viernes, 7 de marzo de 2014

Meat Loaf - Bat Out Of Hell - 1977

El 21 de octubre del pasado año, se cumplieron 36 años de “Bat Out Of Hell” el legendario primer disco de esa bestia que es Meat Loaf. Al igual  que “If You Want Blood, You´ve Got It” de AC/DC, o el “Destroyer” de Kiss, su portada me dejaba embelesado cada vez que acudía a la tienda de discos. Con semejante portada, obra del ilustrador Richard Corben, pensaba yo, ese disco tenía que guardar en su interior montañas de decibelios. Tardé en decidirme para hacerme con el, la sombra de Purple era demasiado alargada por aquel entonces pero ya habría tiempo de descubrir una de las obras indispensables de la música rock.


Ese día fue, el 7 de junio de 1983, y una vez la aguja comenzó a descifrar lo que se escondía entre  los surcos me di cuenta que ese disco era algo grande. No era heavy, que por entonces era lo que digerían mis oídos, pero sonaba con unas cotas de epicidad difícilmente equiparables a nada de lo que había escuchado hasta entonces.

Con más de 36 millones de copias vendidas hasta la fecha “Bat Out Of Hell” pertenece a ese selecto club de discos etiquetados como clásicos de obligada mención y escucha  para cualquier aficionado al rock.

Pero la historia de este disco va mucho más allá de las cifras de ventas, la calidad de sus composiciones, o la portentosa forma de cantar de Marvin Lee Aday verdadero nombre de Meat Loaf.

Junto a Jim Steinman, Marvin pasó cerca de dos años recorriendo las discográficas del Estados Unidos, tratando de ofrecer un producto que era rechazado sistemáticamente por los lumbreras de la industria musical.


Todd Rudgren un todo terreno de la música en los años setenta, productor, compositor y multiinstrumentista, se ofreció a grabarles cuando se enteró de que RCA había firmado contrato discografico con Steinman y el obeso cantante.  Roy Bittan y Max Weinberg, pianista y baterista de la E Street Band de Bruce Springsteen respectivamente, participaron en el álbum, además de otros miembros del grupo de Rundgren, llamado Utopia: Kasim Sultan, Roger Powell y Willie Wilcox. El mismo Rundgren tocó la guitarra en casi todos los pasajes de  ”Bat out of Hell”.

Pero resulto que el contrato con RCA fue una estrategia para conseguir que Rudgren les produjera. Tal acuerdo no existía. El disco estaba grabado pero no tenían compañía para ponerlo en la calle. Todd Rudgren había  pagado integra la producción del disco y otro miembro de E Street Band, Steve Van Zant, y el representante  David Sonenberg se pusieron en contacto con Cleveland International Records una subsidiaria de Epic Records, quien dio luz verde al proyecto.

Ruddgren mezcló el disco en una sola noche, y  Jimmy Iovine, quien había mezclado “Born to Run” de Springsteen, remezcló algunas de las canciones. La participación de músicos pertenecientes al entorno de el Boss, sirvió para que “Bat out of Hell” con frecuencia fuera comparado con la música de Bruce Springsteen, particularmente con el álbum “Born To Run” .

Siete canciones componen esta magna obra de las que la mayoría fueron singles de éxito No voy a diseccionar el disco canción a canción porque pienso que es de sobras conocido, pero si estáis pensando en descubrirlo, ahora es un buen momento. Un disco atemporal que bebe de muchas fuentes, y nos regala buenas dosis de épica, rock and roll y una producción influenciada por el llamado “muro de sonido” de Phil Spector.

Sin lugar a dudas, un disco que debería de estar en la estantería de cualquier aficionado a la buena música.

2 comentarios:

  1. El grandísimo Meat Loaf en su bombazo musical. El mejor disco. Una carrera irregular con algunos buenos álbumes (la segunda parte de este, Dead ringer, Couldn't have said it better) y otros prescindibles. Muy interesante tu entrada.

    ResponderEliminar
  2. Impresdindible en cualquier discografía rockera que se precie

    ResponderEliminar