viernes, 4 de julio de 2014

"Seven Brides For Seven Brothers" - Original Motion Picture, 1954.


El próximo fin de semana me lo paso en Riaza, en el Huercasa Country Festival, esto quiere decir que el viernes que viene no habrá entrada vinilera por mi parte.
El festival es importante para mi, no solo porque allí estarán Corizonas, Wild Horses o The Jayhawks entre otros sobre el escenario, es que el pueblo es como una segunda casa para mi, tengo familia allí y además de la familia a la que se quiere y se extraña en los meses de distancia, y es por ello que además de escuchar y bailar un poco de country aprovecharemos para vivir momentos inolvidables como siempre han solido ser los vividos en la villa segoviana durante todas mis visitas a la familia desde niño.
Así que se prestaba la ocasión de traer algo de country por aquí, algo que huela a pan de centeno y mazorcas de maíz asadas y que tenga el dulce sabor del licor de zarzaparrilla, algo que se nos presente a lomos de un caballo ataviado con sombrero de cowboy y espuelas en polvorientas botas vaqueras.
Y tras dar un repaso por los vinilos, aparece entre el montón este que nos visita hoy, la banda sonora de "Siete Novias para Siete Hermanos" que dudo mucho que no hayáis visionado todos alguna vez disfrutándola como entiendo es imposible no hacer.
Exitazo total de taquilla en el año de su estreno, (1954) y tremendamente dirigida por el inigualable Stanley Donnen, contar la sinopsis de la misma se me antoja absurdo pues comodigo, doy por supuesto el conocimiento que del film todos tenéis.
La música es de Gene de Paul, gran músico del aquel Hollywood mítico y los textos de otro profesional de la industria el gran Johnny Mercer, y es que así era imposible fallar.
Los actores/cantantes que formaban el elenco estaba encabezado por Howard Keel que encarnaba a Adam Pontepee, se trataba de un cantante con un poderoso y hermoso instrumento vocal que se expandía en la cuerda de barítono, no tubo especial suerte en el cine pues MGM nunca lo tubo demasiado presente a la hora de darle ocupación en sus films mas ambiciosos, siendo esta cinta su mayor éxito.
Jane Powell encarna a su mujer en la película, Milly, actriz mucho mas presente en la pantalla que Keel cantaba  como un ángel y daba una imagen de dulzura y ternura inigualable, esta realmente impagable en esta cinta, además nos encontramos con actores y bailarines, frecuentes secundarios en los musicales de la época como Tommy Rall o Russ Tamblyn.
Musicalmente el álbum contiene los ocho temas que durante la película los protagonistas cantan y bailan, tremendos números de baile que deleitan con su ritmo, plástica y espectacularidad, y que es imposible no disfrutar gracias a su melodía, adecuidad al guión y al entorno y belleza de las voces en general.
Realmente no es country lo que se escucha en el disco, pero si una serie de bonitas piezas que cuentan con el atractivo de poseer un fuerte ascendente emocional, romántico y por momentos épico dentro de un entorno western.
Instrumentalmente, hablamos de la orquestación propia del genero, pasado por el tamiz del musical típico de la Metro, todo muy bien intencionado y por supuesto inofensivo, pues esto es señores: cine y música de vocación familiar.
Al que suscribe le gustan especialmente: "Lonesome Polecat" con un bonito juego de sonidos propios de las labores de una granja incrustándose en la instrumentación y melodía del tema, la brillante y bailable "Goin' Co'tin", la espectacular "Sobbin Women" y también las románticas y corales aunque un poco cursis: "June Bride" y "Spring, spring, spring".


El vinilo, que realmente es de mi hermano, lo compró hace un montón de años por medio de un famoso catálogo discográfico ya desaparecido pero de gran popularidad en los ochenta y parte de los noventa, pertenece a una colección llamada: "Hollywood Collection", de la que ocupa el volumen nº 22 y es una nota diferente dentro de mi discografia y además que me encanta, llevo escuchándolo toda la mañana y es un toque tierno para preparar la excursión country, este si será de verdad, de la semana que viene.
Os dejo con algún momento de la película coincidiendo por supuesto con las canciones...
Feliz Fin de Semana para todos.







2 comentarios:

  1. La verdad, me has dejado descolocado con el vinilo. No he visto esta película desde mis años imberbes y apenas la recuerdo. Debería recuperarla, supongo. Lo que sí te digo que voy a pinchar los enlaces para disfrutar de tu recomendación. Un abrazo y disfruta por Riaza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La película es una gozada tío siempre que la veas dentro del contexto de cine de entretenimiento pero con calidad, ojo, dirige Donnen, si te deshinibes es imposible no disfrutarla y pasar un rato genial, y las canciones jajajajaja...escuchalas
      Un abrazo, en Riaza disfrutaremos fijo.

      Eliminar