viernes, 11 de marzo de 2016

XYZ (1989)




La técnica, científicamente demostrada y depuradísima. O eso creía yo.

Una vez sito frente a ese entrañable señor (tendría 30 años más aproximadamente) que regentaba nuestra querida y minúscula tienda de discos especializada en Hard Rock y Metal  y seleccionado el vinilo del mes (no había pasta para más), escuchábamos atentamente la primera pista hasta el estribillo, normalmente un bombazo y seguidamente y expectantes, la segunda. Si ese segundo tema estaba a la altura del primero, dónde se dejaban la piel muchos grupos para atraer tu atención, el disco había superado la prueba del polígrafo y pasaba a engrosar las filas de nuestra discografía.
Como bien suponéis terminé estudiando letras mixtas ya que las ciencias nunca fueron lo mío, pero he de reconocer que pocas veces me falló mi fórmula mágica.
Maggy” era la primera canción de este vinilo de 1989. Hard Rock Americano de primera, un riff machacón, un cantante exultante y un estribillo atrayente. Todo bien por ahora. “Inside Out” fue el segundo y el enamoramiento fue instantáneo.

XYZ apareció de la nada con una convincente publicidad y el apadrinamiento y producción del mismísimo Don Dokken. Puede que los seguidores de Dokken nos lanzáramos prestos a escuchar un grupo de las mismas características que aplacara nuestra sed de un disco por año, pero nos encontramos con unos músicos maduros, de tremenda personalidad que rompían con la monotonía que a veces te ofrecían Lynch, Dokken, Pilson y Brown.




Influencias de Whitesnake, “What keeps me loving you”, del Blues, “Follow the night”, baladas, “Souvenirs”, acústicas “After the rain” y sobre todo, riffs, riffs y más riffs, solos de guitarra punzantes y de gusto supremo a cargo de Marc Richard Diglio, “Tied up”, “Come on n´ love me”, “Nice day to die” y la voz incomparable de Terry Ilous, ahora con Great White, y que es el único miembro del grupo que sigue en activo.

Una buena edición del sello Enigma y una portada, como mínimo original, para un vinilo que ya no encontraréis y que tiene uno de los mejores sonidos de mi humilde discografía.



3 comentarios:

  1. Ahora mismito comienzo a escucharlo. Realmente, suena a Don Dokken por todas partes.

    ResponderEliminar
  2. Buen aporte, compañero, unos tipos que nunca me llamaron la atención, más por la saturación de la época que por sus cualidades. Siempre es bueno que alguien ponga el dedo en estos grupos menos conocidos para conocerlos o reencontrarse con ellos. Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Me alegra que os hayáis animado. Es muy buen disco. El siguiente "Hungry" sigue a buen nivel y años después publicaron su último disco "Letter to God" más oscurillo y con JK Northrup en las guitarras. Un abrazo.

    ResponderEliminar