viernes, 22 de febrero de 2013

Avalanch - El ángel caido (2001)


Muchas ganas tenía de escribir esta reseña, mayormente porque ésto querría decir que ya tendría en mi poder esta joyita. Y es que aunque en principio la fecha de salida del disco se anunció para el 30 de enero, finalmente se ha retrasado un poco. Pero bueno, vamos a lo importante, que es comentar el disco ("Yo he venido aquí a hablar de mi disco").

El Ángel Caído - Edición doble Vinilo Picture


La salida de este disco me pilló terminado el instituto, 17 añitos y descubriendo un mundo que se abría ante mí. Hacía unos años había conocido a grupos como Extremoduro o Rosendo, empezaba a escuchar algún disco de Helloween (no los Keepers) y alguna que otra cosilla, pero aún era un imberbe en lo que al metal se refería. Quizás fue el descubrimiento de Avalanch lo que funcionó como detonante para interesarme realmente por el rock y el metal, aunque con el paso de los años les fuera perdiéndola la pista. Aún así, no me podía resistir a conseguir esta edición en doble vinilo Picture Disc, además con cd de regalo.
El ángel caído supuso el tercer disco de estudio del grupo, y el segundo con Victor Garcia como vocalista (sin contar el directo "Días de gloria"). La producción y composición de todas las canciones fue realiza por  Alberto Rionda, que realiza una obra conceptual sobre el origen del ángel caído, así como de su relación con Dios y el hombre. Fue producido, grabado y mezclado en Bunker Estudios (Asturias), de nuevo por Alberto Rionda y Masterizado por Tim Young (Sex Pistols, Van Morrison, ...).
Fue el primer disco en el que participó Luis Royo como ilustrador, creador de la mítica portada del disco, y que volvió a participar con el grupo hasta el punto de crear en 2011 el disco - cómic Malefic Time: Apocalypse.
El disco llegó a publicitarse en televisión, con un anuncio protagonizado por Sergio Pazos (CQC).

Solamente se han realizado 500 ejemplares de esta edición en doble vinilo Picture Disc, con la portada del disco impresa directamente sobre el vinilo; y con carpeta desplegable con la ilustración de Luis Royo al completo. Quizá la única pega podría ser la falta de un libreto con letras, fotos o más ilustraciones tal y como contiene la edición en cd.

Formación:

  • Víctor García (voz)
  • Alberto Rionda (guitarra)
  • Roberto García (guitarra)
  • Francisco Fidalgo (bajo)
  • Iván Blanco (teclado)
  • Alberto Ardines (batería)
  • Coros: Víctor García, Iván Blanco, Alberto Rionda, Ramón Lage, Marcos Cabal y Leo.
  • Voz en "Las Ruinas del Edén, Acto II": Leo Jimenez
  • Soprano Lírica: Tina Gutiérrez
  • Percusiones: Omar Bouza y Edel Pérez

"Atrapado entre el cielo y el infierno. Sólo le queda la Tierra, pero tampoco allí le quieren..."
El disco abre con la instrumental "Hacia la luz", que funciona perfectamente como introducción tanto al disco como a "Tierra de nadie", segundo tema y uno de los más rápidos y contundentes del álbum. La intensidad sigue con el tema que da nombre al disco "El ángel caído", que nos muestra el origen de éste, un ser inconformista  que no entiende su situación y el por qué de su existencia.
"Y se repartieron la creación entre los más fuertes..."
El medio tiempo Xana, "un ánima del bosque herida de amor", según el libreto del disco, nos lleva a la que podríamos considerar la primera parte del disco, que cierra con la instrumental La buena nueva.
La segunda parte del disco, repleta de buenos temas, mantiene el rumbo ya marcado anteriormente, buenas letras, riffs y con una clara influencia del power metal europeo (Stratovarius, Sonata Arctica, Helloween, ...) Canciones como Levántate y andaDelirios de grandeza o Antojo de un Dios, se convirtieron rápidamente en clásicos para los fans de la banda.
Aunque, probablemente, el plato fuerte del disco llega al final, una manera perfecta de cerrarlo. Las Ruinas del Edén, tema dividido en tres partes, muestra el enfrentamiento directo entre Dios y el hombre, y se convierte a la vez, en un enfrentamiento entre dos de las voces más aclamadas del metal en esa época: Victor García interpretando el papel de Dios el Acto I y III; y Leo Jimenez (cantante de Saratoga en aquellos años) en el papel del Hombre en el Acto II.
    Avalanch3
  1. Hacia la luz
  2. Tierra de nadie
  3. El ángel caído
  4. Xana
  5. La buena nueva
  6. Levántate y anda
  7. Alma en pena
  8. Corazón negro
  9. Delirios de grandeza
  10. Antojo de un Dios
  11. El séptimo día
  12. Las ruinas del Edén: Acto I
  13. Las ruinas del Edén: Acto II
  14. Las ruinas del Edén: Acto III
  15. Santa Bárbara
Tras la gira de presentación del disco, el grupo se rompió Victor García fue  invitado a abandonar el grupo junto a Alberto Ardines debido a que ambos tenían un proyecto paralelo (Warcry), aunque también se ha hablado de choque de egos entre Victor y Rionda.
Por desgracia para mí, no pude ver a Avalanch antes de su separación, ya que no fue hasta 2003 que pude verlos en concierto en la gira de presentación de Los poetas han muerto, ya con Ramon Lage a la voz, lo que en parte supuso una gran decepción ya que, aunque éste me parece un buen cantante no lo asociaba a las canciones antiguas del grupo, por lo que no pude llegar a disfrutar realmente ninguna de las dos veces que los vi en concierto. Tras ésto le perdí la pista al grupo y centré mi atención en Ardines y Victor García que con Warcry dejaban caer alguna versión de Avalanch como Torquemada o Por mi libertad, ésta última compuesta por Victor.
Y para acabar, aquí os dejo el disco completo; a disfrutarlo!!
Salud y vinilos!

4 comentarios:

  1. Me pasa como con las bandas de las que habla Paco, reconozco sus nombres pero soy incapaz de tararear nada de ellos. Le daré una oportunidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que merece una escucha, aunque también es verdad que yo los escuchaba hace años y ahora no me llegan tanto, creo que es más el cariño que le tengo por tantos recuerdos que me traen; hoy en día, probablemente este disco me interesaría muy poco!

      Eliminar
  2. Espectacular el vinilo. Ya le había echado el ojo. Alberto Rionda hace un trabajo espectacular y solo por el artwork ya merece la pena tener esta joya. ¡Tremendo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo lo compré nada más enterarme que salía! Este disco significó mucho para mí en su época y tenía claro que tenía que estar en mi colección!!
      Un saludo

      Eliminar