viernes, 26 de julio de 2013

Roderick Falconer - Victory In Rock City (United Artist, 1977)

Roderick Falconer,  ¿un visionario?

Hola de nuevo, mis queridos, queridas vinileros y vinileras.

La semana pasada no pude acudir a nuestro habitual cita del #FFVinilo, debido a que quería realizar esta entrada pero la cosa se me complicó: no hay versión en Cd ni en formato digital de este vinilo, por lo tanto me tuve que ocupar personalmente de digitalizar el mismo, no sin la buena ayuda de mi compañero de penurias musicales, Raül Sánchez.

Un clon de Bowie venido a menos
Este hombre de nombre pomposo fue un visto y no visto en el mundo del rock. Me llamó la atención un artículo que leí siendo muy jovencito, donde se hablaba de él como un clon de Bowie o algo parecido. Aparte de esto, parecía que lejos de crear álbumes conceptuales, la idea del músico era ser un concepto en si mismo, y crear una especie de nueva raza a través del rock, o algo parecido. Esto es algo evidente en sus títulos de los discos, sus temas y en el look que se gasta el personaje en cuestión, con mucha iconografía que recuerda en cierta manera a lo peor del III Reich.
Era de esperar, Bowie justamente se encontraba en su época berlinesa o alemana, muy influenciado por el arte alemán, sacando en ese mismo año sus discos 'Low', 'Heroes', y dos años después 'Lodger', con el que cerraría dicha trilogía.


Contraportada con el símbolo de una nueva era

Como buen fan del duque blanco, me hice con el vinilo, para ver de qué iba exactamente la cosa.

Al final no era para tanto, la voz y la imagen de Falconer distaban mucho de las de Bowie (estaría mucho más cerca Richard Butler de los Psychedelic Furs, entre otros), y las composiciones tampoco eran nada de otro mundo, se dejaban oír pero no eran de aquellos vinilos que sufrirían un desgaste inmisericorde por parte de la aguja del tocadiscos.

Una breve carrera musical
Y poco o nada se sabe del hombre en cuestión: En cuanto a su carrera discográfica, parece ser que sacó al mercado 7 Lp's, aunque en los datos que he podido encontrar sólo aparecen 5. Dos de ellos nada menos que en United Artist, uno es justamente el que os presento aquí. Por lo visto, en aquellas épocas la cosa para entrar en una gran discográfica debía ser más fácil, o las mentes pensantes de las mismas andaban ávidos de alguien que ofreciese buenos balances contables.
Las letras que anuncian una nueva era
El último disco del que se tiene constancia de Roderick es de 1984, una década en que muchos otras promesas del rock cayeron en desgracia, sus vídeos de entonces son infumables. Después de eso, se dedicaría al cine, la televisión y otra de sus grandes aficiones, tal vez la que más alegrías le ha dado: la poesía.
Actualmente sigue trabajando en esos proyectos en compañía de su hijo, Bruce A. Taylor, pero parece ser que el rock y sus delirios de grandeza de crear una gran raza aria del rock han quedado en el olvido.

El vinilo en cuestión
En cuanto al vinilo, se inicia con un rock pegadizo: 'Rock City', para seguirle con 'That's Not Normal' que me recuerda vagamente al famoso 'All The Young Dudes' que Bowie escribió para sus amigos Mott TheHopple –salvando las distancias–. Al final de la primera cara, otra canción para enaltecer el orgullo 'Empire Man'. Los temas se suceden sin pena ni gloria, llegando a la segunda cara, donde nos ofrece dos instrumentales: una segunda parte de 'Rock City' y 'Prologue' que enlaza con uno de los mejores temas del disco 'Victory', que cierra el círculo.


Depongan sus armas.
Les traigo buenas noticias hoy
(...)
Un nuevo amanecer está cerca
Aleja tu dinero
tu deuda está ya pagada
y vuestro tiempo es vuestro nuevamente
y sois libres de comenzar.
Creedme cuando le llamo Victoria
Y no debéis temer
cuando las trompetas suenen.

¿Tenía el mundo realmente en sus manos?
Como suele suceder en estos casos, este líder de una nueva raza orgullosa del rock, se rodea de grandes músicos: Bruce Gary (The Knack) a la batería; Reggie McBride al bajo, Jimmy Greenspoon (Three Dog Night), Michael Japp (Kiss, The Babys) o Patti Quatro a los coros (¿hermana de Suzi Quatro?). Vamos, que no se andaban con tonterías para lanzar a este americano a la fama. 
Sería interesante saber de qué iba exactamente el montaje que Rod Taylor (su verdadero nombre) tenía en mente con todas esas insignias y parafernalia paramilitar, en la carpeta aparece la responsable de los uniformes, así como el 'Ministro de Información' de lo que se supone que iba a ser un nuevo devenir del rock, pero ahora todo esto es historia y poco más. De todas formas, no seáis muy duros con el bueno de Falconer, y darle una oportunidad, aunque sea pequeña.

En fin, sólo deciros que esta será mi última entrada antes de las vacaciones, pero no suspiréis con sosiego, volveré en septiembre con fuerzas renovadas y con mucha más música y vinilos.

Buenas vacaciones a todos, y ¡a rockear!.





'Rock City'




'Rock City 2'

4 comentarios:

  1. ¿Roderick Falcoqué? Realmente, con usted no dejamos de aprender -al menos yo- y conocer cosas raras o poco habituales en este espacio más apegado a sonidos durillos. Le dedicaré una esccha a estos temillas. Saludos.

    ResponderEliminar
  2. ¡Cómo se nota cuando no escribes en el blog! Esto está lleno de heavies y roqueros de medio pelo, je je. Curioso tipo. La estética de este señor me da un poco de reparo y repeluzno, pero, como siempre, le echaré una oreja... ¡por si acaso!

    ResponderEliminar
  3. Virgen! Menudo personaje, jajaja. Primera noticia de su existencia, habrá que darle una oportunidad, a ver que tal suena.

    Saludos

    ResponderEliminar