viernes, 28 de marzo de 2014

Status Quo - Dogs of two head - 1971

Un punto importante en mi educación musical, fue el programa de televisión Aplauso, que todos los que pasamos de los cuarenta recordaremos. Allí descubrí a un grupo que me dejó pasmado y no solo por el boggie machacón que practicaban.

Status Quo, con sus lacias melenas y raídos vaqueros, representaban lo que yo quería ser. Un melenudo. Igual que Manolo García, que en una entrevista contestaba así a su interlocutor, ¨Yo de pequeño lo tenia muy claro, quería ser un melenudo como esos que salían en la tele y tocar la batería¨.

Al igual que AC/CD, Status Quo son un grupo que goza de la simpatía de muchos aficionados al heavy y pueden ser etiquetados sin rubor como auténticos.

Más allá de la infinidad de singles de éxito que a finales de los setenta y primeros ochenta hicieron de los Quo unos habituales tanto de  radio como de  televisión, capitaneados por  "Whatever You Want", la carrera de los británicos por entonces tenía ya bastante solera. 

En mi insaciable sed por buscar, descubrir y tener discos, discos y más discos, en un catálogo de Discolibro, algo así como el Circulo de Lectores descubrí este álbum que hoy nos ocupa. El solo nombre de Status Quo en la portada hizo que no me lo pensara dos veces, lo anoté en la hoja de pedido e impaciente esperé a que el cartero llamara dos veces y trajera bajo el brazo este

Dog Of Two Heads - Status Quo - 1971




Tras dos álbumes como fueron "Picturesque Matchstickable Messages From The Status Quo" en 1968 y "Spare Parts" en 1969 con un estilo y una orientación bastante Pop, y que poco o nada tenía que ver con sus intereses artísticos, Status Quo cambiaron los trajes y peinados psicodélicos de la época por desgastados vaqueros y largas melenas, cambiando su sonido hacía  un rock mucho más duro y cercano al boogie y el blues. El primer disparo en esa dirección fue el single "Down The Dustpipe" en el 70. El posterior álbum "Ma Kellys Greasy Spoon" publicado en ese mismo año, fue aún más certero y convincente, con sus múltiples guiños Hard-Rockeros. Finalmente, un año después, este sensacional "Dog Of Two Head" asentó el estilo de la banda y presentó definitivamente a Status Quo como una banda de puro Hard Rock. 

Legendarios como pocos, ni siquiera los aclamados Stones cuentan en su Inglaterra natal con 60 singles de éxito en su curriculum, algo de lo que pueden presumir Rossi y compañía.

Antecesor de "Piledriver" el primer gran éxito de  los Quo, en "Dog Of Two Head" nos encontramos con unas composiciones de largos desarrollos instrumentales, algo que lamentablemente no se volvería a repetir en la dilatada carrera del grupo, por lo que podríamos decir que este perro de dos cabezas es un disco único e irrepetible.

"Umleiting", con sus más de siete minutos nos muestran al duo Parfitt-Rossi en estado de gracia. "Something´s Going In My Head" sigue la estela de la anterior con pegadizas melodías y estribillos y punteos de los de quitar el hipo que a mi me recuerdan a los primeros trabajos de Rory Gallagher, quién ese mismo año publicó su primer trabajo.




Un furioso y pegadizo "Mean Girl", rockero donde los haya continua la fiesta guitarrera, y es que en este disco se destapan como nunca esta pareja de guitarristas que se han mantenido a la sombra de sus propias y pegadizas composiciones.

"Gerdundula" es una pequeña rareza acústica mitad country, mitad celta  que bien podría ser una canción tradicional pero una vez más está compuesta por el genio de Francis  Rossi.

Con "Railroad" volvemos a lo que mejor saben hacer los Quo, boogie machacón, marcamos el ritmo con el pie y el orgasmo guitarrero nos lleva hasta "Someone´s Learning" que se inicia con un sutil toque de guitarra para explotar a los pocos segundos. Atentos al minuto 3:20. Mi tema preferido del disco.

"Na, Na, Na" cierra el álbum, un tema que aparece a lo largo de todo el minutaje en  modo reprise.

Con todo "Dog Of Two Head" es una rara avis en la carrera de Status Quo lo que lo hace aún más interesante.  Curiosamente en la actualidad tocan  temas de este disco con una gran respuesta por parte del público. Un disco desconocido para muchos y que desde hace muchos años es otro de mis discos totales.

6 comentarios:

  1. Me encantan "Gerdundula" y "Umleitung". Hicieron que me gustaranporque hasta que las oí pensaba que eran poca cosa, sólo conocía los singles que se ponían machaconamente en la radio...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Caray Musa también por aquí, no si al final somos cuatro y bien avenidos. Pues si, las típicas canciones con que nos bombardeaban hicieron sombra a grandes obras. No obstante no reniego de Whatever you want y similares. Mi primer disco de los Quo fue Twelve Gold Bars, allá por 1980, una excelente recopilación que abarcaba precisamente hasta ese hit. Trenedo disco. altamente recomendable. Un saludo Molona.

      Eliminar
  2. Mi primera casette de Status Quo fue la de Whatever you want, pero luego eché para atrás con el If you can't stad the heat (mucho mejor). A saber dónde están ahora aquellas cintas :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya he comentado ahí arriba, en el otro comentario que mi primer discode los Quo fue Twelve Gold Bars. Temas como Down, Down, Paper plane o Rockin 'All Over the World me hicieron vibrar mucho tiempo. Habkando de cintas el otro día estuve ordenando mis viejas cintas, casi todas ellas grabaciones caseras, muy pocas originales, estas son generalmente las que te dejaban los amigos y luego nunca devolvías. Hoy no tengo donde escucharlas.

      Eliminar
  3. Status Quo los tengo algo abandonados, la verdad. Salvo una recopilación en vinilo y un par de casetes no he llegado a mucho más (y tampoco tengo donde escuchar las casetes, bien almacenadas en el trastero). Debo ponerme al día con esta banda y ya sé por dónde empezar...

    ResponderEliminar
  4. Yo no conozco gran cosa de Status Quo salvo las típicas canciones que pinchan en la radio y este disco me parece idóneo para empezar a escucharlos.

    ResponderEliminar