueron extraídos los temas para este Made in Europe.

3 comentarios:

  1. Yo también soy depende delmomento de un Mark u otro Lo que se traduce en que soy Purplemaniaco. El otro día le dediqué una pequeña reseña en mi blog en la sección un disco un amigo.
    http://mentalparadise.wordpress.com/2014/06/07/deep-purple-made-in-europe/

    Por cierto, el título que has puesto, Made in Japan 1976, ha sido a proposito o un error :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ostras!! Un lápsus, sin duda...el Made In Japan está siempre presente como se puede ver!!. Ahora le doy un vistazo a tu reseña. Saludos!!

      Eliminar
  2. Muchas veces pongo el álbum Burn de estos tipos como mi favorito de Deep Purple. Otras lo dejo segundo, pero de ahí raro que baje. Este directo suena estupendo. Tengo por ahí un pirata de cierto concierto en California que tampoco está mal, aunque en cedé, que aquí no cabe. Una pena que estos tipos no siguieran juntos, pero Ritchie ya tenía claro que él iba de otro palo. Saludos.

    ResponderEliminar