viernes, 2 de noviembre de 2012

Judas Priest - Ram it down - 1988



Debo reconocer que las re-ediciones que Back on Black está haciendo del catálogo de Judas Priest me gustan mucho y no dudo en comprar las que no tenía en vinilo. Al llegar la edición de Ram it down no lo dudé. Ya tenía el vinilo pero sonaba tan mal... Y no porque lleve tanto tiempo dando vueltas en mi plato, si no porque la calidad sonora con que editaron esta obra no es digna de las canciones que contiene. La producción fue precipitada, la mezcla mala y el resultado final oscureció innecesariamente el conjunto: todo sonaba apretado, como metido en una caja de cerillas.
La remasterización hizo un buen favor a este álbum y la edición en doble vinilo le insufla aire a los temas. Ahora sí que merece la pena pinchar el vinilo y revivir cómo debió sonar desde el principio Ram it down.


Y además cuidan mucho los detalles. La carpeta doble contiene las letras además de los créditos. A mi me parece espectacular ese puño aplastando el planeta con esos tonos azules. A juego, los vinilos vienen teñidos en idéntico color.


Además de los temas originales contiene algunos extras: dos temas en directo. Aquí está el setlist.



Ram it Down se publicó en 1988 entre dos álbumes muy dispares: Turbo, con su sonido plagado de sintetizadores, y Painkiller, con el speed por bandera. Entre ambos, Ram it down suena a los Judas Priest más clásicos y robustos. Nació en realidad de los desechos de Turbo, que iba para doble (Twin turbo) y se quedó en sencillo; regrabaron lo que sobró y añadieron algunos temas nuevos en unos pocos días. Fue el último producido por Tom Allom y poco después abandonó la banda Dave Holland. Publicaron un único single, Johnny B. Goode, incluido en la banda sonora del mismo título.

Judas Priest - Johnny B. Goode



No vendió bien y nunca contó con el beneplácito de crítica y fans, ni siquiera la propia banda le tiene mucho aprecio. Para mí está a la altura de su historia, mejor que algunos sobrevalorados pero un poco por debajo de sus grandes clásicos.

Buen fin de semana roquero.

Judas Priest - Come and get it & I'm a rocker


Judas Priest - Ram it down



3 comentarios:

  1. Estoy de acuerdo con usted. No es de lo mejorcito que han hecho, pero tampoco es para despreciarlo.
    Aquí también hay sintetizadores, pero quizás no se notan tanto como en el Turbo.
    ¿Es acaso este álbum un batiburrillo de descartes del anterior y la puesta al día de ideas antiguas?, pues nosé, a lo mejor, pero la versión de Johnny B. Good es matadora, el tema título es una caña y a mi me encantan Blood Red Skies y Monsters of rock.

    Una fantástica entrada, amigo mío.

    ResponderEliminar
  2. Me encanta volver de vez en cuando a este álbum, le tengo cariño además de disfrutar como un enano con él. Gracias por el piropo.

    ResponderEliminar
  3. La edición si que es cojonuda, si, y ese vinilo azul acorde con los colores de la carpeta una pasada, para que luego digan de los cds... en fin. Búscaré esa edición, no lo dudes amigo. Nunca olvidaré la primera vez que los vi a los Judas en directo en el rockodromo, un día antes de irme a la milie, imaginad... El resto queda todo dicho en la entrada. Saludos

    ResponderEliminar