viernes, 7 de marzo de 2014

Ratt - Reach for the sky (WEA Atlantic - 1988)



A veces las casualidades en el microuniverso bloguero donde me muevo alcanzan niveles sorprendentes. Tenía preparado este vinilo de Ratt desde hace unos días y hoy mismo, en varios de esos blogs que sigo asiduamente, han comentado discos de bandas contemporáneas como Dokken y Great White. Y si ya llevaba la semana machacándome el coco, estas lecturas han añadido más gas a mi pensamiento. En aquellos años, pongamos desde los primeros ochenta hasta el cambio de década, surgió un movimiento de rock desde las calles y playas de Los Ángeles que se comió el mercado de Estados Unidos y, por extensión, de buena parte del planeta, consiguiendo imitadores en todos lados (algunos realmente increíbles). 


Bajo una  serie de etiquetas hetereogéneas, como glam metal, hair rock, pop metal, sleazy, o cualquiera que se les ocurriera a los plumillas o los vendedores de las multinacionales, se metieron grupos que en definitiva no hacían más que hard rock melódico (puro eighties). Cierto que algunos fueron productos prefabricados, como en cualquier década, que otros se metieron para hacer caja (como en cualquier época y lugar) y que algunos, como Ratt, desarrollaron una fabulosa carrera musical sin salirse un ápice de los márgenes del estilo. 


Desde 1983, con la publicación de su primer EP, hasta el Detonator de 1990 regalaron seis años de rocanrol lleno de overdubs, maquillaje, riffs hipercomerciales, armonías vocales imposibles, una base rítmica que te menea los dos pies y unas letras de usar y tirar deliciosas. 

En 1988, producido por Beau Hill y Mike Stone, grabaron en los A&M, The Record Plant y The Enterprise Studios diez canciones que conformaron este (no puedo dejar de recomendarlo que lo escuches) Reach for the sky

La banda la conformaban Stephen Pearcy a la voz, el gran Warren DeMartini en las guitarras solistas, su colega Robbin Crosby como segundo guitarrista, Juan Croucier al bajo y, al fin, el excelente batería Bobby Blotzer

Editaron dos singles: I want a woman, muy bacilona, con una buena guitarra, y Way Cool Jr, una de sus mejores canciones, muy al estilo Aerosmith. En el álbum encontramos temas de hard rock melódico muy conseguido, como City to city, Chain reaction o Don´t bite the hand that feeds, junto con baladas como I want to love you tonight. Buenas guitarras también en Bottom line, estribillos pegajosos en No surprise y un cantante en perfecto estado en la final What I´m after.

El vinilo que comparto hoy fue editado en España por Wea Records en 1988. Contiene una funda con foto y anagrama, sin letras, pero con los créditos del disco. La portada la realizó Gene Francois Povedim.

Un álbum perfecto para recordar los años en que un puñado de bandas conquistaron el mundo (de nuevo) con sexo, drogas, mucha laca y rocanrol. Buen fin de semana.

Ratt - Way Cool Jr


Ratt - I want a woman 



Ratt - Chain reaction




9 comentarios:

  1. RATT, dios mío, unos de mis ídolos. No sería este el álbum que más reivindicaría de ellos... pero es más que aceptable.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tampoco es mi favorito, pero, no sé porqué, me apetecía compartir este, quizá por la portada que, aunque onírica, me gusta. En cualquier caso, ¡hacía falta un vinilo de Ratt por aquí ya! Caerá algún otro.

      Eliminar
  2. Hacía años que no me acordaba de RATT, geniales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues dales una escucha, de vez en cuando hay que caer en los viejos vicios, ¿no?

      Eliminar
  3. No son plato de mi gusto pero "Round And Round" de su disco "Out of the Cellar" siempre estará entre mis preferidos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre he creído que Ratt, a pesar de su éxito, no han logrado el reconocimiento a lo largo del tiempo del que si disfrutan otras bandas coetáneas sin una discografía tan acertada. Pínchalos un par de veces y verás como entran.

      Eliminar
    2. Me compré dos de sus discos por sus portadas jajajaja, uno fue Out of the cellar donde aparece Tawny Kitaen la que fuera mujer de Coverdale y el otro Invasion Of Your Privacy, esa portada con la playmate de turno fue histórica. Más de una vez me he puesto con ellos pero salvo unos pocos temas no me llenan.

      Eliminar
  4. Buen recuerdo para aquella época. Tengo que reconocer que no era yo muy seguidor de este género,pero aún así cada vez que suena dan ganas de bailar...

    ResponderEliminar
  5. Jaja, muy bailón estás tú últimamente. Me alegro de alegrarte el rato con esta entrada.

    ResponderEliminar