viernes, 14 de febrero de 2014

Bad Company - Bad Company - (Ariola 1974)


No tengo ninguna duda en señalar a Paul Rodgers como uno de los cantantes más carismáticos y particulares de la historia del rock, uno de mis favoritos, desde luego, y componente de dos bandas imprescindibles como Free o Bad Company (si hace falta recordamos su paso por Queen). Este primer álbum de Bad Company se fraguó en el otoño de 1973 de la unión de Paul y Simon Kirke (batería y compañero en Free) con Mick Ralphs (guitarrista tremendo que tocara en Mott the Hoople) y Boz Burrell (bajista, entre otros, de King Crimson).



Alcanzó el número uno en Estados Unidos y despachó un millón de copias en poco tiempo, gracias a dos singles tan exitosos como Can't get enough y Movin on (ambas compuestas por Ralphs). Desde entonces ha recibido cinco discos de platino en el mercado yanqui y se calcula que ha despachado otros tantos en el resto del planeta. Una burrada.

La banda contó con la ayuda de Ron Nevison en la grabación y las mezclas, que se hicieron en los estudios Headley Grange en Hampshire con la unidad móvil de Ronnie Lane. El artwork lo realizó Hypgnosis.

Los ocho cortes del disco son una maravillosa mezcla de rock y blues, tanto las roqueras Can´t get enough , Rock steady o Movin' on, como las más calmadas Seagull, Don't let me down o Bad company.

Todos los músicos dan un diez pero me fascina la manera de tocar de Ralphs, el modo en que mantiene el riff y la sencillez con la que se desliza por las melodías en sus solos. Rodgers, impresionante, tal vez su mejor trabajo. 

La edición que presento es la española de 1974 editada por Ariola, con funda gatefold. El vinilo se conserva muy bien y el interior me parece espectacular. Un vinilo al que tengo mucho cariño.

Buen fin de semana roquero...

Bad Company - Álbum completo



5 comentarios:

  1. Discazo, yo también creo que Rodgers es uno de los grandes vocalistas del rock, quizás un poco infravalorado. Lo vi con Queen, y teniendo en cuenta la complicada tarea creo que salió bastante bien parado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La historia con Queen siempre me rechinó un poco, pero tanto en Free como con Bad Company, incluso en algunas aventuras en solitario, completa una discografía impresionante.

      Eliminar
  2. Uno de mis discos de cabecera. Vinilo que, por cierto, se puede encontrar a muy buen precio. La peña no piensa como los que aquí hemos comentado. Ell@s se lo pierden.

    ResponderEliminar