viernes, 27 de septiembre de 2013

Britny Fox - Britny Fox - (CBS, 1988)


En el apogeo del hard rock ochentero, donde los éxitos de bandas como Motley Crüe o Whitesnake animaba a las compañías de discos a rebuscar cualquier cosa que se pudiera maquillar, Britny Fox  contó con la amistad de Cinderella: la banda de Tom Keifer hizo de celestina para que estos cuatro consiguieran un contrato con la CBS.

La banda la formaban "Dizzy" Dean Davidson como cantante, guitarrista y principal compositor, Michael Kelly Smith como guitarrista (anteriormente en Cinderella), Billy Childs al bajo y Johnny Dee a la batería (anteriormente en Waysted). De la producción se encargó John Jansen, ingeniero de largo historial (asistente de Eddie Kramer) y que también produjo discos para Cinderella o Bang Tango.

El álbum llegó a despachar un millón de copias y la banda se curró más de cien conciertos en año y medio. 


En 1989, deprisa y corriendo, se editó el recomendable Boys in heat. El amigo Dizzy decidió cambiar de aires y dejó a sus compañeros con la banda, quienes aguantaron un disco y un par de años más. La banda se ha juntado en varias ocasiones sin ningún éxito. Una lástima que no dieran más.

Si no eres asiduo del hard rock ochentero, el que se hizo famoso desde Sunset Blvd., no hagas caso de las pintas ni de los kilos de laca y maquillaje y escucha estas composiciones sencillas pero llenas de gancho.


El disco abre con un tema puro hair rock, Girlschool, una mezcla estupenda de melodía y ritmo, con letra y estribillo sencillos, mostrando la tónica del álbum. Fue el primer single. Después nos metemos en  Long way to love, con un trabajo de guitarra muy bueno y "Dizzy" en plena forma. Sigue Kick and fight una canción ganadora por su estupendo tempo y las armonías vocales. 
Britny Fox - Girlschool


La consabida balada que todo álbum de la época debía poseer se titula Save the week: canción romántica que combina la fuerza roquera con la miel necesaria para conseguir un temazo. El resto de canciones no desmerecen, sobre todo Fun in texas, con un toque blues curioso, la sencillez de Rock Revolution (¡qué pegada!) o la final Hold on. Mención a parte Gudbuy T'Jane, extraordinaria versión del tema de los Slade (y gracias a esto cotilleé por primera vez en la discografía de esta banda).

Britny Fox - Long way to love


Britny Fox - Save the week


En cuanto al vinilo, viene completo, con un buen acabado tanto en el plástico como en la carpeta (no está mal para finales de los ochenta, jeje). La funda interior contiene las letras y los créditos y una lista interminable de agradecimientos.
No me queda más que animaros a escuchar el disco y a disfrutar el fin de semana.

Long way to rock!!!

Britny Fox - Rock revolution


Britny Fox - Gudby T'Jane



8 comentarios:

  1. Lo siento pero no puedo compartir su respeto por esta banda. Y la cosa es subjetividad pura, lo sé, pero es que desde el principio me cayeron como el culo. Si Cinderella se bañaban en laca al principio de su carrera y ponían morritos, me salía una sonrisa en la cara. Por contra, los peinados y mohínes de Dizzy y Michael Kelly me ponían enfermo. Son unos Cinderella de segunda división, una mala copia. Michael y el batería formaban parte de los primerizos Cinderella que, por suerte y con buen criterio, los echaron al firmar su primer contrato. Es por eso que estos mediocres fueron ayudados por Keifer, como desagravio y nada más. El álbum suena... como todos los de la época -de hecho, el productor John Jansen era habitual de bandas de ese estilo- pero adolece, en mi opinión, de originalidad. La prueba es que Keifer and Co. se hicieron grandes y hoy son respetados, y a estos Britny, si te he visto no me acuerdo.
    Total, que aunque temas como el megaconocido Girlschool aún me hacen sentir cierta nostalgia, en conjunto no me interesan nada. Eso sí, caballero, la entrada curradísima, no se vaya a creer que no se lo reconozco, pero es que no puedo con elos, no puedo jajajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Joder, King, pues sí que les tiene manía para currarse un comentario de tamaño calibre. A mí el álbum me gusta mucho, también por motivos sentimentales, no se crea, pero estaban a la altura de muchos segunda fila... ¡Claro que no llega a Cinderella, Tesla y compañía! Pero me lo paso muy bien cada vez que lo pongo.
      Gracias por el comentario ¡Siempre es bueno un poco de crítica desconstructiva por aquí!

      Eliminar
    2. Jajajaja... ya me conoce. Y que conste que no le critico. Para gustos, colores, y uno tampoco es ejemplo de nada ¿eh?, pero he querido ser sincero y comentar lo gordos que me caían estos tipos, seguramente sin razón objetiva alguna. Pero eran unos putos losers jajajaja
      ¡Chínchate Michael, Tom lo consiguió y tú te comiste una mierda! jajajajaja

      Eliminar
  2. Jajaja, haya paz! Por suerte no todos tenemos los mismos gustos en todo, sino menudo coñazo! Por mi parte, éste es otro grupo que no conocía, así que aún no puedo opinar sobre ellos. Eso sí, comparto la opinión del King en una cosa, la entrada curradísima!

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si por estas cosas merece la pena participar en este blog. Descubres otros grupos, recuerdas cosas olvidadas, compartes opiniones y, siempre, hay muy buen rollo.

      Eliminar
  3. Vaya, con lo que ha dicho el sr. King se queda uno un poco a cuadros, como no entiendo mucho de estas lides (yo me quedé con los originales Whistesnake, UFO y cosas así), pues todo esto me queda a traspiés.
    La verdad es que me hace un poco de gracias ver a todos estos tipos con los pelos cardados y el aire tan glam que recogieron de Marc Bolan, aunque muchos ni lo supiesen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que todos son conscientes de su deuda con Bolan, Cooper, Bowie y compañía, aunque no todos lo reconocieran entonces.

      Eliminar