viernes, 11 de abril de 2014

Badlands - Voodoo Highway - 1991

Damos un salto en el tiempo y nos plantamos en 1991. El Heavy Metal como tal no estaba en sus mejores momentos. La aparición de diferentes estilos, o muy cañero o demasiado light, dentro del genero hizo peligrar el status de las grandes bandas de los 80, pero también nos hizo descubrir grandes grupos como este.

BADLANDS - VOODOO HIGHWAY - 1991


Foto-0073 (2)
Álbum enmarcado más bien dentro del Blues Rock, y con claras influencias del rock setentero, se nos presenta a una banda sorprendente con el gran Jake E. Lee a la guitarra. Si su trabajo fue más que sobresaliente en la banda de Ozzy, en este proyecto da rienda suelta a toda su creatividad y elegancia. Ray Gillen esta enorme, con una tesitura de voz que a mi me recuerda a David Coverdale, quizás no tanto en este álbum como en el anterior, lastima que el sida se lo llevara dos años después, si no, esta banda hubiera sido grande. Diferencias aparte yo particularmente los comparo con Mr Big. Grandes músicos, muy buenos discos, Badlands solo dos, y uno postumo, "Dusk" pero que nunca llegaron al gran publico. Otra banda de culto.
La mayoría se decanta por su debut, un enorme disco que puso muy alto el listón pero este "Voodoo Highway" es tan brillante como su primer disco y para eso estoy aquí, para reivindicar y redescubrir un enorme trabajo.
Pero vayamos por orden y por si alguien no conoce a esta superbanda, echemos la vista atrás.
En 1987 Jake E. Lee abandona la banda de Ozzy por diferencias personales (la eterna excusa) y tras charlar con Eric Singer en una fiesta después de un concierto de Gary Moore deciden montar una banda. Singer, un tipo que había estado en Black Sabbath y a las ordenes de Gary Moore en su banda solista, e incluso rechazó una oferta de The Cult para formar Badlands. Fue precisamente Singer quién le puso en contacto con el cantante Ray Gillen (ex - Blue Murder y Black Sabbath).
Creig Chaison a quién Lee conocía de las audiciones que Ozzy había hecho cuando el madman buscaba bajista para su banda es el elegido para pulsar las cuatro cuerdas.
Foto-0074 (2)En el apartado extramusical los roces entre Lee y Gillen casi dan al traste con este álbum. Eric Singer, finalmente fue expulsado y su sustituto fue Jeff Martin a quién ya conocíamos por su labor como cantante en Racer-X la banda de Paul Gilbert (otro día hablaremos de Mr Big). Las presiones del la discografica para que grabaran una versión de Vandenberg no dieron sus futos y los directivos  se cabrearon muchísimo. Finalmente la elegida fue la preciosa "Fire and Rain" de James Taylor. Entre tantas tensiones Ray Gillen abandonó el barco hastiado de todo y en un primer momento se pensó en una mujer, Debbie Holiday, para sustituirle pero al final el puto dinero marcó el camino y por diferencias económicas la tal Debbie rechazó la oferta con lo que el bueno de Ray volvió, gracias a Dios, al redil de Badlands.
Tras finalizar la gira por el Reino Unido, Gillen fue despedido oficialmente de la banda. Lee insistió en que la agrupación continuaría con el vocalista John West pero todo quedó en nada. Gillen entonces hizo una aparición en la banda del guitarrista George Lynch ex- Dokken en el disco "Sacred Groove". Más tarde formó  Sun Red Sun con el guitarrista Al Romano,  Mike Starr al bajo y el gran Bobby Rondinelli a los parches. Pero, justo cuando la nueva agrupación veía la luz, Gillen fue diagnosticado de SIDA
El 3 de diciembre de 1993, Gillen muere en su casa debido a complicaciones con el VIH que padecía.
En lo estrictamente musical, aquí podríamos aplicar la frase de que la excepción confirma la regla y que segundas partes a veces si son buenas.Y en este caso muy buena.
Aburrido como estaba de el clásico sonido Heavy Metal, que se ahogaba en su propia falta de imaginación y para nada interesado en las cada vez mas extremas tendencias de el Metal, este disco fue una bocanada de aire fresco que me hizo bucear en el más que interesante mundo del blues rock y los sonidos más melódicos. Canciones como "The Last Time", "Shine On", "Whiskey Dust" o "Voodoo Highway" son de las que te alegran el día. Y en estos tiempos que corren eso es algo que nos hace falta. Altamente recomendable.



2 comentarios:

  1. Otra gran banda que nunca llegó al gran público. Jake E. Lee es un guitarrista fenomenal, lástima que no cuajara en ningún sitio, hubiéramos disfrutado mucho. Este no lo tengo, le doy una completa escucha.

    ResponderEliminar
  2. No conocía este trabajo, pero tras leerte no me queda más que ir a por él y darle una oportunidad. Saludos master

    ResponderEliminar