viernes, 8 de febrero de 2013

KISS - Lick it up - 1983



En 1983 Paul Stanley se encontraba en una encrucijada: por un lado estaba disgustado con las ventas del anterior Creatures of the night pero adoraba el sonido de ese trabajo. Paul creía que la banda debía dar un paso adelante para sobrevivir entre los jóvenes grupos que se habían impuesto en el mercado. Y su respuesta fue eliminar el maquillaje y huir hacia delante, es decir, repetir y amplificar los sonidos del Creatures.
En realidad, fue una apuesta arriesgada. Cuando salieron en el mes de octubre de 1983 sin maquillajes en la archipoderosa MTV estaban tirándose al vacío. Sin embargo, la cosa funcionó, en parte por la calidad musical de Lick it up, pero, sobre todo, por el impacto mediático de los Kiss desenmascarados y la paliza que la propia MTV dio con el primer vídeo.

Además de Paul Stanley, voz y guitarra, y Gene Simmons, bajo y voz, únicos supervivientes de la formación original, estaban en KISS entonces Eric Carr a la batería y Vinnie Vincent a la guitarra. Lo produjo Michael James Jackson en los Right Track Studios de Nueva York durante el verano de 1983. El álbum se publicó oficialmente en septiembre. 
Es el primer álbum desde 1974 en el que todos los temas están compuestos por miembros de KISS exclusivamente.


La única curiosidad que presenta el vinilo la encontramos en el logo de la banda. En lugar de las dos eses del rayo aparecen otras "cuadradas". La razón es simple pero curiosa. Cuando en 1973 el grupo diseñaba el logotipo archifamoso al único judío del grupo, Gene Simmons, se le ocurrió que llamaría mucho la atención y quedaba muy bien las dos eses famosas, símbolo de los Servicios Secretos nazis (las "ese-ese"). En algunos países de Europa, como Holanda o Alemania, cualquier símbolo que se refiera a esta ideología está prohibido, y la compañía de discos tuvo que modificarlo. El vinilo que yo tengo fue impreso en Holanda. El encarte interior viene con las letras y los créditos.



El vinilo suena muy bien. Básicamente hay dos tipos de canciones: en las que predomina el aire hard rock (And on the 8 day, Dance all over your face) y las que tiran hacia un heavy americano de la época (Gimme more, Fits like a globe, A million to one). Eric Carr hace un trabajo soberbio.



El álbum fue el mayor éxito desde Dinasty (llegó al platino en Estados Unidos) y permitió a KISS recuperar parte del público perdido en años anteriores. Las excelentes ventas en Europa (sobre todo en el Reino Unido) permitieron a la banda girar por el continente y hacer sus primeras paradas en España (Madrid, San Sebastián y Barcelona).





Buen fin de semana a toda la comunidad vinilera.



3 comentarios:

  1. Lick it up... ¿qué más se puede decir? Uno de los que más me gustan de la banda, un álbum enorme lleno de temas inolvidables. Son KISS amigos, y -al menos en esa época- nada malo se podía decir de ellos. Los que creen que quedan bien criticando las obras de esta banda demuestran no tener idea alguna. Otra cosa es ver como a partir del Carnival han dinamitado su carrera sin saber retirarse a tiempo o sonreír con algunas idas de olla como su película o experimentos como el comic de sangre, los condones Kiss, etc... pero estos tipos le pasean la mano por la cara a un buen número de bandas respetadas y adoradas por el mainstream que no les llegan ni a la suela de los zapatos. Esto era rock'n roll y espectáculo puro!
    Eso sí, ahora mismo... no opino igual del camino que han emprendido.
    Gran entrada, como siempre caballero.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, King. Uno de mis favoritos, sin duda.

    ResponderEliminar
  3. No sigo mucho a Kiss, pero viendo el primer vídeo tenían todas las de ganar: chicas guapas, tíos feos a reventar y rock. ¿Qué más se puede pedir?
    Por fortuna, volvieron a los maquillajes, porque la verdad, son feos de atar. :-)

    ResponderEliminar