viernes, 27 de junio de 2014

Otis Redding - "The Best of...", 1980


¿Os imagináis a un tipo tan pedante como Addi contando historietas de la mili?, ¿Un sujeto tan estirado e intenso rememorando cuentos de soldaditos pasándolas canutas en el antiguo y ya olvidado servicio militar?, ¿Un tipo tan cool como este narrando vivencias de compañerismo humano y a ras de suelo forjado en garita y puticlub con ropajes de camuflaje?...imposible, ¡Pues os equivocáis!, hoy Addison viene con historia de la puta mili bajo el brazo.
Y es que en aquel lejano 1991, apenas contaba con 20 años nuestro patrón cuando ingreso una fría tarde de enero en un cuartel burgalés ya desaparecido con una bolsa con algo de ropa, unos billetes (pocos) y un bagaje musical a sus espaldas que era la recolección hecha desde la adolescencia de un huerto en el que destacaban las hierbas del primer rock patrio, los frutos de grupos de la movida que ya había entonces iniciado su desinflamiento, y algunas hortalizas germinando grupos internacionales, básicamente The Beatles y su entorno, The Smiths, Mike Oldfield, The Police y Sting, David Bowie y los recién incorporados The Rolling Stones y Bruce Springsteen, que llevaban poco en las meninges de Addi pero que se habían echo prácticamente con el control de todo en unos meses.
Ya se veía el interés creciente de nuestro jefe por la música anglosajona y así el David Bowie setentero había empezado a aparecer en el cuarto de Addi, feudo hasta entonces para "Tonights" y "Let's Dances"Bob Dylan dominaba con "Desire" y habían entrado fuerte The Doors con "Waiting For The Sun" en un casette de la coleccion de EMI: "Fama".

Según se exfumaba la adolescencia se esfumaron también grupos y cantantes de aquellos mediados de los ochenta que llenaron de hortera lírica estética el panorama en aquello que se llamó los nuevos románticos...casi ná.
En cuanto a la música negra empezaba ha hacerse un hueco en la excitable y esponjosa alma de Addi, una casette con clásicos del soul firmados por Sledge, Cook, Aretha, Wilson Pickett o Sam & Dave hacía de tónico que calmaba la inagotable sed de música del juvenil de Witt.
La mili supuso el encuentro con otros jóvenes, mayores y mas expertos que nuestro amigo, tubo suerte y contó con un compañero de camareta amante de Van Morrison y el blues, le introdujo en el mundo del de Belfast y le presento a Janis y a Tom Waits, un casette AGFA de 90 repleto de temas americanos le enseño que el el país del Tio Sam también se hacia música mas allá de las proclamas folk de Dylan y los trallazos rockeros de "Born in Usa".
Apareció ante sus oídos Tom Petty, Lynyrd skynyrd y Eagles, de los que solo conocía "Hotel California", del que tenia un casette que compró un sábado por la tarde y que le condeno a pasarse el fin de semana encerrado en casa, escuchándolo eso si, una vez tras otra.
Mientras desfilaba, limpiaba camaretas y pintaba hangares en un impresionante servicio a la patria, en casa se adquirió un equipo Hi-Fi, como se decía entonces y con tocadiscos, casi nada, empezaban a retirar los vinilos y en casa compraban un tocata....
Un chico de Burgos que normalmente oficiaba de compañero de patrulla de Addi en las guardias le pasó una cinta con canciones de Travelling Wilburys por una cara y Otis Reeding por la otra...¡que descubrimiento! conocía algún tema de Redding como "My Girl" en la versión de Temptations y "Doc Of The Bay" gracias a la película Top Gun que tanto e incomprensible éxito cosechó años antes.
Inmediatámente se convirtióo en el soulman favorito del joven, Ottis era otra cosa, aquella voz, aquella impostura entre glamourosa y silvestre en el fraseo, aquella humanidad...resumiendo, que descubrió a Ottis.

Justo empezaba el permiso de verano y en León pasando aquellos días que había que devorar antes de volver a la cuasi carcelaria vida cuartelaria decidió gastar algo de dinero en un disco de Redding, entro en la tienda de discos que había en la Calle Ancha leonesa y cuyo nombre no es posible a la entrada en años de la memoria de Addison recordar, y una vez dentro empezó a escrutar discos de soul...¿Que comprar?, había en torno a diez posibilidades, ante la ignorancia en cuanto a la calidad de cada uno de los vinilos que llenaban el armario y la no existencia de Internet para echar un cable se decidió por lo mas fácil...un grandes éxitos...así fue como llego este vinilo a manos de Addison y aún hoy sigue deleitando los amplis del equipo de nuestro amigo.
Se trata de un disco no demasiado agraciado en cuanto a la estética del envoltorio con doce temas que perféctamente se podrían considerar de tópicos pero, un grandes éxitos es eso ¿no?, perteneciente a una colección que sobre el soul lanzo Atlantic a principios de los ochenta y que rellenaba discos de clásicos del genero de sus mas celebres y exitosos himnos con la intención de hacer caja gracias a compradores que, como Addi, no saben a que atenerse.
Pero como son doce pepinazos de mucho cuidado, pues el disco ha girado en el plato de aquel cuarto de la casa de los De Witt como un millón de veces dotando al corazón de Addi de cientos de horas de alegría y emoción, confirmó el amor de este por Ottis y por el soul. y aunque no es el disco mas valioso que decora la colección de el hoy maduro Addison, si que es, en cuanto a soul, el mas querido por este, por recuerdos y por cuentas pendientes con él, pues el amor infinito que por el soul siente hoy nuestro compadre se debe en buena medida a la escucha una vez tras otra de este vinilo del cual no voy ha hacer valoración independiente de los temas, pues son tan grandes y famosos que poco o nada tengo que aportar a los mismos, eso si, os dejo fotos del artefacto y listado completo para mayor entendimiento por parte del lector de lo que digo.
El soul es grande, y si Ottis es quien lo interpreta un poco mas, os dejo con él como consejo de escucha para este fin de semana que espero disfrutéis.
Saludos.



A1Dock Of The Bay2:43
A2The Happy Song2:40
A3Amen3:20
A4I've Got Dream To Remember3:10
A5Fa - Fa - Fa - Fa3:39
A6My Girl2:54
B1Tramp3:01
B2Mr. Pittyful2:26
B3Hard To Handle2:18
B4I Can't Turn You Loose2:36
B5Try A Little Tenderness3:41
B6Daytripper2:54








4 comentarios:

  1. Vaya pedazo de entrada, no por el análisis o descripción del Grandes Éxitos -que brillan por su ausencia- sino por ese relato costumbrista nostálgico-viejuno con el que nos has deleitado. Me ha encantado leerte, aunque solo conozca de Otis sus do típicas/tópicas Dock of the bay y My girl. Saludos! :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues me alegro que te haya gustado, los temas son tan archiconocidos que me parecia absurdo decir nada de ellos, he preferido hacer de abuelo cebolleta (que me va mucho) y contar la historia del vinilo y de como llego a mi trayendo consigo el amor irremediable por el soul en quien subscribe.
      Saludos.

      Eliminar
  2. Yo de soul (aún) poco o nada, salvo temas sueltos por ahí. Esta entrada me recuerda que yo no tengo historias de la mili, por un lado, y, por otro, cómo algunos vinilos han dado cientos de vueltas durante años junto a nosotros y han viajado de casa en casa con una fidelidad asombrosa. Buena y nostálgica entrada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El soul es un ladron de razocinio, cuidado, como te atrape no te suelta y esatas perdido, si no tienes historias de la mili mejor.
      Hay vinilos que forman parte de nuestra biografia, son casi parte de nuestra anatomia sensitiva.
      Buen fin de semana.

      Eliminar