viernes, 24 de febrero de 2017

Guns n’Roses – G N’R Lies (1988 – Geffen)


Y después de publicar el viernes pasado en el blog de Frailas una reseña dedicada a los Velvet Revolver, hoy dedico a los Guns n’Roses originales este espacio con un vinilo de transición entre su aplastante debut de larga duración y los megalómanos Use your illusion. En realidad, este G N’R Lies (al que todos nos referimos como “el Lies”) es la suma de dos E.P que incluye el debut de la banda con Geffen records antes de ser lanzados al estrellato con el Appetite for destruction. Así pues, la primera cara de este disco contiene los cuatro temas del Live?!*@ like a suicide de 1986 pretendidamente autoeditados por la banda con el sello Uzi Suicide extraídos de una de sus apabullantes actuaciones en directo. Con los años se ha sabido que todo fue una operación de marketing, Uzi Suicide era un sello ficticio propiedad de Geffen records y se grabó en estudio. La segunda cara del álbum contenía cuatro temas acústicos –tres de ellos inéditos– grabados entre los Rumbo studios, los Take One y los Image recording studios con producción de Mike Clink y el mismo grupo. 


La formación de la banda que encontramos en este elepé es la clásica de Axl Rose a las voces y piano, Slash a las guitarras y coros, Izzy Stradlin a las guitarras y coros, Duff McKagan al bajo y voces y Steven Adler a la batería, coros y percusión. En la cara B encontramos también las aportaciones a la percusión de músicos amigos como Howard Teman o el malogrado West Arkeen, coautor de diversos títulos de la banda. 


Con una portada diseñada por Deborah Norcross sobre una idea de la banda y con el regalo de una lámina de adhesivos, este G N’R Lies tenía el siguiente track list

A 
Reckless life 
Nice boys 
Move to the city 
Mama kin 

B 
Patience 
Used to love her 
You’re crazy 
One in a million 


El primer tema es una estupenda Reckless life que posee el sonido de la banda que en aquel momento era toda una sensación mundial y cuyas raíces están en Hollywood Rose, el grupo del que provenían todos ellos excepto McKagan. La misma energía destila Nice boys, original de los australianos Rose Tattoo, otro exponente del repertorio que como Hollywood Rose al principio y posteriormente ya como Guns n’Roses ofrecían estos tipos a su audiencia angelina. Move to the city es otra fantástica muestra de puro hard rock sleazy y Mama kin no necesita presentación. Aquí, la banda nos ofrece una nueva versión –esta vez de los bostonianos Aerosmith– ejecutada con respeto y solvencia. Pese a todo, me quedo con la original. 

En la cara B encontramos cuatro temas acústicos que en realidad fueron los culpables de convertir el disco en un éxito internacional a remolque de su predecesor, sobre todo gracias a Patience, una estupenda canción con un gran solo de Slash. Sin embargo, el tono general de las cuatro canciones es muy similar por lo que ninguna destaca demasiado sobre la otra. Used to lover her es más festiva y alegre, You’re crazy es una versión en acústico de la grabada para el Appetite y aunque al parecer esta fue la forma en la que fue concebida originalmente, yo prefiero la del álbum de debut. Finaliza el disco con mi preferida, una One in a million que no es del todo acústica –otra trampa– pero se les perdona. 


Total, que si no lo habéis escuchado, cosa que dudo, hoy es una buena ocasión para hacerlo. 


¡Feliz viernes! 
@KingPiltrafilla

No hay comentarios:

Publicar un comentario