sábado, 22 de diciembre de 2012

The Babys - Broken Heart (Chrysalis, 1978)

Portada con aspecto glam

Hola de nuevo, mis queridas/as vinileros/as:

Esta semana, si os parece, vamos con un poquito de rock, en esta ocasión con la banda británica The Babys, que tuvieron algo de renombre allá por finales de los 70, en plena estampida del glam rock, aunque tanto la portada del disco como el color salmón del mismo nos hace recordar las reminiscencias de ese look glam.
The Babys se pueden englobar dentro de las bandas llamadas AOR o 'Rock Orientado a Adultos', bandas que por su sonido no podían entrar en la categoría de 'heavys' ni en las de 'pop', quedando en un limbo complicado de definir. Eran bandas de fácil escucha, orientadas a un público joven, con un sonido y letras sin grandes pretensiones, pero resultonas a nivel comercial. 
De estas bandas podemos encontrar decenas sobre todo en los 80.

The Babys tuvieron una repercusión escasa, una vida corta con sólo 5 discos en su haber, aunque luego aparecieran rarezas e incluso algún directo, de forma póstuma.

La formación que nos ocupa en este disco está formada por John Waite a la voz y el bajo, Michael Corby a la guitarra rítmica y los teclados, Wally Stocker a la guitarra solista y Tony Brock a la batería, coros e incluso en este disco canta y toca el piano en el meloso tema 'Silver Dreams'.

Durante la grabación de su tercer Lp, parece ser que el guaperas Michael Corby fue 'invitado' por la discográfica Chrysalis a abandonar la banda con el beneplácito del resto, que grabarían solos lo que quedaba por hacer y llegaría una desafortunada reestructuración de la misma: Waite dejaría el bajo, pasando a manos de Ricky Phillips y en sustitución de Corby entró Jonathan Cain a la guitarra y teclados. Estos dos americanos metidos con calzador en esta banda inglesa no fueron el mejor bálsamo.

En esa desafortunada decisión, el sonido de la banda pasó a ser todavía más comercial, más radio-fórmula, no llegando a cuajar. Sólo dos discos más tarde, The Babys desaparecerían sin pena ni gloria.

¿Qué ha sido de ellos? La suerte ha sido desigual para sus miembros: Michael Corby dejó definitivamente la música tras su salida, aunque quedaron en su poder grabaciones, fotos y mucho material de la misma, tal y como se puede ver en su MySpace o en su canal de YouTube. El baterista Tony Brock siguió ligado a la música acompañando a gente como Rod Stewart, Roy Orbison o Elton John, realizando funciones en la actualidad como ingeniero de sonido y productor.

Mejor suerte corrió el resto de la banda, Waite, después de una incipiente carrera en solitario, formó junto con los americanos Phillips y Cain la superbanda Bad English. La aventura, a pesar de todo, sólo duró un par de años y Waite volvió de nuevo a su andadura en solitario.

Entre su salida de The Babys y la creación de Bad English, Waite dió un gran pelotazo con el tema 'Missing You' que lo colocó en el número 1 de las listas de éxitos. El tema, como podéis comprobar, es ñoño a más no poder, pero creo que es un offtopic interesante.




En definitiva, el disco suena redondo, como ha de ser en un grupo que se precie en pertenecer a la dudosa liga de los AOR, con un acertado acompañamiento orquestal en algunos de sus temas, como 'Wrong Or Right', una de mis preferidas. Otros suenan con algo de dureza contenida como 'And If You Could See Me Fly', que traen pequeñas reminiscencias zeppelianas, mientras que 'Broken Heart', que da nombre al disco, suena pegadiza y acertada.


Contraportada con créditos escuetos, pero donde lucen muy bien


El disco llegó a mis manos, porque The Babys aparecieron en la televisión de entonces (sí, en aquellos tiempos habían buenos programas de música), la pinta de guaperas dejó encandilados a mi hermana que lo compró rápidamente. El disco apareció en 1977, aunque esta es una edición de Ariola del 78, puede ser que fuese la primera que llegó a España.


Un disco fácil de escuchar, para oídos poco exigentes y que tiene un resultado más que digno, sin grandes aspavientos, resultón y sin compromisos. El edulcorado 'Isn't It Time' resultó ser todo un éxito, a pesar de que no parece encajar con el resto del vinilo.

Os dejo con el que es, para mi gusto, el mejor tema del disco, justamente el que lo abre, 'Wrong Or Right', así como el curioso vídeo de 'I'm Falling', donde podéis ver las pintas que se gastaban los chicos por la época. 

Que tengáis buenas fiestas. Nos leemos la próxima semana.












No hay comentarios:

Publicar un comentario