sábado, 13 de octubre de 2012

Barney Kessel - Just Friends (Discophone, 1978)

Hola de nuevo, mis queridos vinileros y vinileras.

Bueno, ya veo que por aquí no se habla mucho de jazz, mal hecho, os daré un merecido tirón de orejas.
Y es que yo también era reacio a esa música de largas improvisaciones, donde cada miembro de la banda quedaba poseído por esas elucubraciones mentales que es la improvisación.

Pero después de mucho rock, y gracias a unos profesores que tuve me fueron adentrando poco a poco en el jazz. Ellos y este señor que ahora os presento, el gran Barney Kessel, un guitarrista como los hay pocos, muy influenciado por otro grande: Charlie Christian.
Un día encontré en una tienda de discos (sí, por entonces todavía existían tiendas físicas) un vinilo de Barney. Me impresionó la gigantesca Gibson que solía utilizar, que no era de caja, sino de cajón.
Gibson sacó incluso una guitarra signature con el nombre de Barney Kessel, que no tuvo excesivo éxito y que se fabricó desde 1961 hasta 1973, y que yo en ninguna foto o vídeo le he visto tocar con ella. 



El disco costaba 100 miserables pesetas, y sin conocer de qué iba la cosa, me lo llevé a casa, aunque no es el que os muestro aquí.
Y fue todo un descubrimiento, temas de jazz clásico tocados con gran genialidad, con un increíble fraseo y melodías creadas con sucesiones increíbles de acordes, un gran gusto al tocar, una técnica admirable. Me quedé asombrado
A partir de ahí, los vinilos de Barney Kessel fueron cayendo poco a poco, además, al ser un desconocido, siempre los encontraba a buen precio aunque eran difíciles de encontrar. 
Pocos guitarristas de jazz me han enganchado como Kessel (y he oído bastantes), tan sólo Django Reinhardt, George Benson (cuando no hace el hornera) y Al di Meola o Stanley Jordan, entre otros.

¿Que no te gusta el jazz? Pero te gusta la guitarra. Entonces este es tu hombre.
Por desgracia, Kessel falleció hace ya ocho años, una gran pérdida para el mundo del jazz y de la guitarra en particular.
Trabajó con mucha gente, pero es de destacar sus grabaciones con otro grande del jazz, el violinista Stéphane Grappelli.

Y por supuesto, este disco, grabado en directo en Estocolmo en 1973, y como solía hacer y ahora está de moda en el rock, eran un 'power trío': Kessel a la guitarra (se bastaba solito), y unos desconocidos Sture Nordin al contrabajo y Pelle Hultén a la batería. También hay un saxo y un pianista que tocan puntualmente que no aparecen en los créditos.

Tuve la suerte de verlo en directo, siendo yo muy jovencito en Barcelona, una vez más en formación de trío, quedé asombrado por su directo, un verdadero profesional, un estudioso de la guitarra y un músico de gran capacidad.
En fin, este disco contiene grandes estándares del jazz: 'Just Friends', 'Days Of Wine & Roses' o 'Samba'. Tan sólo 6 temas para un gran disco.

Os dejo con el gran Kessel interpretando con su trío otro clásico del jazz: 'Autumn Leaves'. 
Se me están poniendo los pelos como escarpias de escucharlo.

Hasta la próxima entrada. Un saludo.







2 comentarios:

  1. En su día escuché bastante jazz e incluso free jazz (que ya es el colmo) pero no conozco a este guitarrista, te agradezco el aporte.
    Aunque por aquí predominan los sonidos metálicos no está nada mal introducir otros géneros.

    ResponderEliminar
  2. Gracias a ti milestone, si te gusta la guitarra de jazz, seguro que este guitarrista te encantará.
    En breve realizaré otra entrada sobre este gran músico, ya que he encontrado el primer vinilo que compré de él, ¡y la entrada al concierto de la que hablo más arriba!
    Un saludo.

    ResponderEliminar