viernes, 17 de junio de 2016

Sangre Azul - Cuerpo a cuerpo (Hispavox - 1988)




Esta semana, por una casualidad, he rescatado este "Cuerpo a cuerpo" de Sangre Azul que tan buenos ratos me hizo pasar en mi adolescencia. De hecho, este fin de semana voy a quedar con la chavalería de aquellos años, quedada culpa de mi re-escucha de las canciones de este vinilo. No estarán todos, pero los que han podido cambiar sus planes se van a encontrar con un "revival" ochentero en toda regla. 

El vinilo, como creo que se observa en la foto, está muy machacado. Era objeto de deseo e iba de fiesta en fiesta y de mano en mano y no salió muy bien parado de una de mis mudanzas. Aún suena bien y conserva el encarte interior con las letras.

Del contenido del álbum ya di cuenta en mi blog rockologia.com y por si a alguien le interesa qué pienso, más o menos, corte a corte, aquí os pego lo que allí dejé dicho.

La banda madrileña Sangre Azul grabó este álbum en los estudios Mediterráneo de Ibiza en Marzo de 1988, a las órdenes de Steve Taylor y Dennis Herman, clave en el excelente sonido y la mezcla “made in usa”. Porque, al fin y al cabo, la compañía Hispavox quiso fabricar con Cuerpo a cuerpo una copia del sonido (y la imagen) Bon Jovi/Whitesnake que arrasaba por entonces en las listas de ventas de este país (y de medio mundo). Y lo lograron, desde luego. Contaban con buenas composiciones, con un cantante, Tony, más que solvente y con dos guitarristas, el mismísimo Carlos Raya y J.A. Martín, inspirados, elegantes y técnicos. Le pones una buena base rítmica, con Luis Santurde a la batería y Julio Díaz al bajo, y lo completas con un teclista de primera, Miguel Ángel Collado, y es difícil que el producto final no sea bueno. Bien es cierto que hay canciones mejores que otras, aunque, como siempre, eso es cuestión de gustos.



La pareja que abre el álbum, No eres nadie y Cuerpo a cuerpo, son dos trallazos complementarios. El primero, sobre el abandono de la chica mentirosa que no nos corresponde; el segundo, canción libertina sobre el ligue de bar. En Cuerpo a cuerpo domina el riff de guitarras y la labor de Tony, entregado al papel de ligón. También el riff inicial de Nacido para ganar, que se repite en la parte central, es lo mejor de la canción. Dueño y señor, una de mis favoritas por su letra lamentando la pérdida del que nunca tuvo nada, juega con ese teclado en todo el estribillo, fácil de recordar y sencillo, y un solo a dos guitarras cortito y trabajado. En un segundo nivel, ojito, pero nivelazo, se pega Si tú te vas, con una base buena pero un puente/estribillo algo previsibles.

La antigua cara B comenzaba con otra de las joyas de este disco, Mil y una noches, tremenda construcción, hard rock melódico de manual, interpretación, arreglos y melodía, qué más pedir. En Noche de acción tenemos una canción del cantante que va de concierto en concierto (“otra noche, otra ciudad”) burlando la ley y el destino para tener una noche de acción; estribillo molón y buen solo. Síguelo es muy simple, con un coro que marca y dirige el tema y una letra ensalzando las vivencias del rocanrol: surgiendo de algún lugar escuchas su voz tan especial; puente y estribillo para cantar a toda voz, con cierto tufillo Dokken. Y, cómo no, en Dame tu amor tenemos al rompecorazones, con toques Whitesnake, en la que se pide a la mujer deseada que nos dé una noche, no más, que “no soy hombre de una mujer”. Cierra el álbum Alejandría, un instrumental, un temazo.

A darle al play un rato y pasad buen fin de semana...

Sangre Azul - Cuerpo a cuerpo


Sangre Azul - Mil y una noches


Sangre Azul - Dueño y señor




2 comentarios:

  1. A muchos grupos españoles les pasaba que, pese a tener ideas, la producción de sus álbumes era tan penosa que no consiguieron salir más allá de su barrio.
    En este caso se nota que había -algo de- pasta detrás del proyecto y el resultado fue de lo más aparente. Casualmente estuve a punto de comprarlo junto al prmero de Manzano en la última Feria del Disco a la que fui, pero estaban carillos para el penoso estado de conservación en que los encontré. Otra vez será. Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad, si están en buen estado se disparan de precio. Yo también tuve hace poco el de Manzano, en buen estado, pero caro, y no estoy para ciertos dispendios. Saludos de vuelta.

      Eliminar