viernes, 2 de junio de 2017

Black Sabbath - Sabbath Bloody Sabbath (1973)


"Los acordes de aquel quinto álbum de los británicos nacieron en un castillo de Gales, que fue el búnker que ‘protegió’ a la banda de aquellas drogas que ya los tenían consumidos, hasta tal punto que necesitaron aquel nuevo ambiente para que su inspiración volviera a florecer, en un enclave no exento de misterio, pues en ese castillo, y durante la grabación del álbum, se avistaron presencias fantasmales, incluso una estancia fue escenario de un inexplicable incendio. De esos ancestrales muros y sus secretos brotó otra piedra filosofal de un naciente género, otro pilar fundamental y legítimo de aquello que llamarían Heavy Metal"
ElPortalDelMetal





Hoy traigo el quinto album de estudio a Black Sabbath grabado a lo largo de 1973 en aquel castillo de Gales como cito ahí arriba con ese fragmento de El portal del Metal, y publicado el 3 de Diciembre de 1973, a diferencia de los 4 primeros discos de Black Sabbath este album va adentrándose aún más en el Heavy Metal con un sonido más rockanrollesco, menos oscuro y tétrico aunque la temática del album sigue tratando considerablemente el satanismo y presenta mucho más uso de sintetizadores y efectos de este tipo además de un amplio elenco de instrumentos como arpas, piano de cola, clavecín y musicos de sesión, es un album que se nota que es ya más cercano a mediados de los 70s pero sin perder en ningún momento la esencia de la banda sigue siendo psicodélico y más progresivo aún (Rick Wackeman teclista de Yes participa como músico de sesión). Los temas más sinfónicos e instrumentales como Fluff o Arquitecto de espiral son de lo mejor muy emotivos, astrales.. y los más duros pues vienen arrasado como siempre, en verdad es casi rock espacial con los sintex. Joder me ha gustado tanto la crítica de El portal del metal y esta tan completa que la voy a traer entera, añadiré lo que crea conveniente además hoy no me siento muy inspirado asi sí, la voy a traer: "El álbum es presentado por su homónimo, con un riff que hace historia por su carácter y corpulencia, poco usual en aquella era, erigiendo la escuela donde se forjasen los siguientes nombres ilustres del movimiento, aún todos por escribir en el códice sonoro de ese género por nacer. Esa simpleza y magia en el riff seguía siendo la eficaz fórmula del cuarteto inglés, creando ese denso oleaje clásico sobre el que siempre nadó la voz de la banda, aquel Ozzy Osbourne de tesituras tan propias, el Yin de un Yang de guitarras gruesas y ruda percusión. Sublime mixtura entre esa sentida melodía vocal y ese arrollador riff, que como los polos opuestos, se unen en especial magnetismo y eficaz resultado.

 
La portada diseñada por Drew Struzan nos muestra la cruda imagen de un hombre acostado sobre una cama teniendo una pesadilla o una visión de ser atacado por demonios en forma de humanos. La muerte le rodea en su lecho de sufrimiento con el número 666 (el número de la bestia) grabado de fondo. Las influencias del satanismo Laveyano, la lujuría y el pecado son más que obvias.


Esos calmos pasajes entre riff y riff son tan inesperados como exquisitos, hasta que Osbourne da paso al solo con ese rabioso ”You bastards!”, donde Iommi descarga la munición de ese arma de seis cuerdas que empuña, demostrando este zurdo que hasta con menos falanges que el resto de guitar heroes podía y puede regalarnos magia en tales laberintos pentatónicos, que se hacen más delirantes en cada vuelta de esa melodía del solo, que se va metamorfoseando a más histriónica y desgarrada. Tras ello, entramos en terrenos vírgenes donde décadas después el difunto Dimebag Darrell sembraría sus propios frutos para aquel llamado Groove Metal que con Pantera creó para ‘reinventar el acero’ en la aurora de los ’90, con su gran repercusión posterior. Esa parte mencionada, con su colosal marcha de tanque, es uno de los momentos más visionarios y por ello heavies de todo el álbum.

En la crítica que hice de More de Pink Floyd mencione este album y es que al igual que more es más nihilista sobretodo en el aspecto romántico que todo porque temas como Sabbra Cababra hablan de eso, me recuerda mucho al filme más allá del bien y del mal, además de una especie de mezcla con la escena final de 2001 odisea en el espacio jajaja.
(Es el album completo que estaba en youtube y también en Vimeo pero lo borraron por copyright y ya solo esta en nuestra página de musica de alto riesgo, es un video especial porque lleva un efecto psicodélico sobre la carátula).


Con su propia personalidad y carisma aparece el segundo corte. El riff/melodía base de A National Acrobat se desenvuelve fluido, con una seductora soltura, como vacilándonos en sus sinuosos andares con una ceja mas alta que la otra, con el mismo talante travieso y entrañable que aquella melodía base del Better By You, Better Than Me de Spooky Tooth (versionado por Judas Priest en su Stained Class del ‘78), pero siendo ésta de Sabbath rematada con unos ágiles ligados de notas muy expresivos que la hacen mágica, sobretodo cuando pasa a ser doblada por una segunda guitarra que entra en escena en otro tono más alto. La estructuración de este tema en su principio es sencilla, siendo el verso intercalado entre la melodía de marras sin ningún puente o estribillo que interrumpa ese bello diálogo texto/melodía del que esta última siempre tiene la misma respuesta, pero no cansa en absoluto. Y ese verso cuenta con una letra que vino a mostrar una vez más la grandiosa poesía de la banda y su pasión casi épica por lo cósmico, con ese revelador comienzo de ”Yo soy el mundo que esconde el secreto universal de todo tiempo”. Habla de la reencarnación.

Esa melodía base, como ya dije, no se hace pesada para nada, porque embelesa, se deja uno llevar por ella hasta donde sea, hasta que muere bajo el mazazo de ese crudo contraste, bordado con wah-wah, que marca un nuevo territorio en la canción, más oscuro y pesado, donde un colérico Ozzy exprime sus tonos más altos, condenando al oyente a entender y encarar su propia muerte por aquella inmortal voz que les habla, desde esa ventajosa altura existencial que tantos siglos conoció. Sin embargo, esta voz que ostenta el secreto universal, al final reconoce que aún sigue aprendiendo y que no sabe qué le deparará su próxima vida. Excelente letra, excelente música: Excelente canción.
Castillo de Clearwell, Deep purple también se pasaron una temporadita allí, se ve que es un castillo que lo alquilaban. "¿Te imaginas ver un atardecer en ese sitio, y luego te pegas un tiro porque ya no vas a ver nada más brutal que eso en tu vida" Luis del Oso xDDD

Tras ella llega la paz que exhala Fluff, un instrumental en acústico rociado por un delicado goteo de notas de teclado, como una calma que precede a la tempestad de Sabbra Cadabra, que es el tema que lo sigue con ese ritmo frenético y festivo, adornado por esas inspiradas melodías pentatónicas que sirven a modo de riffs, para luego atacar Ozzy Osbourne como él sabe hacer, empujando el tema con un desgarrado registro, la energía precisa que pide tan acelerado corte. La canción fluye ágil, hasta que su vigor toma asiento y sentimiento una vez cumplido su segundo minuto de vida, naciendo de él un arpegio eléctrico que da paso a la espectral psicodelia de los teclados, tocados por Rick Wakeman de Yes. Desde ese momento empieza un cálido y calmo pasaje animado por una base de bajo y piano que juguetea con el ritmo sincopado que marca Bill Ward, en una representación musical típica del Rock ‘N’ Roll de los ’50, donde aún sigue presente ese arpegio eléctrico inicial. Todo ello sirve de acompañamiento para un Ozzy que nos traslada desde la distancia su sentir con un añejo deje puramente rockero, arrancando su siguiente estrofa en un marcado mid tempo donde el bajo de Geezer Butler nos remueve el alma con sus maneras. El ejercicio se repite una vez más, hasta que todos se despiden de una forma más desenfadada, como en una amistosa jam que acaba trazando en su final ciertos tintes progresivos.

Esta es la carátula interior del album de 1973.


Killing Yourself To Live se adentra señorial en su riff hasta marcar el territorio de la voz con un trémulo y grave arpegio. Su humilde estructura verso/estribillo no oculta su magnificencia, hasta que ésta se muestra en todo su esplendor tras el segundo estribillo, donde el Madman prolonga y proyecta al cielo su último “Killing yourself to live” para con él abrirse un sendero de otro sabor y sentir, del que emerge al instante un majestuoso solo que se funde en nuestra alma para mecerla a su voluntad, acabando de comprender así lo que los tan católicos difundían de que esta música domina la almas… prefiero que me domine a no haberla conocido nunca.


Tras ese solo, que doblado muestra tras de sí una sombra distinta, encarnada por otra guitarra, y tras otra estrofa más, que aislada se presenta, entra un pasaje más movido pero que mantiene la elegancia y mesura dignas para presentar el otro gran detalle de Killing Yourself To Live, que no es otro que ese punteo que encuentra texto en un sincronizado dueto entre Ozzy y la guitarra de Iommi, ubicado tal momento en el lapso 3:16/26, que refiero aquí cual versículo bíblico por ser uno de los momentos más mágicos de este vibrante Sabbath Bloody Sabbath. Ya el desenlace del tema lo marca un pisotón de acelerador, más presto que en Sabbra Cadabra, descargando otra tanda de cantos coléricos de nuestro Ozzy al salvaje son de las guitarras, despidiendo así un tema muy completo, plagado de diferentes sentimientos que encuentran su parcela cada uno y sin desentonar. Magistral.

En Who Are You?, cantante y banda se plantan ante Dios y le preguntan: “En el nombre del Infierno, ¿quién eres tú?”. El autor de la letra aquí es Ozzy, siendo aquello una excepción hasta entonces en la banda, pues siempre fue Geezer Butler el letrista ‘oficial’. Nos encontramos ante una canción que deja en el banquillo a las guitarras para dar sumo protagonismo a los sintetizadores y teclados, en un tema que por su galáctica y a la vez funeraria parsimonia nos hace sumergir en ese viaje astral que hace a Ozzy visitar a Dios para el interrogatorio. Muy bellos pasajes de teclado en su ecuador, donde acaba empujando desde atrás un redoble de caja que hace más ceremonioso el momento, haciéndonos recordar a los brillantes Genesis de esa misma época. Rock Espacial sin duda, incluso con tintes medievales una belleza con Wakeman además al teclado sintex.

Looking For Today nos brinda un frondoso ritmo de caja y charles perpetrado por el genio Bill Ward, sobre el que se apoya cómodo un vivaz riff que acompañará al verso de Ozzy. Ese puente al estribillo, ornamentado por sutiles flautas, nos trae aromas progresivos, como fugados de la Corte del Rey Carmesí. E igual de progresivo es aquel episodio de múltiple personalidad que sufre la batería al final del tema, con esos redobles de timbales que viajan de altavoz en altavoz. Es un tema muy vitalicio, muy no se muy juvenil muy como si fuera compuesto para infastes de la época muy emotivo no se es genial demonios.

Un cristalino y cálido arpegio abre Spiral Architect, para después estallar el tema en acordes eléctricos al aire empujados por el siseante traqueteo del charles, viniendo a mi mente de nuevo esos Genesis con aquel despertar tan heavy que marcó el cenit de su The Musical Box cerca del cuarto minuto. El influjo progresivo parece definir la segunda mitad del álbum en detalles como éste, notándose el sendero que poco a poco tomó la banda, cada vez dejando más atrás la oscuridad que los concibió. Seguramente inspirado en las escaleras del castillo es en mi opinión el mejor tema del disco realmente bonito, fusiona lo sinfónico y lo progresivo de forma eficiente, con violines incluidos. La letra "habla de la época, del paso del tiempo y la tecnología" pero según Geezer Butler que compuso casi todos los temas en realidad es una analogía sobre drogas.

Este último tema camina entre algodones con un Ozzy que a veces parece cantar sonámbulo entre el mundo de sueños que teje la orquestal cuerda que emite el teclado, adentrándonos en esa fantasía hasta la pirueta final de esos teclados del de Yes, para despedirse el corte con un murmullo de olas y una calmada sesión de batería y bajo que se va desvaneciendo poco a poco como tragados ambos instrumentos por esa marea que se oye, dando fin a este ‘sangriento Sabbath’ que no fue tan fiero como fue pintado, pero sí tan ilustre y carismático como sus anteriores trabajos, y de una calidad indudable.

Aquel castillo galés contagió parte de su oscuro encanto y misterio a esta obra de los británicos, con una notable y ecléctica efervescencia en talante y espíritu que incluso parece delatar a la banda, pues da a entender que no pasaron el control antidoping pese a confinarse en aquel castillo, poblado éste por fantasmas y fenómenos que no se sabe si fueron más fruto de la alucinación lisérgica que de su mera naturaleza parapsicológica. Bien si se drogara la banda o no, o si invitara también a los fantasmas, el misterio que impregna el disco no se lo quita nadie, sumando a ello la calidad estrictamente musical que aportó este quinto trabajo de los de Birmingham, que tan genios fueron sobrios como ebrios, y tan grandes fueron desde las tinieblas como desde la luz.
Larga vida al Negro Sabbath." ElPortalDelMetal


Pistas 
A1 Sabbath Bloody Sabbath
Bass [Fuzz Bass] – Geezer*
Drums, Percussion – Bill*
Guitar – Tony*
Vocals – Ozzy*

A2 A National Acrobat
Bass – Geezer*
Drums, Percussion – Bill*
Guitar – Tony*
Vocals – Ozzy*

A3 Fluff
Acoustic Guitar, Steel Guitar, Piano, Harpsichord – Tony*
Bass – Geezer*

A4 Sabbra Cadabra
Bass – Geezer*
Drums, Percussion – Bill*
Guitar, Piano – Tony*
Piano, Synthesizer [Courtesy Of A & M Records] – Rick Wakeman
Vocals – Ozzy*

B1 Killing Yourself To Live
Bass – Geezer*
Drums, Percussion – Bill*
Guitar, Synthesizer – Tony*
Vocals, Synthesizer – Ozzy*

B2 Who Are You?
Drums, Timpani, Percussion – Bill*
Guitar, Piano – Tony*
Synthesizer, Mellotron, Bass [Fuzz] – Geezer*
Vocals, Synthesizer – Ozzy*
Me encanta el label este de vertigo, pocos discos lo tienen. Es un dibulo de
Roger Dean.

B3 Looking For Today
Bass [Hands] – Geezer*
Drums, Percussion [Hands] – Bill*
Electric Guitar, Acoustic Guitar, Flute, Handclaps [Organ / Hands] – Tony*
Vocals [Hands] – Ozzy*

B4 Spiral Architect
Arranged By – Black Sabbath, Will Malone*
Bass [Nose] – Geezer*
Conductor [Strings] – Will Malone*
Drums, Percussion, Timpani, Drum [Fuzz Bass] – Bill*
Electric Guitar, Acoustic Guitar, Bagpipes – Tony*
Strings – The Phantom Fiddlers
Vocals – Ozzy*

Compañías, etc.
Produced For – Excellency Productions
Published By – Essex Music International Ltd.
Pressed By – Phonodisc Ltd.
Lacquer Cut At – Phonodisc Ltd.

Esto es un videoclip oficial de la banda para la promo del disco, es genial.


Créditos
Arranged By – Black Sabbath
Coordinator [Coordination] – Mark Forster (2)
Design – Pacific Eye & Ear
Directed By [Direction] – Patrick Meehan
Engineer – Mike Butcher
Illustration – Drew Struzan
Photography By – Shepard Sherbell
Producer – Black Sabbath
Tape Op – Frank Silvagni, George Nicholson, Les Martin
Written-By – Black Sabbath

Formación / Line up
Ozzy Osbourne - Voz
Tony Iommi - Guitarra
Geezer Butler - Bajo
Bill Ward - Batería
(+ músicos de sesión)

Respecto al elepé es una reedición de 2016 vinilo coloreado 180 gram por 20€, se escucha bien aunque le falta quizás un poco de dinámica y algo más de agudos, lo malo que tienen algunos discos de vinilo es que si te pasas con la dinámica de las ondas y los surcos son de tamaños demasiado dispares puede salir volando la aguja jajajaja es una de las pocas ventajas que tiene lo digital, pero no deja de ser el sonido más real que hay de formato. Lo malo de estas reediciones es que no viene la caratula interior plegable ni la funda con las letras de los temas. Por cierto hay una parte que ya no recuerdo que me ha recordado a la bso del cazador, una de las partes instrumentales por unos segundos no se. Pillarlo original en España muy muy dificil puesto que aquí en España estaba prohibido Black Sabbath hasta diciembre del '75 por culpa de la puta iglesia católica y del régimen me cago en todos sus muertos. Las anécdotas personales con el album esta vez las omitimos xDD y eso es todo por hoy señores.
Cuidado con los enlaces que me parece que este album por lo que sea tiene fuerte copyright asi que Sangiento sábado si quereis conseguirl asi como otros albunes de la pagina.


Salurocks!!







Esta se la dedico a los más salidos de la comunidad del vinilo jajajaja

No hay comentarios:

Publicar un comentario